Bien, bien

Crítica a “Después de tantas penas”, de Ana Medrano

13647178_1638490936470529_662972877_o

 

Ilustración por Gemma Martínez que representa a Nicoleta, uno de los personajes fundamentales de “Después de tantas penas”

Título: Después de tantas penas
Autor: Ana Medrano
Género: Ficción contemporánea
Fecha de su composición: 2016
Edición: 1ª – Digital
Editorial: Autopublicado
Número de páginas: 292

Me incliné hacia ella y la besé ruidosamente, anhelando que no creciera nunca, que su confianza, espontaneidad e inquietud jamás fueran sustituidas por la indolencia, la inmediatez o la insatisfacción adultas.

Ana Medrano nace en Madrid (1965). Escritora, trabajadora y madre, decidió mudarse a la periferia para disfrutar de un ambiente más tranquilo que el que podía disfrutar en la ruidosa e imparable capital.

Destacada autora independiente por la calidad profesional y estética de sus ya tres obras publicadas, Medrano comenzó a sentir la presencia de las letras desde muy pequeña. Los primeros cuentos eran fruto de la explosión de imaginación puramente infantil: princesas, caballeros, dragones y pruebas que superar… Estas prematuras raíces literarias fueron expandiéndose dentro, hasta hacernos llegar la autora que conocemos hoy día.

Es la propia vida, la rutina del día a día, lo que influye más directamente en su creación artística. Pero, según sus propias declaraciones en diferentes entrevistas, lo que la ha llevado a convertirse en la autora de la saga Nena Castelao es la pasión insaciable por la lectura. De hecho, la escritora bebe de grandes influencias de distintos géneros y épocas: el teatro de Lope de Vega; las novelas de aventuras de Salgari, Verne o Dumas; la literatura británica que la inspiró especialmente durante los años que residió en Londres: Bernard Shaw, Jane Austen, las hermanas Bronte, Laurie Lee y los Durrell; sin olvidar a los autores latinoamericanos como Benedetti, García Márquez, Vargas Llosa, Allende o Cortázar.

Pero sin lugar a dudas cabe destacar al género negro, de suspense e intriga. Gran admiradora de las novelas policíacas y criminales, hay claras influencias de autores tan consagrados como P.D. James, Agatha Christie, Conan Doyle, Alicia Giménez Bartlett, Patricia Highsmith, Patricia Cornwell o Sara Partesky…

Son momentos previos de celebrar el Día de Reyes. Como es común en Galicia, el tiempo está enfadado y llueve con insistencia. Con este telón de fondo, Nena, de camino a San Tirso, realiza una frenada de emergencia porque alguien aparece en mitad de la calzada. A partir de este momento, una oscura trama de explotación de la mujer se abrirá ante sus ojos, rompiendo la calma de su rutina. Con la ayuda de su pareja sentimental, Javier, y su familia, intentará buscar una solución a un problema que se escapa de sus manos, donde funcionarios del Estado se encuentran, tristemente, implicados.

Tras publicar la entrevista a Isaac Pachón, es un placer dar cabida en un espacio como A Librería a la literatura independiente. Una realidad que, si bien es cierto, está plagada de inconvenientes y pseudo-libros, no podemos obviar de las letras actuales. Por eso, además de obras clásicas y trabajos publicados por grandes y pequeñas editoriales, desde aquí queremos apostar por los autores que pelean día a día con sus obligaciones por sacar un hueco para escribir. Y lo hacemos con el profundo respeto que esto nos atañe, a sabiendas de que la mayor parte de escritores indies carecen de correctores y asesoramiento profesional.

La obra que nos ocupa, Después de tantas penasnos la hizo llegar la autora, vieja conocida de mi anterior espacio de reseñas. Se trata de la última parte de la trilogía de Nena Castelao que, sin ningún problema, puede leerse de manera independiente a las anteriores.

“Quizá no, o quizá sí”, cavilé para mí. Era indudable que esa decisión complicaba su futuro enormemente pero de no haberla tomado puede que aún estuviera tendida en el catre del burdel aguardando a que cualquier miserable terminara de aliviarse dentro de ella.

Algo que caracteriza a la narración de Ana Medrano es el uso de una primera persona que participa activamente de la historia, como protagonista, y también como asesora del lector, al menos en cierta parte. El gran punto fuerte de la obra es una Nena muy bien definida, el punto clave del argumento y un personaje común sometido a una presión muy fuerte. Desde su día a día, que sucede sin saltos lineales ni otro tipo de recursos que rompan la estructura, las páginas van avanzando a un ritmo suave.

51nwe7noNaL

Está compuesta por treinta capítulos de unas diez páginas cada uno, iniciados con una extracto de la letra de una canción que, en ocasiones, anticipa lo que va a suceder. Cabe destacar una maquetación muy cuidada y profesional, que en ocasiones se echa de menos en la literatura autopublicada.

