Excelente

Crítica a “Matadero cinco”, de Kurt Vonnegut

Título: Slaughterhouse-Five
Autor: Kurt Vonnegut
Traductora: Margarita García de Miró
Género: Narrativa contemporánea
Fecha de su composición: 1969
Edición: 2016, tapa blanda
Editorial: Anagrama
Número de páginas. 192

Todo esto sucedió, más o menos.

Con esta frase se nos presenta Matadero cinco, la obra más conocida del autor norteamericano de ciencia ficción, sátira y comedia negra Kurt Vonnegut. Por esta novela, el escritor fue considerado un icono de la juventud y de la contracultura de los años 60.

El autor no me era desconocido, había leído sobre él y su obra en numerosas ocasiones, pero no fue hasta que me recomendaron este libro como ejemplo de la voz propia en un curso de narrativa que me decidí a leer una de sus novelas.

Vonnegut nació en 1922 en Indianápolis y falleció como consecuencia de un accidente en 2007 en Nueva York. Perteneció a la cuarta generación de una familia de inmigrantes alemanes en Estados Unidos. Antes de alistarse en el ejército, estudió bioquímica en Cornell y colaboró con algunas publicaciones universitarias. Durante la Segunda Guerra Mundial, fue prisionero de guerra en Alemania y sobrevivió al bombardeo de la ciudad de Dresde. Este hecho marcaría su escritura, estando presente en al menos seis de sus narraciones. Su obra está también muy influenciada por sus lecturas, sobre todo por los grandes clásicos y las obras de ciencia ficción y pulp de su época. 

Portada de la novela

Después de la guerra, volvió a Estados Unidos, estudió antropología en Chicago, contrajo matrimonio en dos ocasiones, tuvo hijos y escribió unas 14 novelas y tres colecciones de relatos. También colaboró con revistas y fue editor de alguna de estas publicaciones. Su primera novela fue la distopía La pianola de 1952. Alguna de sus obras más conocidas, además de la que nos ocupa, son Las sirenas de Titán (1959) y El desayuno de los campeones (1973). Este último libro fue todo un betseller. También la colección de relatos Un hombre sin patria (2005) fue un éxito en lo que se refiere a ventas.

Matadero cinco (que también se denomina La cruzada de los niños) es una obra un tanto complicada de encuadrar en un género. Se trata de una novela de ciencia ficción, eso no se puede dudar. Tiene elementos como el contacto con extraterrestres y los viajes en el tiempo, propios de este tipo de literatura. Sin embargo, es también de modo irrebatible una novela antibélica que habla del bombardeo de Dresde durante la Segunda Guerra Mundial y es muy crítica con la Guerra de Vietnam, que se desarrollaba en la época en que fue escrita. También es innegable la gran dosis de humor negro y comedia del libro, que en ocasiones roza incluso el absurdo. Debido a que su autor estuvo realmente en Dresde como prisionero de guerra cuando la ciudad fue bombardeada, es además ficción autobiográfica. Adicionalmente, en el libro se nos habla de su propia escritura, de hecho en su primer capítulo se nos adelanta la última frase de la historia. El autor se presenta a sí mismo varias veces durante la narración como un soldado también cautivo y como un ciudadano libre que vuelve a Alemania, años después de sobrevivir al bombardeo, con la intención de escribir un libro sobre el tema. Tiene por tanto unos interesantes toques de metaficción.

Este era yo. Este era yo en persona. El autor de este libro.

El protagonista, Billy Pilgrim, es un soldado norteamericano hecho prisionero que sobrevive al bombardeo de Dresde. Tras la guerra, vuelve a Norteamérica, acaba sus estudios de óptica y se casa con Valencia Merble, la hija de un hombre adinerado que también es óptico, y entra a trabajar en su negocio. De este modo se convierte en un hombre rico. Pilgrim fue considerado por algunos como un alter-ego de del propio Vonnegut. 

Billy tenía una figura insensata: metro ochenta y ocho de estatura y un pecho semejante a una caja de cerillas.

Nuestro protagonista goza de un apellido muy acertado, en mi opinión. Pilgrim significa peregrino, traducido del inglés en que fue escrita la obra originalmente, y Pilgrim es un viajero, tanto en el tiempo como el espacio. El personaje “peregrina” a través del tiempo y del espacio, tanto durante la guerra como en su vida posterior. Durante el conflicto es hecho prisionero y realiza varios viajes en tren, a pie y hasta en una carreta tirada por caballos. Posteriormente es secuestrado por los extraterrestres del planeta Tralfamadore y mantenido en una especie de zoológico para el deleite de esas criaturas. Durante toda la narración, Pilgrim experimenta además viajes en el tiempo, tanto hacia el pasado como hacia el futuro.

