·Título: Por ti daré mi vida
·Autora: Elia Barceló
·Género: novela juvenil de fantasía
·Editorial: Edebé (Periscopio)
·Fecha: 2015
·Número de páginas: 164

El muchacho había comprendido mi mensaje; se había dado cuenta de que en este mundo, bajo la luz del sol, siempre es posible volver a empezar.

Por su título y portada, esta novela parece la típica historia romántica para incentivar la lectura en los adolescentes. Es además una obra muy corta, que se puede leer en una tarde sin mucho esfuerzo. Sus capítulos están divididos en secuencias cortas e irregulares. También las frases de las que se compone no suelen ser muy extensas.  Sin embargo, más allá de las apariencias, tenemos una narración muy diferente a lo esperado. Al menos, diferente a lo que yo me esperaba.

41ZrjpHPbwL._SX316_BO1,204,203,200_

De su autora, Elia Barceló Esteve (Elda, Alicante, España, 1957), ya he leído unas cuantas obras. Entre ellas se incluyen tanto relatos cortos como la novela juvenil La roca de Is (2003), que reseñé en este portal hace un tiempo y que podéis ver aquí. Elia Barceló ha obtenido a lo largo de su trayectoria los premios UPC, Celsius e Ignotus, entre otros. Además de ser escritora se licenció en filología germánica e hispánica, doctorándose en 1995, y es profesora de literatura hispánica en una universidad de Austria, donde reside desde 1981. Algunas de sus obras más conocidas son El mundo de Yarek (1994), El caso del artista cruel (1998) y Cordeluna (2007). También publicó La Maga y otros cuentos crueles en 2015. Su novela publicada más reciente es El color del silencio (2017). Además ha participado en varias obras colectivas como Alucinadas III (2017), con un relato denominado Tres, cuya crítica podéis leer aquí.

Aun siendo una historia romántica sin lugar a dudas, nos encontramos con un importante componente de fantasía. La acción transcurre en una ciudad alemana actual durante el invierno. Comienza en noviembre, en concreto, y termina en otra noche de invierno varios años después. Tenemos a un chico que se despierta apoyado en una bicicleta y  un narrador nos va contando lo que le sucede: no sabe dónde está ni quién es. Lessa y Nanni, dos chicas huérfanas que viven en un orfanato, se lo encuentran desorientado y se interesan por él. Lessa, llamada Celeste en realidad, es una de las protagonistas. Su novio Theodor, al que todos llaman Ted, es el otro.

Yo tenía a Ted, que era como yo, que tampoco sabía de dónde venía ni quiénes habían sido sus padres. Ted, que me quería como yo a él. Sin preguntas. Sin condiciones. Sin recelos. Ted, que era todo mi mundo.

Los personajes no son muy numerosos y, a pesar de las pocas páginas de que la autora dispone, están bien caracterizados y se diferencian sin problemas. No emplea recursos complicados ni metáforas excesivamente elaboradas. La historia en que se basa es conocida por todos de sobra; es un mito clásico, de hecho. Todo ello hace que en la novela prime la sencillez. Sin embargo, el tipo de narrador elegido es de perspectiva múltiple. Así, en ocasiones tenemos un narrador en tercera persona y en otros fragmentos de la historia son los propios personajes de Lessa, Ted, etc. quienes nos la cuentan en primera persona.  Esta es una de las pocas obras, de entre las que leí hasta el momento, en que encontré acertado y bien empleado este tipo de recurso narrativo.

Los dos jóvenes protagonistas están a punto de cumplir los dieciocho, acabar el bachillerato y salir del orfanato en el que viven. Tienen muchos planes de futuro juntos, ambos quieren cursar estudios relacionados con la música y dedicarse a ella en un futuro. Pero todo se trunca cuando Ted sufre un grave y aparatoso accidente de tráfico.  Cuando él lleva varias semanas en coma y no hay muchas esperanzas de que se recupere, un desconocido le ofrece  a Lessa una alternativa para salvarlo.

Eso no estaba mal, pero la pregunta crucial es… ¿quién eres?

Tenemos una obra tan sencilla y entretenida como bien narrada, con unos giros argumentales tal vez más propios del thriller psicológico que de la novela juvenil romántica, con un trasfondo de fantasía que la hace muy interesante y unos protagonistas con los cuales los chicos de 12 a 18 años pueden sentirse muy identificados. Al contrario que en La roca de Is (2003), me da la impresión de que esta novela está claramente destinada al público juvenil; no siendo tan recomendable para los adultos por su simpleza y sus valores morales que son casi moralejas. No digo que estos aspectos no sean adecuados, todo lo contrario, hará reflexionar de modo muy positivo a los adolescentes; pero es posible que ya no resulte tan entretenido ni enriquecedor si tienes más de veinte años y un hábito lector consolidado. Sí puede gustar a adultos que no suelan leer con asiduidad y ser una buena obra para iniciarse en la costumbre de leer. En mi opinión, adentrarse de vez en cuando en la literatura juvenil es un buen ejercicio de reflexión tanto sobre la lectura como sobre la propia vida para los adultos.

Podemos concluir que Elia Barceló acertó de pleno con esta obra juvenil, muy recomendable y bien escrita. No es la primera novela ni la última que leeré que la autora, o eso espero.

Valoración: Sí, recomendable

Adquiere esta obra aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s