Excelente

​Crítica a “Ubik”, de Philip K. Dick

Título: Ubik
Autor: Philip K. Dick
Traductor: Manuel Espín
Género: Ciencia Ficción
Fecha de su composición: 1969
Edición: 1976 (a partir del texto original en inglés de Philip K. Dick de 1969 publicado en 1973 por Panther Books)
Editorial: Ediciones Martínez Roca, colección Super Ficción
Número de páginas: 197

Yo soy Ubik. Antes de que el universo existiera, yo existía. Yo hice los soles y los mundos. Yo creé las vidas y los espacios en que habitan. Yo soy el verbo, y mi nombre no puede ser pronunciado. Es el nombre que nadie conoce. Me llaman Ubik, pero Ubik no es mi nombre. Yo soy. Yo siempre seré.

El autor norteamericano de ciencia ficción y ficción paranoide Philip Kindred Dick, más conocido como Philip K. Dick (aunque también empleó otros pseudónimos), nació en Chicago el 16 de noviembre de 1928. A los 53 años, en 1982, murió en Santa Ana (Estados Unidos)

Podéis leer más sobre el autor y su obra aquí.

La novela de la que os voy a hablar en esta ocasión, es una de sus obras más conocidas. Tengo que reconocer que he comprado y leído todo lo que cayó en mis manos de este autor. Tengo un viejo ejemplar de la novela en papel, ya muy ajado y que adquirí de segunda mano.

Ubik (1969) estuvo a punto de ser llevada al cine, de hecho compraron sus derechos, pero parece que el proyecto no va a salir adelante. Se hizo un videojuego basado en la novela en 1998 que no tuvo mucho éxito. Hay también una versión en inglés en formato audiolibro (2008).

 

Figura 1. Portada de la novela de la editorial Ediciones Martínez Roca, Colección Super Ficción.

En Ubik (1969), Glenn Rucinter es un anciano hombre de negocios dueño de una empresa anti-psíquica con una considerable plantilla de personas con poderes paranormales. Él y su equipo son contratados para una misión en la Luna en la que tratarán solucionar los problemas de una empresa dónde se han infiltrado telépatas. Pero algo va mal, estalla una bomba y a partir de ese momento el autor nos introduce en varios universos paralelos, uno dentro de otro. No sabemos quién está vivo, ni quien está en estado de semivida en un moratorio en Suiza. ¿Ha muerto Rucinter? ¿O es el técnico Joe Chip quién esta semivivo en el hielo suizo? ¿Están todos muertos?

– Estás diciendo una insensatez – le interrumpió Pat en tono cortante -. ¿Está o no está muerto Runciter? ¿Y nosotros, estamos muertos, o no? Primero dices una cosa y luego otra, ¿no puedes ser más coherente?

Joe Chip parece vivir una extraña regresión y una especie de desintegración de la realidad, que se muestra en cada pequeño detalle, el tabaco que se deshace y se cae del cigarrillo, por poner un ejemplo. Además recibe mensajes de su jefe, supuestamente fallecido, mientras en otra realidad, Rucinter está en el moratorio suizo para poner a gran parte de los miembros de su equipo en un tanque de hielo, en estado de semivida.

Mete el culo en la caja, pobre amigo: tú y los demás estáis muertos. Yo vivo.

Además de Rucinter y su empleado, el siempre arruinado Joe Chip, hay muchos y muy variados personajes. Al inicio de la novela, Rucinter va a ver a su esposa, Ella Rucinter, quién ha muerto y se encuentra en semivida en Suiza. Su intención es despertarla lo menos posible y que permanezca en ese estado el máximo tiempo posible, ya que los semivivos se agotan y pasan a estar realmente muertos con el tiempo; pero está atravesando una crisis en su empresa y necesita su consejo. Además entre un nutrido grupo de personajes secundarios yo destacaría a Jory, un chico muy joven semivivo que está cerca de Ella en el moratorio e interrumpe la conexión cuando Rucinter trata de hablar con ella. Aunque en principio parece inocente y poco importante, luego su papel será transcendental.

Será porque no pueden impedírselo. Acaso no hay existido hasta hoy un semivivo de las características de Jory.

