Imprescindible

Crítica a “Diez variaciones sobre el amor”, de Teresa P. Mira de Echeverría

·Título: Diez variaciones sobre el amor
·Autora: Teresa P. Mira de Echeverría (con prólogo de Cristina Jurado)
·Género: antología de relatos de ciencia ficción
·Fecha de publicación: junio de 2017
·Edición: 1ª edición (física)
·Editorial: Cerbero
·Número de páginas: 362

19748791_447227672320474_5560225332273012704_nPortada de Diez variaciones sobre el amor, ilustrada por Cecilia G. F.

Teresa P. Mira de Echeverría nació en Pilar (provincia de Buenos Aires, Argentina), en 1971. La autora es Doctora en Filosofía y trabaja como docente universitaria. Además, investiga las relaciones entre filosofía, ciencia ficción y mitología y participa en el grupo de escritores Los clanes de luna Dickeana.

Sus relatos han aparecido en múltiples revistas y antologías internacionales. Un ejemplo es La Terpsícore, un cuento ganador de la convocatoria Alucinadas (Palabaristas) y que, además, fue traducido posteriormente por Lawrence Schimel y publicado en un número especial de la revista Strange Horizons. Su novela breve Memory fue traducida también por Schimel y publicada en Estados Unidos, tanto en formato electrónico como en papel y bajo el sello de Upper Rubber Boot Books. También es destacable su novelette El Tren (Editorial Café con Leche).

En la actualidad, Teresa trabaja en varios proyectos literarios, algunos de los cuales verán la luz en Editorial Cerbero.

Porque este libro es un tablero de juego desplegado por la autora para que cada uno se enfrente a sus propios prejuicios, refiriéndonos a la actividad mental previa a la experiencia que llega a distorsionar nuestra percepción.

Del prólogo de Cristina Jurado

Diez variaciones sobre el amor es una creación impactante sobre el amor y sus distintas dimensiones, es un nuevo territorio hacia diez oportunidades de descubrir el amor y de descubrirnos a nosotros mismos. La tremenda imaginación de la autora se desborda en cada relato, en cada línea incluso, proponiendo varias inmersiones en un concepto tan antiguo y poderoso como es el amor. Los diez relatos nos harán ir y volver desde la ciencia ficción pura, pasando por lo híbrido entre lo futurista y lo New Weird, el intimismo o la búsqueda de la identidad. Así, la novela breve y el relato se dan la mano en este compendio barroco, preciosista, bello, explosivo, donde quien lee acaba siendo víctima del éxtasis creador y, a su vez, parte indispensable de la propia obra.

Relaciones intersexuales o inter-especie, amor entre clones, criaturas alienígenas, relaciones familiares… los extraños caminos del amor expresados en términos sutiles o extremos, extraños, incómodos, inmersivos. De hecho, los diez relatos de la antología son tan distintos entre sí que no puedo hablar de ellos sin hacerlo de forma individual.

La obra comienza con La poética de las sirenas, una novela breve en la que su autora crea un universo alternativo lleno de matices en el que existen poetas genéticos que son capaces de crear vida desde sus construcciones líricas. Así, el protagonista de este relato logra construir una familia a partir de la obra de otro artista, uniéndose a una mujer-poema que se presenta a sí misma como humana a medias. Con esta novelette, la autora argentina pone en duda conceptos como el de la familia típica de nuestra sociedad o el de la unión endogámica que se establece entre el artista y su obra.

Dijo que como yo no soy humana, como no soy más que una persona a medias, una persona poética, necesitaría un padre genetista que me ayudase a concebir.

El segundo relato que se recoge en la antología es Dextrógiro. Dextrógiro es complejo. Es, de hecho, uno de los relatos que requieren más atención y paciencia por parte del lector. Es excelente, es absoluto. En él, el amor aparece como amor hacia uno mismo, y se cuestionan términos como el crecimiento personal o la búsqueda de la identidad a través del amor propio, del ego que todos encerramos y que nos llega, en esta ocasión, en forma de viaje a través de las estrellas. Pura magia.

El planteamiento de imaginativas relaciones amorosas entre especies llega con el tercer cuento de la antología, Pterhumano, un relato de corte urbano en el que se nos presenta una raza híbrida entre distintas aves y humanos, y que además están encerradas en una vida de disimulada esclavitud a causa de una deuda que solo pueden saldar con años de trabajo. La obra guarda cierto toque sarcástico: los pterhumanos no pueden volar.

