Excelente

Pippi Långstrump: más allá del libro infantil

9788493874582
El mundo está lleno de cosas, y es realmente necesario que alguien las encuentre.

La infancia nos marca de una forma irreversible, con una intensidad que perdura por los años, que queda anclada en los pensamientos sin que seamos conscientes de ello (o no plenamente). Tal vez son esas series de televisión, esas películas, aquellos libros que leemos los que terminan determinando la clase de persona en la que nos terminamos convirtiendo. Crecí viendo a Pippi, Tommy y Annika en la televisión. Recuerdo tener la colección completa de VHS cuidadosamente guarda en una caja de edición limitada.

Desgastaba las cintas viéndolas una y otra vez y mi admiración hacia este extravagante personaje no hacía más que expandirse en mi fantasía infantil. Ahora, un poco más de una década después, me entra la nostalgia y me pongo a leer la recopilación de historias de Pippi. Y la edad adulta que, a veces, nos regala un poquito más de discernimiento, me ha permitido apreciar detalles y matices que de niña no podía disfrutar. Porque en realidad mi heroína de la infancia es una auténtica justiciera que alberga tras de su fantasiosa trama una fuerte e implacable crítica social: ¡Mi admirada pelirroja no es más que una feminista de los pies a la cabeza!

¡Ya estoy mintiendo otra vez! A cada momento bullen las mentiras en mi interior. No puedo evitarlo.

Ahondando un poquito más en la pluma culpable de tales historias, la talentosa Astrid Lindgen publicó el libro de casualidad (siempre me perturban esas anécdotas, pues por un pequeño traspiés del destino, nunca habríamos llegado a conocer a Pippi), producto de una historia que la escritora le contó a su hija cuando esta se encontraba enferma de los pulmones. Recibió constantes rechazos de las editoriales hasta que, finalmente, en el año 1945 ganó un importante concurso.

A parte de los valores que enseña el cuento (la amistad, la familia, la valentía, el amor) enseña muchos otros de dudosa ética. Pippi vive sola, no va al colegio, apenas posee educación cívica (aunque tiene un grandísimo corazón) y le encanta inventarse (¿mentir?) historias. Es sumamente feliz, su personaje carece de drama real y vive en permanente optimismo. Tal vez podríamos pensar que Pippi era víctima de una perturbación mental elevada. Sí, lo sé, es doloroso admitirlo.

Si os marcháis ahora a vuestra casa (…), podréis volver mañana. Si no os fuerais, no podríais volver, y eso sería una pena.

El éxito de Pippi radica en que en ella cualquier niño podría encontrar lo que siempre habría querido: Una amiga pura, inocente, intrépida, y divertida. A fin de cuentas, la señorita Långstrump era la persona más fuerte y valiente del mundo. En pocas palabras, estar junto a ella te convertía en alguien invencible que, incluso, disfrutaba de la libertad más loca al margen de las normas estrictas de los padres. Niños que podían vivir como adultos.

Pero lo más llamativo lo encontramos al final del libro. Algo empaña la felicidad absoluta de Pippi: su miedo a crecer. Incluso la novela, que siempre ha mantenido un ritmo alegre, termina de forma bastante apagada y oscura lo que me ha llamado poderosamente la atención: Tommy y Annika, después de haber pasado varios meses en los Mares del Sur con Pippi, observan desde su cuarto con sus padres, a Pippi, que yace sentada sobre su cama con la mirada perdida y la expresión sombría e imperturbable.

 

706

2 thoughts on “Pippi Långstrump: más allá del libro infantil”

  1. Resulta un ejercicio muy interesante releer aquellos libros que nos fascinaron en la infancia desde el filtro de nuestra perspectiva adulta. Por un lado quizás extrañemos aquella fascinada inocencia, por otro seremos conscientes de lo que hemos madurado en el camino. Una entrada muy bonita, Miriam.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s