Los compañeros antipsi de Joe Chip, empleados de Rucinter, los técnicos del moratorio y otros muchos personajes están bastante bien logrados y conseguidos, si bien Dick no ahonda demasiado en descripciones, siendo más relevante el dialogo entre los personaje y los pensamientos de estos.

Dioses, ¿de dónde sacaré unos inerciales aptos para reemplazar a los que he perdido?, se preguntó, y dónde habrá un técnico de mediciones tan competente como Joe?

Una de ellos, la recién contratada Pat Conley, parece ser la causa de sus problemas. Es una muchacha con unos poderes inusuales aún entre los inerciales o personas con poderes psíquicos. Esta chica parece tener la capacidad de cambiar el pasado con la mente. La novela mantiene la intriga a base de aportar pruebas a favor y en contra de la culpabilidad de Pat. Puede tratarse de una espía enviada por un enemigo de Rucinter, dueño de otra compañía. Pero, ¿es en realidad la culpable de todo lo que Joe, Rucinter y los inerciales están viviendo?

Una curiosidad es que Dick utiliza en esta novela el anuncio publicitario para dar diferentes versiones de lo que es Ubik. Cada capítulo de la novela, que no tiene título y se define con un número, comienza con uno de estos anuncios.

¿Qué puede hacer una chica con un cabello tan áspero y rebelde? Simplemente, aplicarle el acondicionador capilar Ubik. En sólo cinco días descubrirá en él una tersura y una elasticidad desconocidas, Usado según las instrucciones, el spray capilar Ubik resulta totalmente inofensivo

De estos anuncios destacaría tres aspectos. El primero es cierta ironía velada en este uso del anuncio publicitario y cierta crítica a la sociedad de consumo. El segundo es que en cada anuncio se insiste en que Ubik debe usarse según las instrucciones. El tercero es cierta banalización, puesto que, según la cita que puse al inicio de la entrada, Ubik lo es todo. Ubik es como una materialización del Dios creador (según expongo al final), hecho materia y adaptado a la vida moderna como un producto más. O esa es una de las teorías, puesto que nadie parece saber qué es Ubik.

El libro está lleno de simbolismos ocultos, puentes entre el mundo de los vivos y los muertos, como el de la moneda que Rucinter da a Joe Chip, que recuerda al mito griego de la moneda que se le debía dar al barquero para cruzar al otro lado del lago en el reino de los muertos. Es curiosa esta percepción, esta reflexión sobre lo que es la vida y la muerte. En la novela hay alusiones también al Libro Tibetano de los Muertos y a las ideas de la reencarnación y el nirvana, en las que parece que Dick se inspiró.

-Sí, el Bardo Thödol, el Libro Tibetano de los Muertos, habla de eso-Dijo Rucinter-. Tú lo has leído ¿no te acuerdas? Los médicos te lo hicieron leer cuando te-Se interrumpió y, tras una pausa, terminó la frase-. Cuando te estabas muriendo.

La novela encaja en el universo dickiano de paranoia y cuestionamiento de la realidad. Trata sus obsesiones: la degradación de la realidad, la muerte y la vida después de la muerte, la existencia o no de un Dios creador, la técnica y su progreso, un futuro que dista mucho de ser ideal, dominado por las grandes corporaciones que forman monopolios, etc. Todos esos temas tan frecuentes en la obra de este autor estadounidense se hallan reflejados en Ubik.

Figura 2. Portada de Ubik en la edición de Booket de 2012, perteneciente a la Colección Ciencia Ficción. Biblioteca Philip K. Dick.

Se ha descrito esta obra como una pesadilla, un relato de muñecas rusas, de universos unos dentro de otros, como un rompecabezas chino. Algunos estudiosos de su obra dicen que Ubik es una metáfora de Dios, según la propia interpretación de una de las esposas de Dick, Tessa. Lo que está claro es que es una obra compleja y filosófica, laberíntica incluso, donde nada es lo que aparenta ser. Os advierto que es de esas lecturas que os puede llevar a la reflexión, al cuestionamiento y a tirar ciertos tabiques en la mente, o al menos a desestabilizar sus cimientos; aspectos comunes en muchas de las obras de este venerado y complejo escritor.

Valoración: Excelente.

Podéis comprar Ubik, aquí 

 

1 thought on “​Crítica a “Ubik”, de Philip K. Dick”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s