Bien, bien

Crítica a “Domori”, de Sofía Rhei

—Héroes gloriosos —proclamó con ese tono de solemnidad que tan bien sabía cautivar a sus oyentes—, mañana, cuando el alba se yerga sobre nuestras cabezas, partiréis de nuevo para enfrentaros a nuestro terrible enemigo.

Título: Domori
Autora: Sofía Rhei
Género: novela breve de ciencia ficción
Fecha de publicación: marzo de 2017
Edición: 1ª edición (física)
Editorial: Cerbero
Número de páginas: 156

34599999._UY874_SS874_

Objeto 1. Portada de Domori, ilustrada por Cecilia G.F.

Sofía Rhei (Madrid, España — 1978) es escritora y traductora. De entre todas sus otras dedicaciones destaca la de poeta experimental. Es una gran lectora, y por ello le interesan todos los géneros y subgéneros literarios e incluso ha aprendido varias lenguas para poder leer en ellas. No obstante, tanto el humor como la ciencia ficción son su debilidad.

La autora madrileña se licenció en Bellas Artes por la Universidad de Castilla-La Mancha y ha publicado diferentes obras de narrativa y poesía e incluso ha recibido varios premios por su aportación al panorama literario actual. Rhei ha publicado más de treinta libros, en su mayor parte dirigidos a público infantil y juvenil y, en la actualidad, imparte charlas y talleres en colegios e institutos para fomentar la lectura entre los más jóvenes.

De entre sus traducciones destacan las de género fantástico-humorístico La última lágrima (2001), de Stefano Benni y Heck (2008), de Dale E. Basye. También ha participado en antologías de lírica española y ha creado juegos de mesa, canciones y hasta un idioma: el véreti. Ha publicado relatos de fantasía oscura y ciencia ficción en distintas revistas y hace casi un año publicó Róndola (2016, Minotauro), su primera novela para adultos y que además ganó el premio Celsius de la Semana Negra de Gijón (2017).

—Domori… yo soy domori.

Domori narra el recorrido de Luna Roja, una guerrera de la tribu domori que está dispuesta a destruir la Ciudad de las Abejas junto a Plata Rápida, otro guerrero de su tribu que además es su amado. En esta civilización, los individuos tienen la piel roja. Las abejas y los domori son enemigos naturales y llevan muchísimo tiempo en guerra y la tribu de piel roja no olvida a sus caídos; las abejas y sus colmenas deben arder. Luna Roja está dispuesta a todo para vengar y liberar a su pueblo, pero sus pasos la llevarán a un destino totalmente inesperado.

Así, la protagonista de Domori se embarcará en una aventura de descubrimiento personal y se dará cuenta de la enormidad del mundo que la rodea cuando, tras perder a su amado y caer rendida en su lucha contra las abejas, un grupo de desconocidos de piel verde la recoge y la encierra en un extraño lugar en el que su piel se ha vuelto pálida y sus fortalezas se han visto debilitadas. ¿Quién es Luna en realidad?, ¿qué significa ser una domori?, ¿por qué hay seres con la piel roja, verde, azul o amarilla?

La Editorial Cerbero nos pidió hace unos meses varias reseñas para sus obras, pero como ya sabéis, yo he decidido continuar subiendo críticas de sus novelas breves porque, en general, me fascinan. Destaco por enésima vez su gran papel en el panorama literario actual y os enlazo, también por enésima vez, aquí el resto de críticas que os hemos ofrecido de sus bolsilibros: Rubicón, de J. G. Mesa (ciencia ficción) Yabarí (ciencia ficción), de Lola Robles; Los príncipes de madera (ciencia ficción), de Daniel Pérez; Clorofilia (ciencia ficción), de Cristina Jurado y 36 (ciencia ficción), de Nieves Delgado. Con la presenta crítica terminamos de reseñar los seis primeros títulos de la colección Wyser en A Librería o, lo que es lo mismo: las seis primeras obras que llevan el sello de la Editorial Cerbero.

Un narrador omnisciente y centrado en el papel de Luna Roja nos explica la historia de Domori, que sigue una estructura temporal lineal en la que los recuerdos son algo tanto constante como importante. De Sofía Rhei también quiero destacar tanto el ritmo narrativo que sabe crear para mantenernos atentos a la obra como su gran soltura con los diálogos. Las reflexiones y pensamientos de la domori son también una parte importante, reveladora y clave para entender tanto la historia como las cuestiones existenciales que plantea.

Zez’ly dejó que una lágrima se deslizara por su mejilla. Era de color azulado, por estar enriquecida con sustancias calmantes y desinfectantes.

El título de la obra hace clara referencia a la tribu domori en general, pero también a Luna Roja en particular. En el camino de descubrimiento hacia su verdadero yo, la protagonista descubrirá la realidad de lo que significa ser una domori. Rhei nos sitúa en un contexto futurista en el que algunas sociedades, como la domori, han retrocedido en las costumbres avanzadas que definen a la modernidad. Por ejemplo, los individuos de la tribu de tez rojiza no gozan de electricidad ni de ningún tipo de aparato moderno entre sus posesiones. Sus creencias se basan más en la espiritualidad y en la unión como pueblo.

En Domori, la narración va intercalándose de forma muy hábil con el diálogo y la autora sabe dejar, en su justa medida, ciertos detalles que embellecerán la composición y la trama y experimentarán con ésta última, haciéndola rica y ayudándola a avanzar.

Otro punto a tener en cuenta en la novela es la evolución de su personaje principal, Luna Roja, que, por ejemplo, siempre tiene presente la muerte de su amado, al que recuerda durante toda la obra. Este hecho dota a Luna de cierta verosimilitud y humanidad y transporta al lector las consecuencias reales que supone perder a alguien tan importante. Sofía Rhei presenta también en su obra a varios personajes secundarios de gran calibre, como son Plata Rápida, Kalimé o William. Me hubiese gustado, no obstante, ver a dichos personajes moverse en un contexto más amplio que el de la novela breve porque me han parecido muy interesantes y hubiese estado bien observar en ellos un mayor desarrollo.

¿Y si los <<científicos>> hubieran encontrado una manera de robarle a los humanos la fuerza, la agilidad, la longevidad, el tiempo mismo, al extraerles los colores?

En conclusión, la narrativa de Sofía Rhei nos introduce de lleno en un contexto futurista en el que nos hace replantearnos la eterna cuestión de la identidad personal, a la vez que liga esta cuestión a otros temas propios de la ciencia ficción. Domori es una novela breve que merece la pena leer.

Valoración: Bien, bien.
Podéis haceros con Domori aquí.

11 thoughts on “Crítica a “Domori”, de Sofía Rhei”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s