No valorado

El origen de la prosa literaria

En ocasiones, debemos remontarnos al pasado para entendernos a nosotros mismos. Hoy me ha parecido preciso traeros una pequeña introducción sobre los orígenes de la prosa literaria y sus raíces más antiguas en la Edad Media castellana (hablaremos de los siglos XII y XIII, para ser más concretos), de la cual conservamos quizá más sombras que luces. Es difícil para mí seleccionar la mínima información para transmitiros mi idea sin dejarme nada importante, porque podría hablaros durante semanas del tema y no acabaría, pero espero despertar vuestra curiosidad histórico-literaria con esta pequeña explicación.

Para empezar a entender dicho origen, debemos comprender el nacimiento de la prosa literaria en la Edad Media como un proceso que se dio a cabo en diferentes géneros de forma casi simultánea. El proceso del que hablamos guarda, entonces, una relación espacio-temporal que se fue definiendo debido a diferentes factores. No obstante, los motivos más importantes de este logro literario son dos: por un lado, el crecimiento exponencial de la lengua vulgar hacia una forma de expresión compleja y apta para contenidos más elaborados y, por otro lado, el deseo de las clases dirigentes del momento –tanto políticas como religiosas– de que la lengua evolucionase en cuanto a contenidos y formas literarias se refiere. En la definición de este proceso, cabe entender que el mencionado crecimiento de la lengua vulgar fue la consecuencia de un amplio proceso que culminó en el nacimiento de una lengua vulgar apta para la literatura y su prosa.

La lengua vulgar se tornó lo bastante rica y flexible como para dejar de depender del latín y Alfonso X (1221-1284) fue un personaje clave para entender este proceso y fue, a su vez, alguien que debe agradecer a la evolución de la lengua su enorme colección de obras científicas, históricas y legales. Podemos dividir el siglo XIII en dos mitades destacables de este proceso: en la primera, la prosa literaria se empieza a desarrollar y, en la segunda, su crecimiento será más evidente gracias a la subida al trono del ya mencionado Alfonso X, que fue conocido como “el Sabio”.

En el largo proceso de estabilización de la prosa literaria, convivieron factores políticos como la estabilidad de Castilla o sociales como la fundación de la universidad de Salamanca y dichos factores influyeron primero en obras escritas en verso como el Libro de Alexandre (c. 1230), el Libro de Apolonio (c. 1250) o los poemas de Gonzalo de Berceo (c. 1198-1294).

La literatura no puede existir al margen del mundo en el que se crea y, por lo tanto, comparte una estrecha relación con el espacio y el tiempo en el que ve la luz. Puede que la anterior generalización no sirva para entender todo el amplio conjunto de obras literarias de las que disponemos hoy en día, pero sí sirve, en mayor medida, para entender la influencia de los factores políticos, sociales y culturales de la Castilla medieval en el nacimiento de su prosa literaria.

¿Y cuáles son esos factores? La identidad territorial de la Península seguía dividida en diferentes reinos, tanto cristianos como musulmanes: Portugal, Navarra, Aragón, León, Granada y, por supuesto, la poderosa Castilla. En el año 1170 y bajo el reinado de Alfonso VIII, empezó una época de expansión geográfica y política que llevaría a Castilla a un crecimiento constante.

Alfonso-X1.jpg

Dicha expansión se afianzó años más tarde y continuó su curso. En ese momento, el territorio a controlar era mayor y, por tanto, desde la realeza debían crearse nuevos instrumentos de expansión ideológica con dos objetivos básicos relacionados con el poder y el control. El primero fue el de asegurarse una sensación constante de omnipresencia, o, lo que es lo mismo, el de expandir su capacidad de poder por todo el territorio y que ese poder afecte a todas las personas. El segundo va relacionado con el primero: la apariencia del poder debe ir relacionada con el poder real. La generación de documentos escritos fue una de las opciones constantes que los reyes como Alfonso VIII utilizaron para promover los rasgos de individualidad e identidad de su reino.

La literatura es un arte que se crea a partir de la propia literatura. Quien escriba poesía, prosa o teatro debe haberse fijado, ya de forma consciente o inconsciente, en unos modelos previos que definirán su trabajo. Se trata de una afirmación que, hoy en día, nos parece algo evidente, necesario e imprescindible. A su vez, es algo que debemos relativizar cuando nos remontamos al pasado original y a las obras que inauguraron nuestras letras. La no existencia de modelos en castellano antes de la obra de Alfonso X es sinónimo de su innovadora propuesta y de la radicalidad que supusieron tanto su creación como su proyecto cultural.

La tradición estaba en contra del paso de gigante que se decidió a dar el Sabio y que definió las bases de la literatura castellana. La traducción es algo que hoy en día no nos cuestionamos, pero que, en la Edad Media castellana, era algo que se consideraba simple e innecesario. Por ejemplo, los textos culturales, científicos, históricos o religiosos ya estaban en latín (la lengua de culto de la época) y no era necesario traducirlos al romance porque el público a quien iban dirigidas dichas obras ya entendía el latín e incluso lo utilizaba para comunicarse de forma culta.

Podría decirse, no obstante, que Alfonso X comenzó una expansión cultural involuntaria, pues no consideraba a todos sus súbditos destinatarios de sus obras escritas. La alta cultura (aun en lengua vulgar) solo estaba al alcance de una minoría de la sociedad, pero al estar escritar en romance, aumentaron considerablemente el número y el perfil de los posibles destinatarios, que empezaban por el propio rey y su círculo de cortesanos. Muchas obras no se restringieron a la nobleza y alcanzaron a otros grupos sociales, logrando una expansión notable de la lengua romance y difundiendo una nueva forma de comunicarse y, más tarde, de expresar sus emociones para asentar las bases de identidad de un pueblo, de una cultura, de un idioma y de una forma de manifestación artística.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s