Excelente

Crítica a “La roca de Is”, de Elia Barceló

Título: La Roca de Is
Autora: Elia Barceló Esteve
Género: novela juvenil
Edición: 1ª edición digital
Editorial: Edebé (colección Periscopio)
Fecha de publicación: 2003
Número de páginas: 320

Puedes seguir tu destino o luchar contra él.

Ya hace un tiempo, en mi búsqueda de información sobre ciencia ficción, llegué a artículos sobre la autora española Elia Barceló (Elda, Alicante, 1957), publicados en diferentes medios digitales. En ellos se la presentaba como una de las escritoras más importantes de la ciencia ficción en lengua castellana. Me sorprendió no haber oído hablar antes de ella y quise saber más sobre su obra. Descubrí que Barceló no está encasillada en un género, sino que tiene una obra extensa y variada, sirva como ejemplo la novela juvenil histórica y de aventuras que he decidido comentar hoy con vosotros.

Como autora obtuvo los premios UPC, Celsius e Ignotus, entre otros. Además de ser escritora se licenció en filología germánica e hispánica, doctorándose en 1995, y es profesora de literatura hispánica en una universidad de Austria, donde reside desde 1981. Algunas de sus obras más conocidas son El mundo de Yarek (1994), El caso del artista cruel (1998) y Cordeluna (2007). También ha publicado La Maga y otros cuentos crueles en 2015. Su novela publicada más reciente es El color del silencio (2017). Además ha participado en varias obras colectivas como Alucinadas III (2017) con un relato denominado Tres. Tiene unas veinte novelas y varios relatos publicados, aunque algunas de sus obras son difíciles de conseguir.

Fotografía de la autora (Wikipedia)

La novela que os traigo hoy mezcla géneros, sobre todo histórica y aventuras como ya dije, con un toque de fantasía. No ahonda demasiado al describir, siendo las descripciones de lugares ajustadas a lo indispensable, pero nos deja ver con cierto detalle lo que sienten y piensan las protagonistas. Por ello, es sencillo sentir empatía con ellas. Tampoco abunda en exceso el diálogo, técnica de la que creo abusan algunas obras para público joven, y predomina la narración de la acción; lo que hace la lectura amena y muy rápida. Sus más de trescientas páginas se devoran enseguida y casi sin darnos cuenta.

El libro se divide en dos partes, tanto en el plano temporal como en lo que respecta a las protagonistas. La historia se narra siempre en tercera persona con un narrador omnisciente, si bien en la primera parte la protagonista es Enye, una niña de un poblado vikingo del siglo IX y en la segunda parte es Sara, una adolescente española que veranea en una excavación arqueológica junto a su distante madre. Aunque la mayor parte de la acción transcurre entre el siglo IX y 2003, siendo las protagonistas muy jóvenes, el último episodio transcurre en un futuro hipotético de 2025, con una Sara ya adulta. La elección de las escenas, tanto vivencias como recuerdos y sueños de las protagonistas, me parece muy acertada.

Se desarrollan temas universales como las relaciones materno-filiales y de pareja, el paso de la niñez a la edad adulta, las dificultades de la adolescencia, la filosofía de vida en diferentes épocas históricas, etc.

Se refleja un contraste drástico entre la historia de Enye, donde vemos su transición de niña a mujer en apenas dos años, mientras que en el caso de Sara ya en nuestra época, este tránsito parece más largo y quizás más tormentoso. Enye tiene una aspiración y unos objetivos claros, mientras que Sara no sabe bien a dónde encaminarse en un futuro. La formación de Sara es muy diferente a la de Enye, así como su forma de vivir. En el pasado cada persona tenía un rol definido. Hoy en día debemos decidir por nosotros mismos y adaptarnos a un ambiente que cambia con rapidez.

Otras temáticas importantes son la religiosa y de género. El libro me parece marcadamente feminista, pues el peso de la acción recae en los personajes femeninos, sobre todo en Enye y Sara, y muestra una visión crítica de las creencias religiosas y morales. En la historia de Enye, la religión es un asunto femenino. Los roles están muy definidos para los dos géneros en esa sociedad vikinga del siglo IX. Los hombres obtienen bienes del saqueo, trabajan en el campo, cazan y protegen la aldea. La vida en el poblado es gobernada por las mujeres, que se encargan de los aspectos más importantes y toman las decisiones. Este desequilibrio permite organizar el día a día y mantener la esencia propia del pueblo. Además, en cada aldea hay una ada, una mujer con conocimientos en materia tanto psicológica como espiritual y de salud, entre muchos otros. Estas “mujeres sabias” son también de las pocas que saben leer y escribir. Son autenticas líderes, más que simples curanderas.

Pero si tú y yo viviéramos en una ciudad como ésta, yo sería el Ángel de la Muerte y tú después de mí.

El ada en el pueblo de Enye es Rutschka, una anciana que tiene como discípulas a la propia Enye y a otra niña de menor edad, llamada Rya. Existe la costumbre de enviar a una isla remota (la isla de Is ola Señora) a niñas que poseen lo que ellos denominan el don, aunque éstas también pueden convertirse en el ada de la aldea. Enye tiene la esperanza de que Rutschka la envíe a Is. La señora es la divinidad femenina que guarda los cuerpos de los héroes caídos en combate más destacados y protege los poblados. Tiene como guardianas a un grupo de mujeres, que serían similares a las agrupaciones religiosas de clausura en muchos aspectos, si bien con las particularidades propias de su cultura. La novela en general, me ha recordado mucho a las antiguas leyendas sobre las Amazonas de la Antigua Grecia y sobre los monasterios de la Edad Media.