Otra característica de Medrano es la fuerza de los pensamientos femeninos, de los que se vale para romper la acción, como un respiro. En ocasiones, esta divagación de la protagonista, quiebra la armonía narrativa, sin estar colocados en el lugar adecuado. Otras veces, es acertada. Señalo aquí un baile trabajado de estilos que enriquece la obra, aunque en ocasiones no encaje de la forma idónea.

Después de tantas penas, a parte de tratarse del verso de un conocido poeta de nuestra historia literaria, recuerda a todas las penurias que Nena sufrió en un pasado y anticipa que, la vida, todavía no la dejará en paz. Acompañado de una portada trágica y atractiva, un buen envoltorio para una historia subrayable y a tener en cuenta.

La trama se desarrolla prácticamente de forma íntegra en San Tirso (Lugo), en un muy acertado ambiente rural y gallego, que con su tono marrón y lluvioso acompaña a la perfección al tema que nos ocupa. Además, en las calles de piedra y en la soledad de la aldea, hay una gran cantidad de posibilidades, de situaciones que explotar. Este paisaje no está tan presente como para considerarlo una pieza clave, pero sí que llena la novela de cierta poesía, como un telón de fondo que resulta agradable.

La diferencia entre valentía y temeridad es una línea imperceptible, rumié. Las palabras de Don Manuel resonaron dentro de mi cabeza: “La fe desaparece cuando pierdes la esperanza y te das por vencido. Esa muchacha ha mantenido en pie su confianza en Dios y en sí misma…”

Aunque se trata de una obra de ficción, el tema en el que se centra es una realidad en nuestra sociedad: la prostitución, la trata de mujeres y los abusos que se producen, incluso por parte de autoridades estatales. Nena se topa de frente con una red de dolor y maltrato a la mujer que, en este caso, tiene rostro y nombre. La persona que casi atropella en la noche se llama Nicoleta, una víctima más del tráfico de seres humanos. Ella ha huido del lugar donde estaba siendo explotada sexualmente, atemorizada y embarazada. Lo que Nena siente se puede equiparar a lo que sentiríamos cada uno de nosotros: un horror inmensurable.

De esta forma, con la gran importancia que la familia tiene para la autora, Nicoleta será acogida en el hogar de San Tirso con mucho cariño por todos, en especial por Lola, su hija menor, que derrochará ternura y atención por la recién llegada. Hay mucha calidez y ternura en estas escenas recreadas por Ana Medrano, uno de los puntos más fuertes de su calidad narrativa.

A parte de este cuadro idílico con brochazos negros, una amiga de Nena, Irene comenzará a recibir anónimos que la incomodan y le pide ayuda. Nuestra protagonista es conocida en su círculo por tener bastante buen criterio para resolver estos misterios. El rol que la mujer toma, poniéndose a las riendas de una investigación particular, le provocará enfrentamientos con Javier, su pareja, inspector de policía.

Nos colocamos al lado de la valla, una al lado de la otra, con la espalda apoyada contra una pequeña puerta de metal que servía para que los empleados accedieran a las instalaciones. A los pocos minutos, cuando la verja comenzó a moverse, le agarré de la mano.

Bebe de la novela negra, de la literatura más intimista y con atisbos de la narración más costumbrista, aunque de forma suave. Como mencionaba, son habituales las reflexiones del narrador personal, aunque existe un predominio importante de los diálogos. Es un estilo bastante explicativo, con un vocabulario enriquecido pero sin arriesgar. No existe, tampoco, una técnica narrativa demasiado compleja, resultando una lectura sencilla de seguir y cuidada.

A diferencia de las anteriores obras de Ana Medrano, en esta se adivina cierto compromiso y denuncia social. El tema tocado, delicado y valiente, denota un fuerte grado de implicación por parte de la escritora que ahonda bastante en él, con franqueza y sin miramientos. El señalar el encubrimiento y la amenaza por las propias Fuerzas de Seguridad, los vacíos legales y la falta de ayuda por parte de la policía, deja entrever una moralidad que es fuertemente criticable. Este es un punto muy importante del libro, tal vez el que más hay que destacar.

En términos generales he de decir que, si bien no se trata de una novela compleja a nivel técnico, es un trabajo con una calidad aceptable, con un desarrollo cuerdo y racional de la trama, con personajes mimados y una escritora de pluma narrativa delicada. A Ana Medrano todavía le queda un gran camino por recorrer y esperamos seguir viendo cómo sus letras siguen mejorando y creciendo. Se trata, sin lugar a dudas, de una autora independiente que denota dedicación por su trabajo, una calidad equiparable a la del sector editorial y que presenta historias muy cercanas al lector.

Valoración: Bien, bien

Adquiere “Después de tantas penas” aquí

3 thoughts on “Crítica a “Después de tantas penas”, de Ana Medrano”

  1. Con ganas de leerla. Es un personaje que me,Nena, es toda una paradoja. Además el muy cuidado trabajo de Ana Medrano en el lenguaje y el estilo narrativo. Con ganas de volver a San Tirso. Muy buena reseña. Felicidades a Ana.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s