Bien, bien

Crítica a “Última noche en el páramo”, de So Blonde

Título: Última noche en el páramo
Autora: So Blonde
Género: terror
Fecha de publicación: julio de 2017
Edición: 1ª edición (física)
Editorial: Cerbero
Número de páginas: 160

19731813_446550232388218_1468095472831311239_nObjeto 1. Portada de Última noche en el páramo, ilustrada por CalaveraDiablo

Con la entrada vetada al casco urbano, para preservar sus virginales mentes de lo que allí acontecía, los hermanos Brad y Angelina Engel pasaban la tarde junto a su amigo Yon en las tierras de la familia de este.

Pues So Blonde es una escritora mordaz, crítica y genial que se desarrolla con admirable habilidad en sus textos, los cuales siempre carga de ataques en contra de la sociedad actual y sus prejuicios. Su estilo responde a un realismo hiperbolizado y sucio en el que denuncia, siempre con cierto tono humorístico, algunos comportamientos o costumbres típicas del mundo en el que vivimos.

So se basa en la locución latina del animus iocandi cuando debe plantear la intención de un texto que va a escribir. Esto quiere decir que su objetivo es siempre el de provocar la risa en el lector, y esto lo logra sobrecargando su obra de referencias, de juegos de palabras y de acidez humorística.

Ha publicado Azafata AVEnturas (2015, Editorial aContracorriente) y ha sido clave en la novela 2.0 Tiempo de Héroes. También ha autoeditado distintos textos en varias plataformas web y ha publicado relatos en revistas de ámbito nacional. En la actualidad, So escribe historias para El Jueves, la revista que sale los miércoles.

En Última noche en el páramo, conocemos a Monica Estanco, la ayudante del sheriff de Cerrojazo (Texas) y nos empapamos de sus exageradas vivencias durante la Fiesta de la Cosecha. Monica está rodeada en su día a día de machistas, de retrógrados y de votantes de Trump. A esta combinación explosiva se le une la venerada televisión por cable, estrellas del porno en plena gira y un matadero abandonado en el que empiezan a suceder extraños acontecimientos relacionados con la legendaria bestia conocida como chupacabras… Sí, es quizá la criatura mitológica cuyo nombre parece el más acertado para un texto de So. El sueño americano hecho bolsilibro, vaya.

Sus ojos alcohólicos, sitiados por las arrugas que le escarbaban el rostro, eran terroríficos en su sobriedad cuando dijo:
—Es… el Chupacabra.

Me ha encantado Última noche en el páramo. La Editorial Cerbero me demuestra una vez más que, por muchas de sus obras que lea, siempre encontraré entre su colección algo nuevo, algo distinto, algo dispuesto a sacar los pies del tiesto (como dirían ellos). El humor de So es en ocasiones un desfase de inteligencia y de dominio de las letras, pero en otras ocasiones está más escondido, llega poco a poco. En cualquiera de sus dos facetas, la autora me ha sabido arrancar una sonrisa de vez en cuando.

El clásico narrador omnisciente en pasado nos introduce las historias que se van entrelazando en Última noche en el páramo mientras hace eco del característico tono sarcástico propio de la autora. La narración tradicional se va intercalando así con diálogos, con imágenes grotescas y con múltiples referencias a la cultura popular americana. Es cierto que dichas referencias, en ocasiones, pueden antojarse algo repetitivas, pero son necesarias para acentuar la crítica al mundo actual y a nuestras costumbres. ¿O no solemos apoyarnos en múltiples referencias para dar valor a nuestros argumentos? El exceso de referencias de So es precisamente eso: una crítica a esta costumbre. La composición se completa con una correcta construcción del ritmo narrativo que nos explica una historia medida que no se queda corta ni se precipita en ningún momento.

 

chupacabrasObjeto 2. El verdadero motivo por el que So no nos muestra su rostro

El título de la obra es descriptivo de lo que va a suceder durante la historia que se narra en Cerrotajo, un pueblo que no existe pero que se asemeja en sonoridad al de algunas de las localidades texanas, cuyo origen le parece curioso, casi divertido, a la autora. Es así como So llena las páginas de su novela breve de situaciones disparatadas, graciosas y que sobrepasan los límites de la lógica. Que el disfraz de historia de terror no os engañe: Última noche en el páramo es, principalmente, una obra de humor, de crítica social y de desparpajo. Está emplazada en un contexto terrorífico, sí, pero de su historia bien podría sacarse un peliculón (de serie B), que arrancase las risas del más soso. La pregunta obligada que debemos hacernos es: ¿el híbrido entre terror y humor puede funcionar? So Blonde nos demuestra que sí, aunque logra que todo sea tan exagerado que cuesta tomar su historia en serio.

—No me culpes por lo que hizo el hermano Coyote. Además, era un puto coyote. ¿Qué esperabas?

En conclusión, no puedo deciros más sobre Última noche en el páramo porque debéis leerla si buscáis pasar un buen rato en el que solo deberéis dejaros llevar por la pluma de So, que ha demostrado ser excelente. Abrid vuestra mente y leedla sin ser «mascabrevas o culoestrechos».

Por cierto, estoy por retirar los Chupa Chups de la tienda porque tras leer Última noche en el páramo, cada vez que miro el expositor, leo Chupa Cabras.

Y me voy ya, pero antes, ¿detecto aquí cierto homenaje?:

—Putas, Harry, putas […]

Valoración: Bien, bien
Podéis adquirir Última noche en el páramo aquí.

Y aquí los enlaces a otras críticas cerberiles. Me repito más que el ajo, oye:
·Rubicón, de J. G. Mesa
·Yabarí, de Lola Robles (crítica por Miriam Beizana)
·Yabarí, de Lola Robles
·Los príncipes de madera, de Daniel Pérez
·CloroFilia, de Cristina Jurado (crítica por Silvia Paz)
·CloroFilia, de Cristina Jurado
·Domori, de Sofía Rhei
·36, de Nieves Delgado
·Barro (Post Scriptum 01), de Alicia Pérez Gil

5 thoughts on “Crítica a “Última noche en el páramo”, de So Blonde”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s