Excelente

Crítica a “Un monstruo viene a verme”, de Patrick Ness

monstruo

Título: A Monster Calls
Autor: Patrick Ness (idea original de Siobhan Dowd)
Género: Fantasía – Young Adult
Fecha de su composición: 2011
Edición: Ed. Película
Editorial: Nube de Tinta
Número de páginas: 208

Con un rápido movimiento, el monstruo agarró a Conor de los tobillos con una mano larga y grande y lo levantó boca abajo, dejándolo suspendido en el aire de tal manera que se le bajó la camiseta y los latidos del corazón le retumbaban en la cabeza

La literatura siempre fue una manera de eternidad, porque el alma del escritor y de sus personajes resucitan cada vez que alguien toma su libro entre las manos y se sumerge en él. Y lo que parece algo figurativo no lo es.

Siobhán Dowd falleció víctima del cáncer de mama a la temprana edad de 47 años, en agosto de 2007. Es a esta escritora anglo-irlandesa a la que pertenece al idea original de Un monstruo viene a verme, la exitosa adaptación cinematográfica de J.A. Bayona.

Fue en el año 2011 cuando Patrick Ness (EE.UU, octubre de 1971) publicó la novela que había escrito a partir de la premisa, el comienzo y los personajes de la fallecida escritora Dowd. Nunca sabremos si la historia final era la que estaba proyectada para nacer, tal vez sí, o en parte. Ahí radica la magia de esto a lo que llamamos libros.

No estaba en su habitación. Estaba en la de Conor, echada en su cama, sobre el edredón, mirando por la ventana el cementerio en la colina.

Y el tejo. Que solo era un tejo.

Conor tiene trece años, su madre es vícitima de uncáncer, sufre acoso en el colegio, no soporta a su abuela y un monstruo va a visitarlo por las noches cuando pasan siete minutos de la media noche. El monstruo insiste en contarle tres cuentos a cambio de que, cuando finalice, sea el muchacho el que debe contarle su propia historia.

Supongo que era imposible resistirse a leer la novela al conocer la adaptación al cine. Y aunque a fecha de la publicación de esta entrada el film ya estará en carteleras (y con toda seguridad, yo ya lo habré visto), quise leer la obra sin ningún otro condicionante que la lluvia de buenas críticas. Ya sabéis, buscando y buscando esos libros que de verdad llenan el alma de inspiración y de vida. Creo que Un monstruo viene a verme puede ser uno de ellos.

Conor es el protagonista absoluto de la historia, a través del cual nos llegan los hechos desde un tipo narrativo de tercera persona. Es un adolescente torturado, con una fuerte sensibilidad pero que muestra sus sentimientos de forma opaca. El lector va conociendo su situación a la que el muchacho parece imperturbable: la enfermedad de su madre se ve distante, está inmutado frente a los abusos de sus compañeros de clase, aleja a su única amiga sin razón aparente. Para colmo, no soporta a su abuela.

La manecilla de las horas y la de los minutos se habían parada a una hora concreta.

Las 00.07.

—Como ejemplo de destrucción —dijo el monstruo detrás de él—, esto es bastante penoso.

Conor se prepara el desayuno porque su madre no tiene fuerzas para levantarse. Es un personaje al que Ness le ha otorgado una abrumadora madurez. Pero, en realidad, no deja de ser un niño. O todos nos volvemos niños cuando la tragedia nos azota de tal manera. En seguida comenzamos a sentir compasión por él, pero no es una compasión inducida ni buscada. Solo nace. Y es que no se busca, en ningún momento, el soporífero drama fácil. Es muy sutil y muy elegante la manera de acercarnos a la situación.

Entonces, una noche, a las 00.07 el monstruo va a verle.

Es un monstruo gigantesco.

Como un árbol. Un tejo concretamente. Tiene una voz grave y un aspecto aterrador. Pero Conor no se siente atemorizado, no exactamente. Hay otras cosas que le dan más miedo, pero no ese monstruo, ese monstruo que, tal vez, traiga esperanza o aprendizaje. Quizás traiga algo más del vacío que siente.

No era nada. La creencia es la mitad de toda curación. La creencia en la cura, la creencia en el futuro que nos espera.

El resto de los personajes también están muy bien definidos, aunque no pormenorizadamente. Todos juegan su rol estipulado y no se salen de ahí. Digamos que son peones necesarios y quietos. El único que mueve ficha es el protagonista. La abuela será como una mástil al que aferrarse, pero gélido como el hielo. La madre es casi un ser ausente, aunque no más que el padre que aparece de manera fugaz para no quedarse. Por otra parte, los matones del colegio que representan la opresión y la cara opuesta a la dulzura y a la compasión. Y su amiga, alias la caniche, será tratada de forma bastante injusta por Conor.

El estilo es sencillo, pero muy hermoso. Está formado por capítulos cortos y frases breves. Los diálogos son más bien breves, pero muy intensos y plagados de belleza. A pesar de no ser una obra muy larga, Patrick Ness explota todos y cada uno de los recursos que tiene a su alcance. Desborda ingenio, ofreciendo una novela única, original y diferente..

Tal historia puede tomarse como una metáfora o, simplemente, como una manera de aprender a despedirse de la vida, lentamente: el adiós más tortuoso imaginable.

—Ojalá me quedaran cien años —dijo con voz muy baja—. Cien años que darte.

Valoración: Excelente

Adquiere Un monstruo viene a verme aquí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s