Bien, bien

Crítica a “El fulgor”, de Magali Rodríguez

Antes de sucumbir a la oscuridad, la luz brilla con mayor intensidad.

Título: El fulgor
Autora: Magali Yanina Rodríguez Mátar
Género: Fantasía
Editorial: Ediciones Mouse (autopublicada)
Edición: Primera (Digital, 2016)
Fecha de su composición: 2016
Número de páginas: 354

Magali Yanina Rodríguez Mátar nació el 25 de septiembre de 1990 en Buenos Aires, Argentina y con catorce años se mudó a España. Actualmente vive en El Ferrol, Galicia. A la joven escritora argentina siempre la definió su pasión por la literatura. De hecho, y como ella explica en su blog, llamado Phoenix’s Retribution, desde muy pequeña aprendió a leer y a escribir y al poco tiempo ya estaba dedicándose a crear sus propios relatos, que le permitían viajar hasta mundos insospechados y que le daban alas para volar hacia vidas que jamás habría imaginado vivir. Magali se decantó desde siempre por la fantasía, por el terror y por la ciencia ficción, tanto en sus lecturas predilectas como en los relatos que creó desde que era una niña.

En el blog que os he enlazado al principio de este párrafo podréis leer ejemplos de su estilo y de su trabajo, además de conocer un poco más sobre ella. El fulgor es la consecución de su sueño más profundo y sincero: el de escribir y publicar un libro y supone, por lo tanto, su opera prima. Magali Rodríguez se encuentra en la actualidad trabajando en la continuación de El fulgor.

El fulgor es el primer volumen de la trilogía apodada como Catastropha y es una obra de fantasía y misterio en la que Magali nos enseña su estilo, su técnica y su forma de construir personajes, así como su habilidad para, entre líneas, ocultar misterios que se irán resolviendo poco a poco… mientras el lector saca sus propias conclusiones de lo que va sucediendo.

Dejó el ciervo y las liebres sobre una mesa. Sebastian contempló sorprendido como las duras negociaciones acabaron con un pago de una moneda de oro y cincuenta de plata por lo que ambos habían traído.

La historia comienza con un narrador omnisciente en tercera persona que se mantendrá durante toda la trama y nos introduce una escena que ofrece conceptos contrapuestos. Primero, dicha escena nos describe como la paz reina en el ducado y los invitados a cierto baile se muestran idílicos, alegres, risueños, sumidos en un ambiente de joya. Pero entonces, una pareja misteriosa se esconde y murmura para dar paso a la devastación: un grave incendio estalla en la mansión y se expande hasta crear un averno de fuego del que nadie puede escapar.

La acción nos traslada entonces, haciendo uso del recurso de la analepsis —más conocida como flashback— a una época anterior en la que la acción nos mantendrá despiertos frente a las cuestiones que envuelven al gran incendio: ¿quién pudo provocarlo?, ¿por qué querría alguien destruir la mansión? o ¿cómo se originó la gran catástrofe? son solo algunas de las preguntas que nos inquietarán a partir de ese momento.

Más concretamente, la línea temporal nos transporta a seis meses antes de que la acción que inicia la novela suceda. Es así como Magali nos introducirá, poco a poco, a un gran conjunto de personajes que definirá su elenco —la mayoría de ellos servirán a la Duquesa en algún propósito, siendo casi todos sus empleados— para que, a su vez, algunos de los misterios de la novela vayan resolviéndose poco a poco. Cabe destacar que la autora utiliza en varias ocasiones el recurso del flashback para añadir hilos conductores a su historia y para expresar así los detalles de las incógnitas que presenta, pero que el cuerpo de la novela en sí es una gran analepsia, que nos detallará conceptos y escenas anteriores a la acción inicial de El fulgor y que lo hará de un modo más profundo del que se espera a primera vista.

Cerró los ojos, inspirando hondo el perfume de las rosas. Era una flor de un aroma tan delicado que había que llenarse los pulmones para poder sentirlo bien. Soltó el aire despacio con una sonrisa en los labios. Amaba pasar el tiempo en el jardín. Sobre todo en verano, aunque el otoño tampoco estaba mal.

Además, la joven autora nos transporta a un contexto en el que intuimos cierta crítica social enfocada a los comportamientos y pensamientos más superficiales del ser humano. De forma más concreta, Magali critica tanto la moda excesiva como la obsesión por la juventud que nos envuelve día a día, llevada hasta tal punto que los personajes que llegan a cierta edad o bien perecen o bien desaparecen en extrañas circunstancias —no debo daros más detalles para no desvelar partes vitales de la trama—. La sociedad que Magali construye, de hecho, empieza a definirse desde un desfile en el que la Duquesa escogerá a sus trabajadores.

La autora argentina nos presenta en su obra primera a todo tipo de personajes. Algunos ejemplos de las entidades ficticias que encontraremos en El fulgor son la devastadora, misteriosa y poderosa Duquesa, que a pesar de mostrarse fuerte, está a punto de cumplir treinta años (y eso es símbolo de vejez); los hermanos Anaïs, de catorce años y Bastian, de diecisiete, apellidados Lisitsa, que se separan al principio de la novela y a cada cual más peculiar; los gemelos cazadores de mentalidad opuesta Owen y Casio o Libelle, una criada de gran personalidad y agudeza.

4141BHvFYGL._BO1,204,203,200_

Objeto 1. Portada de El fulgor

Mientras vamos conociendo a los ya mencionados protagonistas de El fulgor, a la vez descubrimos sus secretos más oscuros y escondidos, misterios que actúan como oxímoron del ambiente idílico, elegante, brillante y perfeccionista que les envuelve. Lo único que he echado en falta de los personajes de El fulgor es, quizá, la falta de un personaje cuya verosimilitud me convenciese, siendo más profundo, más importante que el resto de forma clara.

El fulgor llegó a mis manos porque su autora nos solicitó una reseña en el blog de A Librería y, al observar su género fantástico me llamó la atención. Debo decir que la novela no me ha apasionado, pero que sí he encontrado en ella ciertos elementos destacables que aquí os he detallado.

En conclusión, la joven escritora argentina ha invertido una gran cantidad de tiempo en construir a sus personajes y en hacer que su historia cuaje. Si te gustan las aventuras y la fantasía, si te gustan los universos alternativos que esconden cierta crítica social, pero quieres además disfrutar de una historia aparentemente sencilla pero con toques de misterio y con personajes que, a pesar de evolucionar durante la novela, no te harán perderte en sus cavilaciones, El fulgor es tu obra.

Reconozco que Magali ha hecho aquí un gran esfuerzo y ha sabido crear un mundo interesante, pintado con ciertos matices que dan poder y convicción a la obra y que, además, ha escrito su historia con el corazón, así que os recomiendo darle una oportunidad si lo que os explico en la presente crítica os atrae.

Un grito le hizo alzar la vista, despertando de sus pensamientos. ¿Por qué gritaban? Giró sobre sí misma, pero las celdas estaban vacías, en silencio. ¿Se lo habría imaginado?

Valoración: Bien, bien.
Podéis adquirir El fulgor aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s