Excelente

​Crítica a “Frankenstein o el moderno Prometeo”, de Mary Shelley

Título: Frankenstein, or, The modern Prometheus
Autor: Mary Shelley
Género: Narrativa de ficción
Traductor: Manuel Serrat Crespo (Versión de 1831)
Editorial: E-artnow
Edición: 2015 (digital) Colección Clásicos de la literatura
Fecha de su composición: 1816
Número de páginas: 191

Las alteraciones de la vida no son ni mucho menos tantas como las de los sentimientos humanos.

Hoy vamos a analizar brevemente un libro clásico muy conocido, de esos que no necesitan presentación. Se trata de Frankenstein de Mary Shelley. Hay numerosas adaptaciones de este título, que forma parte ya de la cultura popular. Como seguramente sabéis, hay varias películas basadas en el personaje de Shelley como El doctor Frankenstein de 1931, La novia de Frankenstein de 1935 y Frankenstein de Mary Shelley  de 1994. También hay audiolibros, cómics y creo recordar que hasta se adaptó a una serie de dibujos animados, siendo el monstruo de Frankenstein un personaje muy popular.

Póster de la película de 1994

Esta obra es considerada por muchos la primera novela de ciencia ficción. Recordaros que la ciencia ficción forma parte de la imaginación popular, de los cuentos y leyendas tradicionales de muchos pueblos. Así, nos encontramos historias precursoras ya en la Grecia Clásica que, sin ser llamadas ciencia ficción, contienen elementos básicos del género.

Mary Shelley (1797-1851, Reino Unido) es una novelista y dramaturga inglesa que escribió varias novelas y libros de viajes, además de algunos relatos y poesía. Es conocida por la novela que nos ocupa que publicó en 1818 y de la que escribió tres versiones diferentes. La primera es de 1816 y fue escrita debido a que Lord Byron, durante una estancia del matrimonio Shelley en su casa, desafió a sus invitados a escribir un relato de terror para entretenerse en unos días de mal tiempo.1816 fue el llamado año sin verano, debido a las cenizas que expulsó a la atmosfera el volcán Tambora. El marido de la autora, Percy Bysshe Shelley, modificó la novela y le ayudó a corregirla. La versión final fue reescrita a partir de las anteriores versiones en 1831. Otras obras conocidas de la autora son El último hombre de 1826 y Mathilda de 1819.

Imagen de la portada de 1831 con un grabado de Theodore Von Holst

La obra puede encuadrarse en el terror gótico, género muy extendido en la época en que se escribió. El tipo de terror es sobre todo psicológico. También la prosa elaborada, aunque accesible para el lector, es muy característica de aquellos tiempos del romanticismo británico. En cuanto a la manera de narrar, mezcla la narrativa con el formato epistolar. En un principio nos encontramos con las cartas que un aventurero llamado Walton remite a su hermana para, posteriormente, pasar a narrarnos la historia de un hombre(Frankenstein) al que se encuentra cerca del polo. Frankenstein ha ido a esas remotas tierras heladas persiguiendo a la criatura que él mismo ha creado y se sincera con Walton, contándole todas sus vivencias.

Una expresión de dolor le cubrió el rostro de inmediato; y respondió:

–Voy en busca de alguien que huyó de mí.

Victor Frankenstein es un estudiante de medicina que juega con la electricidad, una tecnología recién descubierta en esa época, y crea un ser a partir de trozos de cadáveres al que consigue insuflar vida. Horrizado por su propia creación, abandona al monstruo a su suerte. Su criatura, un ser herido y un tanto malvado, volverá para su particular venganza y también para pedirle algo a su creador que este no está dispuesto a concederle.

Los personajes son bastante numerosos, el protagonista indiscutible no es Walton el aventurero -quién nos narra el relato- sino el propio doctor Frankenstein. Alrededor de él gira toda la trama y la mayoría del resto de personajes están relacionados con él. Son sus padres, su prometida, sus compañeros de estudios, etc.

Con una ansiedad rayana en la agonía, coloqué a mí alrededor los instrumentos que me iban a permitir infudir un hálito de vida a la cosa inerte que yacía a mis pies.

En la época en que el libro fue escrito la electricidad era algo experimental. Se sabe que Shelly había leído sobre ella y estaba influenciada por las hipótesis de algunos científicos de la época, hoy consideradas erróneas. La esencia de ciencia ficción del libro para mí reside, en cambio, en su filosofía. El creador no se percata del poder de su ciencia ni del alcance de sus actos hasta que es demasiado tarde. Como su propio título indica, está relacionado con la antigua leyenda de Prometeo. De todo ello, la autora nos habla en el prólogo.

El libro se estructura en tres volúmenes con siete, nueve y siete capítulos. El primer volumen contiene además cartas y el prólogo, si bien el contenido epistolar es bastante abundante en esta obra, con diferentes comunicaciones escritas entre los personajes que se transcriben de modo directo.

Me ha recordado mucho a obras posteriores, como las novelas de aventuras de Julio Verne, sobre todo por su ritmo. Su lectura también me ha evocado a Drácula de Bran Stoker de 1897 por su forma(epistolar y diario personal) y por el terror psicológico que rezuma. El tema fundamental también es la eterna lucha entre el bien y el mal, tan presente en literatura, si bien se abordan de forma diferente en estas obras. En esta novela se nos advierte de los peligros de la ciencia, del miedo a que nuestras creaciones se escapen de nuestro control. Hay autores que han visto en ella un reflejo del temor a la maternidad, a los riesgos de un parto y a que los hijos ejerzan su libre albedrío. El protagonista, Victor Frankenstein, sabe que ha obrado mal y teme las consecuencias de los actos de la criatura que ha creado.También, desde otra visión, se puede interpretar el hecho de crear vida como un desafío a Dios y un acto egoísta y arrogante cuyas consecuencias son imprevisibles.

Tenemos una novela para reflexionar sobre la naturaleza humana, sobre la vida, sobre nuestro poder de creación y destrucción, sobre la libertad; entre otros muchos temas. Es una obra entretenida y que nos pone los pelos de punta de vez en cuando, con un lenguaje rico y cuidado-propio de la época- y un estilo sencillo.Es un gran libro, todo un clásico que ha influido en multitud de obras posteriores, muy recomendable para cualquier lector. 

Soy malo porque soy desdichado.

Valoración: Excelente.

El libro es de dominio público, lo podéis conseguir fácilmente, a bajo precio e incluso gratis en numerosas plataformas, por ejemplo aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s