El “ada” y Enye emprenden al inicio de la historia un viaje a una ciudad en la que la se nos va mostrando poco a poco a los lectores aspectos de esos conocimientos que Rutschka tiene y su pupila debe ir adquiriendo, así como de la relevancia de las “mujeres sabias” en la sociedad que se describe. Este viaje semeja una metáfora del viaje interior, del descubrimiento del mundo y la apertura mental que Enye está sufriendo.

Este modo de vida propio de los pueblos del norte se ve amenazado por la expansión del cristianismo venido del sur a través de los misioneros, como el pater Ulf. Es un sacerdote que, sin conocer el idioma o las costumbres ni entender el modo de vida vikingo, se va a vivir a la aldea y a predicar su fe. Hombres como él pretenden imponer las normas cristianas por todo el mundo conocido, desplazando la forma de vivir y la cultura propia de estos pueblos que ellos consideran bárbaros.

No vamos a hacer lo que tú digas para que ese Dios de hombres nos conceda un paraíso que no deseamos alcanzar.

Entre los personajes, a parte de los ya citados, son importantes los padres de Enye y sobre todo los gemelos Thorn y Thornstein en la primera parte (historia de Enye). Constituyen una excepción, puesto que en esa sociedad se practicaba la eugenesia y no dejaban sobrevivir a dos hermanos nacidos en el mismo parto. Estos dos muchachos serán niños junto a Enye, y como ella crecerán para ocupar su lugar en la sociedad. Entre ellos habrá una especie de triángulo amoroso. Ambos chicos quieren casarse con Enye, a pesar de que las esperanzas de la chica están puestas en ser enviada a Is y permanecer célibe y dedicada al culto.

En la historia de Sara, los personajes más importantes son la propia protagonista y su madre, Teresa, una arqueóloga famosa que dedica poco tiempo a su familia. Tienen más bien poca relevancia otros miembros de la expedición, aunque cabe destacar a Sonia, que es la ayudante de la arqueóloga y trata de mediar entre madre e hija. Tanto en la primera parte como en la segunda, tenemos variedad de personajes secundarios que enriquecen la trama sin ser imprescindibles.

La fortaleza de Is, que descubre Teresa en 2003, es la expedición de su vida, lo que ha estado buscando desde sus años de estudiante. Constituye un misterio, pues es algo muy diferente a las ruinas que solían encontrarse de los pueblos vikingos de la época. Veo cierta similitud entre la obsesión de Teresa por la arqueología y la de Enye por ser enviada a Is. En cambio, Enye comparte con Sara el carácter tenaz y la perseverancia, una fortaleza digna de una heroína de cuento, a pesar de que ambas son poco más que unas niñas al principio de sus respectivas historias. Las dos mujeres, a pesar de los siglos que las separan, mantienen cierta conexión que solo puede explicarse mediante la magia o la fantasía. Están destinadas a salvaguardar la fortaleza de Is, pero ¿querrán cumplir su misión?

Ella era una elegida, una mujer marcada para la santidad.

En la historia de Enye se nos deja atisbar un mundo antiguo dividido y muy diferente de la Europa globalizada actual, con grandes contrastes entre el norte, donde vive Enye, y el sur, con los árabes y los cristianos en continua disputa. No sé hasta que punto la historia está basada en conocimientos reales sobre esa época o en la imaginación de la autora, pero he de decir que el mundo descrito es muy creíble. En la historia de Sara, en el año 2003 y en nuestra realidad, apenas hay diferencias en el modo de vivir entre norte y sur, podemos encontrar lo mismo en las mismas tiendas y restaurantes casi en cualquier lugar del mundo. Esto nos lleva a observar como las comunicaciones y los medios de transporte modernos han cambiado drásticamente nuestro modo de vivir. Hemos mejorado en muchos aspectos, pero tal vez perdemos en otros, como la riqueza cultural.

Portada de la edición digital

En La roca de Is tenemos una novela apta para público tanto juvenil como adulto, que nos mantiene enganchados, tensos y atentos debido a su argumento y la gran habilidad de su autora para contar historias. Es de lectura fácil, tal vez rápida y simple en exceso para mi gusto en ciertos pasajes, en los que hubiera agradecido más descripción y otro ritmo más pausado. Aunque es entretenida, es una historia que se disfruta, también nos hace reflexionar sobre nuestro mundo, sobre los tópicos de lo que fuimos y lo que somos hoy en día. Sobre hacerse adulto y ocupar nuestro lugar, o aquel en el que otros deciden que debemos estar. Sobre construirnos a nosotros mismos. Sobre amar y ser amados. También es importante ver que en las diferentes épocas unos pueblos tratan de imponerse a otros, bien sea mediante la religión, la guerra y el saqueo en el pasado o con más sutil poder económico en el presente. Como veis, trata cuestiones que están siempre de actualidad y que nos apasionan, pues son parte de la naturaleza humana.

Me ha encantado el estilo, la manera de narrar, de Elia Barceló. Estoy segura de que leeré más obras suyas. Mediante lo que la autora nos muestra, nos cuenta y lo que nuestra mente de lectores recrea; vivimos los contrastes del mundo de Enye y del de Sara, y vemos nuestra propia realidad desde otra perspectiva.

Enye no comprendía qué había de malo en tratar de cambiar el mundo.

Valoración: Excelente. 

Podéis adquirir La roca de Is aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s