·Título: Extintos
·Autor: Armando Cuevas
·Género: novela de aventuras
·Fecha de publicación: 2017
·Edición: 1ª – Digital
·Editorial: autopublicada
·Número de páginas: 452

La vida se despertaba y bullía en el bosque después del largo y frío invierno siberiano.

Creo que me he leído casi todas las novelas de Armando Cuevas. De hecho, hace algún tiempo reseñaba en este espacio Selva pálida. Mi unión con este autor va más allá de una muy cordial y honesta amistad. Más bien es su facultad para arrancarme de mi zona de confort y hacerme leer novelas de un género que nunca antes había leído: Z Fubarbundy (de temática apocalíptica) y Expedición Atticus (novela de aventuras). Y aquí volvemos, de nuevo, con otra historia consistente, bien estructurada y de notable calidad. Es incansable y muy hábil en el arte de entretener.

—Seguro que andan buscando huesos, confiéselo. Antiguos, me refiero.

Laura bufó y movió la cabeza, negando.

—Vamos, seré una tumba. Es sólo curiosidad. No se lo contaré a nadie.

—Por favor, señor Santana… —suplicó Laura, en tono de fastidio.

—Vale, vale, lo entiendo. Era por hablar de algo.

—No es necesario que hablemos.

Laura Anglada, una joven paleogenista, recibe un misterioso paquete del antropólogo ruso Lébedev. Debido a lo extraordinario de su descubrimiento, Laura viajará al corazón de Alaska para averiguar qué hay detrás de ese enigma. La acompañará Owen, su ayudante y pareja. Pero el recibimiento en su destino no es tan cálido cómo creían: el profesor está desaparecido y, en su lugar, hay un cadáver en la cabaña. Y ellos están solos en el medio de una selva infinita. Bueno, no del todo solos: un antropólogo rival está dispuesto a apropiarse del asombroso hallazgo a cualquier precio.

El estilo narrativo escogido por Armando Cuevas es el ideal para este tipo de novelas. Vuelve a refugiarse en una acertada tercera persona explicativa que, a su vez, va variando de punto de vista para explicarnos cada una de las subtramas. Y estas bailan de la ya citada Laura (que será la protagonista indiscutible), algún fragmento más breve desde la perspectiva del profesor Lébedev y del antagonista Echevarría; y, además, nos trasladaremos a 16000 años atrás, para conocer la historia de Montaña y su poblado.

Unos ojos azules como el cielo de verano. Unos ojos de mirada inteligente que Montaña buscaba cuando ella estaba distraída, porque lo fascinaban tanto como lo intimidaban. Unos ojos que ahora lo observaban con una intensidad abrumadora, reclamando la verdad.

Existe además un satisfactorio equilibro entre la narración más asentada (descripciones, monólogos interiores, etc) y los diálogos. Ambas técnicas están explotadas en su justa medida, con elegancia y buen juicio. Un deleite, creedme, para el lector, incluso para los que no acostumbramos a leer este tipo de novelas. En pocas palabras, Cuevas sabe lo que se hace en todo momento. 

51NFPBRkpfL.jpg

El título Exintos y la portada nos dan bastantes pistas de que hablaremos de un descubrimiento relacionado con el hombre neandertal (para recordar las clases de la ESO: una especie extinta del género Homo). Cabe decir que el contexto que rodea el hilo argumental está logrado al dedillo, como si el autor se tratase de uno de estos antropólogos que se dedican a investigar en la profundidad de Alaska para descubrir los secretos de nuestros antepasados. Aunque cabría la posibilidad de que este autor independiente sea un Indiana Jones encubierto, lo cierto es que creo que esto es debido a un exhaustivo trabajo de documentación.

—Me muero de hambre.

—No exageres—lo recriminó Laura—. Recuerda a esos pobres neandertales hace miles de años, atravesando estos mismos parajes, cuando las temperaturas eran diez grados menores. Seguro que tampoco disponían de comida a la carta durante el trayecto.

—Ésos se las apañarían bien. Si tenían hambre se comerían al más gordito, seguro—se mofó Owen.

Y, una vez más, los personajes. Una voz femenina, libre de tópicos pero también del estigma de la heroína, toma las riendas protagonistas de la historia con mucho acierto. Owen, su ayudante y pareja, soportará el rol que durante años y años fue relegado a los papeles femeninos: la debilidad y la cobardía. Para más inri, Laura se tratará de su jefa. El resto del elenco, sí que es cierto, que estará formado por personajes masculinos en su mayor parte, aunque he de decir que esto ocurre de manera justificada.

En realidad podríamos hablar de dos papeles femeninos importantes. El segundo le correspondería a Sedna, que aparece hacia la mitad del libro. Desvelar más detalles de ella sería caer en el innoble arte de los spoilers, pero he de decir que me ha encantado su aparición, su desarrollo y su trato con Laura. Muy bien, Armando.

No era valor lo que escondían sus acciones, sino inconsciencia.

Otro punto a señalar es que no he encontrado tantos tópicos como sí me había ocurrido en anteriores lecturas de Armando Cuevas (que está, claramente, influenciado por el género cinematográfico) lo cuál es una alegría. Me ha permitido relajarme y disfrutar mucho más de una lectura que me ha mantenido muy atenta hasta el final. ¡Diablos! Es que es endemoniadamente entrentenida.

Y el final. Cómo me ha gustado el final.

En conclusión, me atrevería a decir que es la novela de este autor que más me ha gustado con diferencia. Exhibe una notable mejoría en su narrativa, una historia muy consistente y original y unos personajes inolvidables (para lo bueno y para lo malo). Eso sin contar que me ha mantenido pegada al lector electrónico durante varios días sin parar.

No sé cuáles son los planes y las metas de este autor pero, de proponérselo, podríamos ver alguna novela suya en las estanterías de las librerías. Y, con tan solo lucir su nombre en la portada, sería una garantía de calidad.

Los milenios dejan escasos restos.

Valoración:  Sí, recomendable.

Adquiere Extintos aquí

6 comentarios sobre ““Extintos”, de Armando Cuevas

  1. Miriam, me ha encantado tu crítica. Revivir esos fragmentos que tan bien sabes escoger, y de los que ya no me acordaba, me ha resultado todo un placer. Escribo fundamentalmente para entretener y hacer pasar un buen rato al lector, si lo he conseguido contigo me doy por satisfecho. Muchos gracias y un montón de besos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s