Aceptable

Crítica a “Alas negras y chocolate amargo” de Sonsoles Fuentes

51D+6UzIcuL._SY346_

Título: Alas negras y chocolate amargo
Autor: Sonsoles Fuentes
Género: Intimismo – Narrativa
Fecha de su composición: 2016
Edición: Digital
Editorial: Autopublicado
Número de páginas: 428

La loca quedó viva. La protege algún dios del averno. Lo decían las miradas de odio y condena que me lanzaba mi suegro cada vez que me veía entre las rendijas que dejaban los que vinieron a ofrecer a su hijo el último gesto.

Sonsoles Fuentes no nos resulta del todo desconocida, pues ya ha publicado más de una decena de obras. Licenciada en Ciencias de la Información en la actualidad escribe artículos de contenido social y psicológico en diversas publicaciones como La Vanguardia, Woman, Glamour, Man y Sexologies. También ha colaborado en el programa La naranja metálica (Canal 9) y como tertuliana en diversos espacios televisivos.

Además de la obra que ocupa esta crítica, ha publicado también Chicas malas. Cuando las infieles son ellas (Urano), Él está divorciado, La aventura de ser una single y la novela Como la seda. Es coautora de los libros Dímelo al oído. Las mujeres cuentan sus fantasías sexualesLo que de verdad nos pone. Hombres y mujeres desvelan sus fantasías sexuales (editorial Temas de Hoy).

Supongo que lo es si naces en Somalia, pero, aquí, el hambre, como la sed, tiene algo de bueno. Hubo un tiempo en que creí que me quería morir, y el hambre me enseñó que estaba equivocada. Si quería saciarla es que quería seguir viva.

Norberto, el marido de Carol, ha perdido la vida en un fatal accidente de tráfico. La viuda dista mucho de sumirse en la amargura, sino más bien que parece haberse liberado de un terrible lastre. Por otra parte, su hermana pequeña Fani, no sabe hacia dónde dirigirse, dando tumbos por la vida y acumulando caminos sin final.

La nueva situación de Carol hará que las dos hermanas se vuelva a reunir. Juntas comenzarán a desvelar todos esos demonios del pasado que se escondía tras los problemas psicológicos que sufría Carol y los secretos que torturan a Fani y no le han permitido nunca ser feliz.

Parecía siempre descontenta, como si los sueños se le hubieran apagado en los ojos.

El tipo de narrador elegido por Sonsoles Fuentes es la doble primera persona. Es un recurso que comenzó a utilizarse en los Siglos de Oro de nuestra literatura y que ya he visto en más de una obra indie (A la luna de Valencia, de Gemma Jordán, por poner un ejemplo). Las dos voces pertenecerán a las dos hermanas, que contarán desde sus respectivos puntos de vista los sucesos pasados y presentes, otorgándole una interesante panorámica. Sin embargo, este tipo de narración confiere riesgos: la primera persona exige un conocimiento exhaustivo de nuestros personajes, hay que ser fiel a ellos. Esta dificultad se agrava si duplicamos esta visión.

Digamos que en el caso de Alas negras y chocolate amargo he sentido cierta dualidad. Por una parte, me ha encantando poder disfrutar de Carol y Fani con la misma intensidad; por otra, me parecía que este cambio de visión en cada capítulo llegaba a desbarajustarse. En ocasiones, da la impresión de estar leyendo dos novelas diferentes.

¿Cómo explicarle que caía por una pendiente? ¿Cómo hacerle entender que el suelo era más firme y seguro que el sofá, el sillón o la cama? Callé. Ella sabía que callaba.

La técnica, el cuerpo del texto y el argumento en sí distaban mucho de lo que esperaba encontrarme. Puedo reconocerlo: mis expectativas eran pocas. Si la autora no se hubiera puesto en contacto conmigo, seguramente no me hubiera detenido en su novela. Pero habría sido un error por mi parte, pues se trata de una historia con una importante calidad, con hermosura y muy diferente que, a pesar de sus carencias, es un pico que sobresale en la autopublicación.

Creo que el poder y la holgura de la autora se produce en la primera mitad y mucho más cuando se trata del personaje de Carol que es, sin lugar a dudas, el que tiene más fuerza y mas profundidad. En ella se atisba con más claridad el intimismo puro de la obra, la parte que sin lugar a dudas más me ha llegado como lectora. Aunque he de decir que Fani regala frescura, más garra y cierto carácter que le falta a su hermana.

Esta playa nunca huele a mar.

La cantidad de temáticas que encontraremos a lo largo de la novela pueden ser un punto flaco. A veces una gran cantidad de enfoques hacen que, en su conjunto, flojee. Si bien creo que el descubrimiento de los oscuros secretos (Alas negras) del matrimonio de Carol tenían mucha fuerza como para buscar algo más que rellenar, Sonsoles Fuentes encuentra un hueco para el chocolate (amargo), el sexo e, incluso, el espiritismo.

Y es que mientras la viuda lucha por redefinir su vida con una extraña entereza, Fani espanta los fantasmas de su pasado a duras penas. El fallecimiento de su padre, la enfermedad mental de su hermana y la prematura muerte de su novio adolescente han creado en ella un torbellino de terror, desencanto y desesperanza. Gran parte de su trama se centrará en su nuevo trabajo como experta en juguetes eróticos y en su colaboración con Julián en su tienda de dulces.

“¿Cómo recordaste que mi padre compraba chocolate amargo para mí?”

Así, cómo podéis ver, la autora llena las más de 400 páginas de la novela de manera intensa. Además, cabe decir que sus letras son limpias y fluidas, demuestra una gran destreza con la pluma y unas musas muy generosas y tiernas. A pesar de esto, creo que existe un declive en sus mejores aspectos hacia la segunda parte que, sin embargo, se solventa con un impactante final de fiesta.

Una novela a tener en cuenta que me ha sorprendido y, seguramente, os sorprenderá también a vosotros. Es aceptable.

Valoración: Aceptable

Adquiere Alas negras y chocolate amargo aquí

2 thoughts on “Crítica a “Alas negras y chocolate amargo” de Sonsoles Fuentes”

  1. Me encanta la nueva imagen del blog 🙂

    Esta fue una de las novelas del concurso indie 2016 que me llamó la atención por su portada (al igual que me ocurrió con Todas las horas mueren); sin embargo, no me he animado a leerla aún.

    Un abrazo, ¡Y que este blog siga creciendo!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s