Una criatura schrödingeriana protagoniza La lámpara de Diógenes, o, lo que es lo mismo: un contradictorio ser que es y no es al mismo tiempo. En este relato, la autora reflexiona sobre la ausencia del amor a través de un protagonista extraño que es incapaz de sentir amor hacia el resto o hacia sí mismo. La criatura schrödingeriana, además, está encerrada en un laboratorio mientras científicos sin una pizca de moral experimentan con él.

El femtomívero no era el que iba y venía de la existencia: era él quien lo hacía. Él, junto con toda la raza humana y todo el universo.

En A su imagen, la autora vuelve a plantear una situación de amor inter-especie. En esta obra, encontramos la metáfora de la persona amada, que a veces puede llegar al extremo de ser casi como una raza distinta, ajena a nosotros, con la que tendemos, por naturaleza o vicio (¿no es esto parecido, casi igual?) a unirnos inevitablemente. Así, en este relato salen a la luz los miedos y las inseguridades más profundas e íntimas que nos definen como seres humanos.

Spider basa su premisa en Mamá, la gran escultura de Louise Bourgeois que da la bienvenida a los visitantes del Guggenheim de Bilbao. En este relato nos encontramos con la relación entre dos amigos, entre dos compañeros que llegan al extremo personal de considerarse hermanos. La autora nos narrará el paso de los protagonistas de su juventud hacia su edad adulta, y la araña robótica será el ente que los ayudará a ascender. Además, durante este viaje nos encontraremos con múltiples referencias a la cultura indígena argentina.

Otoño es un relato precioso que relativizará la mente de cualquier lectora. En este cuento no solo regresan las relaciones entre especies, sino que se nos muestra una raza basada en un modelo familiar que, en nuestra sociedad, sería considerado incesto. En Otoño, ese incesto aparece de forma bella, mágica, y llega a convencer y situar al lector en el contexto de ficción interespacial en el que se enmarca.

En Vidrio líquido nos encontramos con el amor entre distintos tiempos de la historia. En el cuento, la autora contrapone épocas pasadas y futuras, y relativiza conceptos religiosos e intolerancia. La aparición de las brujas parece un pequeño homenaje a la historia y refleja, además, cierta intención feminista. La protagonista de Vidrio líquido pondrá en peligro una o varias líneas temporales para salvar a la persona amada mientras la situación le hace relativizar su propia percepción de la realidad.

Yo, su dulce bruja… Ella, mi fiel esposa…

En El obsequio, la autora vuelve a enmarcarnos en un contexto artístico y no transporta al planeta Ataun. Allí, el protagonista del relato, un pintor químico, regalará su obra, que es un ser vivo, a un planeta. El obsequio es complejo, y muestra el amor por la creación y por la entidad que recibe la propia creación artística como regalo, obsequio u ofrenda.

La antología concluye con Como a sí mismo, una historia de amor entre clones. Así, todo el cuento se nos presenta como una paradoja de amor entre seres casi idénticos basados en un mismo hombre, pero con distinta esencia. De nuevo, se plantean temas existenciales como el de la identidad y el de la ética de la clonación humana.

En conclusión, Diez variaciones sobre el amor es poesía hecha relatos. Una mezcla de ciencia ficción y amor a la que su autora ha sabido imbuirle magia en cada línea que nos ha regalado. Dentro de los diez cuentos se respiran contextos amorosos de todo tipo: auto-amor, amor entre clones, amor entre especies, entre seres híbridos y humanoides, ilusión amorosa… Y mucho más. Pero, a parte de abordar temas muy difíciles de encontrar en la literatura de cualquier época y que a la vez demuestran una imaginación tremenda de su autora, Teresa nos desborda con un sencillo mensaje que llena toda la obra y que nos hace sentirnos identificados: la inevitable complejidad del amor. El amor siempre es difícil, y con metáforas muy potentes y, en su mayoría mágicas y futuristas, los relatos de Teresa P. Mira de Echeverría nos lo enseñan en esta antología. Si prestamos atención a la obra, además, y abrimos nuestra mente mientras paseamos por unas historias que son en ocasiones más o menos complejas, pero siempre de una calidad narrativa y de un detallismo destacables, extrapolaremos a la vida real y a nuestro tiempo lo que describen sus líneas, todas ellas simbólicas. Una joya de la literatura de ciencia ficción de habla hispana. Un viaje necesario para cualquier lector dispuesto a dejarse fundir por el estilo barroco, la fantasía, la ciencia ficción y la experimentación literaria.

Valoración: Imprescindible
Podéis adquirir Diez variaciones sobre el amor aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s