Entre las cosas que Billy Pilgrim no podía cambiar se contaban el pasado, el presente y el futuro.

La estructura de la novela es una de los aspectos más interesantes. Aunque como lectora no me perdí en ningún momento, los saltos en el tiempo, en el espacio y, por tanto, en la narración, son constantes. Estamos en la Segunda Guerra Mundial en un vagón de tren, de pronto en Nueva York o en Ilium (el pueblo de Pilgrim) y luego el personaje despierta en el planeta Tralfamadore. De este modo, se describen diferentes momentos de la vida de Pilgrim y de la historia reciente en aparente desorden, se salta de los horrores de la guerra a la placidez de la rutina. Todo ello parece relacionado con la visión del tiempo que tienen los trafalmodorianos, muy diferente a la de los humanos.

Billy parpadeó en 1965 y viajó por el tiempo hasta 1958.

Otro aspecto curioso y que llamó mucho mi atención es el narrador. Se nos hace creer que el narrador es el propio autor, que es él mismo quién cuenta las vivencias de otro soldado (Pilgrim) y hace ciertos guiños de vez en cuando incluyéndose a sí mismo en la historia. La voz de este narrador es muy peculiar, con un estilo inconfundible, irónico y mordaz, que nos acompaña durante toda la narración. El narrador sigue todo el tiempo a Pilgrim, pero es un observador y no sabe lo que siente o piensa el personaje.

No se parecía en nada a un soldado. Semejaba un mugriento pajarraco.

La novela, reconocida como la principal obra del autor, fue adaptada al cine en 1972 por el director George Roy Hill en una película que recibió varios galardones, contándose el prestigioso premio de Cannes entre ellos.

Nos encontramos con una novela un tanto desconcertante por sus características estructurales y sus toques de humor muy negro, con un ritmo bastante rápido y que se lee enseguida. No parece tener una estructura clásica de introducción, desarrollo y desenlace sino que esas partes se van entremezclando tanto en el sentido literario como sobre todo en el temporal. Nos acerca a la particular visión del tiempo en “momentos que son como instantes conservados en ámbar” de los trafalmodorianos. Tenemos varios mensajes muy claros en esta lectura, tanto lecciones vitales y filosóficas como el ya mencionado trasfondo antibélico. Se trata de una lectura muy interesante, tanto para los aficionados a la ciencia ficción como para los más entusiastas del humor negro; pero, sobre todo, es una novela para lectores a los que les gusta la experimentación y encontrar el sentido filosófico de las obras. Yo he disfrutado mucho con este libro, me ha convencido por completo y volveré sin duda a leer a Vonnegut, a pesar de que las obras humorísticas no suelen entusiasmarme.

—Solo existe una solución para los terrícolas, si se proponen de veras practicarla: ignorar los malos momentos y concentrarse en los buenos.

Valoración: Excelente

Podéis adquirir esta novela aquí.

2 thoughts on “Crítica a “Matadero cinco”, de Kurt Vonnegut”

  1. A mí me encantó ‘Matadero 5’, es una de mis novelas favoritas y me pareció muy interesante su forma de hablar de la guerra, cosa que hasta que leí esta obra no había visto en otras. Y me parece también muy curioso tu reseña, porque yo muchos de los viajes en el tiempo que hace Pilgrim los interpreté más por el sentido de recuerdos y alucinaciones fruto del estrés post-traumático, incluso el contacto con los tralfamadorianos me dejó descolocada y me hizo plantearme de todo jajaja
    Muy buena entrada y muy buen libro 🙂
    ¡Un saludo!

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias por pasarte por aquí y comentar. Yo creo que el autor habla de la guerra con mucha naturalidad. Es un libro con muchas lecturas. Me parece que puede interpretarse de diversas maneras. Lo verlo como fruto del estrés tal vez sea cosa de tu profesión o tal vez tengas toda la razón ¿quién sabe? Yo prefiero creer en unos seres de otro planeta con una particular visión del tiempo y de la vida.
      Gracias de nuevo.
      ¡Saludos!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s