•Título: Bienvenidos al bizarro
•Autoría: Jeremy Robert Johnson, D. Harlan Wilson, Tamara Romero, Grant Wamack, Robert Devereaux, Matthew Revert, Volet LeVoit, Carlton Mellick III, Garrett Cook, Laura Lee Bahr, Kevin L. Donihe
•Traducción: Hugo Camacho
•Género: antología de relatos
•Fecha de publicación: febrero de 2017
•Edición: 1ª edición (digital)
•Editorial: Orciny Press
•Número de páginas: 256

¡Hoy os traigo mi penúltima aportación en forma de reseña para los Premios Guillermo de Baskerville 2017! Las anteriores antologías de relatos que entraron en la fase final del concurso de Libros Prohibidos y que ya reseñé en este mismo espacio fueron Y abrazarte, de Clara Asunción García; Cuentos desde el Otro Lado, de varios autores y Entre malvados, de Miguel Ángel Muñoz.

Para empezar a hablar de la antología Bienvenidos al bizarro de Orciny Press es conveniente introducir el género del que ya avisa el propio título. El bizarro, como dice el traductor de la antología y director de Orciny Press, Hugo Camacho, es un género artístico, un movimiento, una ideología. Es todo eso y mucho más.

[El bizarro es] el equivalente literario a la sección de culto del videoclub. (prólogo por Hugo Camacho)

Pero la definición que hoy nos interesa de bizarro es la que lo define como género literario. Podríamos decir que el bizarro en la literatura es el rizo rizado de las composiciones enmarcadas dentro de la literatura extraña. Es la literatura weird vuelta del revés, pero no por ello es menos extraña. El bizarro define sus bases sobre la literatura de género, pero reinterpreta dichas directrices y crea un universo nuevo y difícil de enmarcar. Por ello merece una consideración única.

¿Y en qué consiste dicho género? En darles una buena hostia a lectoras y lectores (perdonad la expresión). Una hostia que haga revolver sus tripas y retuerza su realidad, la confunda, la relativice y la desnude. Y toda esta sarta de acciones las combina el bizarro con dos objetivos que me han parecido muy claros: contraatacar nuestras costumbres (incluso las que se acomodan en la propia literatura) y diferenciarse de cualquier manifestación literaria actual.

Bienvenidos al bizarro ofrece en español una antología de relatos de un género imposible de encontrar en nuestra lengua. Un libro que te hará ver la literatura con otros ojos y que, si no huyes de él, te atrapará con sus tentáculos morados y viscosos. Hablemos ahora de forma pormenorizada de los cuentos que recoge la antología.

La antología empieza con La liga de los Céroes (The League of Ceroes), de Jeremy Robert Johnson. Un relato que critica la superpoblación y la superficialidad de nuestra sociedad en un futuro post-apocalíptico. En Dinámica de clases (Class Dynamics), de D. Harlan Wilson, se realiza una crítica a la educación y a la falta de empatía humanas. En Gigantas sentadas en la bahía de Berangkat, de Tamara Romero (este es el único relato de la antología que no fue traducido), se intuye de nuevo una crítica de las costumbres sociales del asombro y la fascinación por lo nuevo. El halo de misterio que envuelve a las criaturas que aparecen en este cuento y que, además, se distancian de los típicos gigantes agresivos y temidos de la fantasía, me ha parecido fascinante.

Antes de empezar con todo esto, antes de dividirme la lengua en tres, extirparme los iris y hacerme extensiones en los dedos de los pies, era pobre como una rata.

Bienvenidos al bizarro sigue con La noche de las chonis (Night of the Ratchetts), de Grant Wamack, una locura de relato repleto de acción y de situaciones que casi os obligarán a seguir leyendo. Pequeña Miss Ultrasonido (Lil’ Miss Ultrasound) de Robert Deveraux es una crítica a la superficialidad y la sexualización infantil, pero llevada al extremo (se llevan a cabo concursos de belleza en los que participan fetos). También es una crítica a la sociedad machista.

La antología sigue dándonos bofetadas con un protagonista que vive con el miedo constante de eyacular alicatadores bigotudos en miniatura en Hay un millón de maneras de hacer lo correcto (A Million Versions of Right), de Matthew Revert y sigue con Bailarina exótica (Live Nude Girl), de Violet LeVoit. Este último relato me ha parecido imprescindible por su manera de jugar con la realidad, por su manera de destrozar el subconsciente de su protagonista y por la combinación de temas tan extrema que logra crear (mezcla comida y sexo).

Cuando le estoy haciendo el baile en el reservado, no puedo parar de pensar en comida. Pienso en pan tostado y en una lluvia de aceite de oliva y en el sabor fuerte a pimienta del salami y en el aroma herbal del orégano espolvoreado.

El siguiente relato es de lo mejor que he leído en mi vida. Orgía fantástica (Fantastic Orgy), de Carlton Mellick III es la representación más pura del género bizarro: su protagonista va a un club de swingers en el que pretende pillar una enfermedad de transmisión sexual (las ETS son ahora mutaciones, en su mayoría, beneficiosas) llamada vibrador para complacer a su chica. Es impresionante como Carlton Mellick III juega con el lector y con las costumbres sociales de género y estatus en este relato. Tenéis que leerlo.

Había una [ETS] que te cambiaba el pelo de color, una que hacía que te crecieran los dedos de los pies, otra que hacía que te salieran tetas de más por todo el cuerpo, otra que te volvía la piel traslúcida, y una especialmente fastidiosa que te hacía eyacular globos oculares en miniatura.

Hay dos relatos igualmente muy bien construidos, pero que me han parecido no encajar en esta antología: Señor Felpa, detective (Mr. Plush, Detective), de Garrett Cook y Pastel de tercipelo azul (Blue Velvet Cake), de Laura Lee Bahr. En el primero de los dos, algunas de sus situaciones se me han antojado inverosímiles, pero aun así me ha parecido una acertada crítica a la novela negra y su tono me ha parecido divertido. En el segundo, si bien su forma es excelente, he encontrado una temática más simbólica e introspectiva que no acaba de encajar con el tono de la antología. El vendedor de dildos a domicilio (The Travelling Dildo Salesman), de Kevin L. Donihe cierra la antología con un canto a la relativa libertad humana.

En conclusión, Bienvenidos al bizarro reúne a grandes autoras y autores del género que llenan de calidad una obra que quizás no es del gusto de todos, pero que a mí me ha tenido enganchado al libro electrónico. Me lo he zampado en tres sentadas. No he podido apartar la vista un instante de las situaciones límite a las que llegaban sus personajes, no he podido evitar sumergirme en las sociedades distópicas y rotas de sus relatos y no he podido dejar de saborear un nuevo gusto que me ha dejado con ganas de seguir descubriendo. Es una obra que guarda un perfecto equilibrio entre forma y fondo: prácticamente la totalidad de sus relatos están construidos con una calidad impecable (en cuanto a personajes, situaciones, diálogos, descripciones y narración) y tocan temas alejados de la típica literatura de género: hay gigantas en vez de gigantes, hay enfermedades de transmisión sexual que son mutaciones y, en general, no hay pelos en la lengua (o tentáculo, qué sé yo) de sus autoras.

Valoración: Excelente
Podéis adquirir Bienvenidos al bizarro aquí.

11 comentarios sobre ““Bienvenidos al bizarro”, de VVAA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s