Aceptable

Crítica a “Les Bizarres”, de Iñigo Gibernau

·Título: Les Bizarres
·Autor: Iñigo Gibernau Murré
·Género: fantasía
·Fecha de publicación: septiembre de 2016
·Edición: 1ª edición (física)
·Editorial: autopublicada con Caligrama
·Número de páginas: 247

41ov4+PfDrL._SX329_BO1,204,203,200_
Portada de Les Bizarres

Iñigo Gibernau Murré (Palma de Mallorca, 29 de noviembre de 1975) autopublicó el año pasado su primera novela: Les Bizarres, aunque tiene otra obra finalizada y está trabajando en su tercera creación. El autor está casado y es padre de tres hijos y actualmente reside en Madrid.

Les Bizarres llegó a nuestro pequeño espacio gracias a que el autor se preocupó de enviarnos un ejemplar dedicado y firmado. Su sello, Me gusta escribir (actualmente Caligrama) fue lo que me llevó a leerlo y reseñarlo, pues Proyecto ficción comparte firma con Les Bizarres y sentía curiosidad. Agradecemos la confianza que Iñigo ha depositado en el equipo de A Librería. Aquí su dedicatoria, que nos pareció un detalle interesante:

Para los amigos de A Librería. Bienvenidos al mundo de Percival Teach y los Nocturnos.
Con cariño,
IGM

Les Bizarres narra las peculiares historias de varios personajes que se enmarcan en contextos dotados de un cierto toque sobrenatural. El halo de misterio se narra desde los ingrávidos ojos de la ciudad de Nueva Orleans, una urbe que se nos presenta poderosa, engañosa y extraña. Todo eso a parte del aire americano que le aporta a la narración. Podríamos decir, de hecho, que esa Nueva Orleans es uno de los personajes principales de la novela ya que tiene personalidad e importancia propias.

Así, a lo largo de cinco relatos que parecen aislados los unos de los otros (pero que comprenderemos que no es así mientras avancemos en la lectura de la obra) se nos muestran los distintos escenarios de la oscura y, a la vez, bella, ciudad. Es en estos escenarios ocultos donde un abogado exitoso a punto de perderlo todo, una mujer que se dejó llevar por la mala vida a causa de perder a su marido, un saxofonista que huye de su pasado y un joven pintor obligado a aterrizar en un extraño mundo onírico, se convertirán en las piezas blancas y negras de una partida de ajedrez que el misterioso Percival Teach jugará contra sí mismo.

Así, será gracias al conjunto de estos cinco relatos que iremos descubriendo los entresijos de la ciudad de Nueva Orleans y el extraño pasado que difumina el autor entre líneas, pasado que es la base de “una extraordinaria historia que comenzó hace muchos siglos y que solo conocen Percival y los Nocturnos”. El lector no podrá evitar preguntarse quién es ese tal Percival Teach y quiénes son los Nocturnos.

Pese a enmarcar su obra en un contexto de fantasía sobrenatural, el autor deja claras sus intenciones de dar pinceladas sobre un mundo oculto que se nos antoja más grande de lo que realmente parece. Así, con un toque de sutileza, Iñigo Gibernau dejará detalles dispuestos aquí y allá sobre esta magia oculta que, además, ayudarán a aportar misterio al texto. Pero la trama tiene un trasfondo característico que define el tono de la obra. El drama, la desesperación y la lucha por superar grandes traumas está presente en los personajes principales. Unos huyen de su pasado, otros de la muerte, otros intentan evitar una debacle profesional…

Me ha parecido interesante destacar el contraste de personalidad que se da entre dos personajes concretos: Jack, el abogado y Pasquale, una mujer “hermosa” que parece que no es nada más que eso. Mientras Jack es el encargado de salvar a su mujer y a sus dos hijas de un extraño tipo que las acosa llamado el Caminante y su mayor deshonor es perder su reputación profesional, Pasquale se ha condenado a sí misma a una vida de excesivos horrores que la llevan casi a su propia muerte porque no ha superado la muerte de su amado.

Este es, de hecho, uno de los puntos negativos que le he encontrado a la obra: la ausencia de protagonismo femenino. Hay cinco relatos y cuatro están protagonizados por personajes masculinos. Y, además, el que está protagonizado por Pasquale la lleva a mostrarse débil, incapaz de superar su pasado de una forma tan exagerada como inverosímil: acaba acostándose con cualquiera y aceptando que hombres la violen. Y todo eso cuando previamente se ha hablado de ella de esta guisa:

Hace años esas piernas habían sido una maravillosa expresión de sensualidad y belleza. Acariciando las agitadas calles del Rincón Francés, su minifalda regalaba lienzos de pasión a un millar de ojos […].

Pese a lo anterior mencionado, el autor hace gala de oficio y se presenta como un gran lector que conoce bien el mundo que está creando. No obstante, la historia muestra irregularidades de tono. Unas nos ayudan a descansar la mente: las correspondientes a drama-esperanza y otras nos dejan extrañados: los diálogos y la narración presentan un contraste de ideas a veces raro, forzado, que peca de inverosímil. El abuso de adjetivos y florituras en contraste con los capítulos larguísimos y los párrafos a ritmo rápido tampoco ayudan a una amena lectura.

En conclusión, Iñigo Gibernau muestra cierto potencial en su obra, pero es posible que le falte trabajo detrás o desarrollo previo. Ojo, no me refiero a la planificación y a la preparación de su mundo, sino a la búsqueda de un método para hacernos llegar sus historias. Además, opino que debería preocuparse algo más por la verosimilitud de su elenco de personajes y, de paso, no relegar el papel de la mujer a un segundo plano. Esto último sobre todo.

Valoración: Aceptable
Podéis adquirir Les Bizarres aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s