Recuerda, recuerda el cinco de noviembre…

·Título: V for Vendetta [V de Vendetta]
·Guionista: Alan Moore
·Dibujante: David Lloyd
·Color: David Lloyd, Steve Whitaker y Siobhan Dodds
·Género: novela gráfica de ciencia ficción
·Editorial: Planeta de Agostini
·Fecha de su primera publicación: 1982-1987
·Número de páginas: 303

Esta no es una crítica al uso. Entre otros motivos porque no me siento capacitada para reseñar cómics, como tampoco lo estoy para criticar películas u obras poéticas o teatrales. Mis escasos conocimientos de estos géneros, sin embargo, no me impiden disfrutar de ellos. Considerad, por tanto, este artículo como un pequeño homenaje de una aficionada a un cómic y una película que le marcaron  de por vida: V de Vendetta.

La película llegó a mí antes de leer esta obra, la vi un cinco de noviembre en la televisión hace bastantes años. Y cada cinco de noviembre vuelvo a verla si puedo. El cómic lo he leído más recientemente. Lo tienen en una biblioteca a la que suelo ir. Esta semana decidí llevármelo de nuevo y releerlo porque alguien me recordó que en A Librería no tenemos reseñas de cómics. Y eso no podía ser.

51gzjS0hf5L._SY445_

Recuerda, recuerda el cinco de noviembre, el complot de la pólvora y la confabulación. No existe motivo para el olvido de la pólvora y la traición.

Empecemos esta revisión de la novela gráfica por sus autores. El escritor y guionista inglés Alan Moore (Northampton, 1953) es de sobra conocido tanto en el mundo del cómic como fuera de él. Es considerado un icono y, por lo que sé de él, se trata de una persona peculiar. Ha sido premiado y aclamado por trabajos como el que nos ocupa. También es el autor de historias tan conocidas como  Wathchmen (1982-1989), From Hell (1989-99), Miracleman (1982-1989) y La cosa del Pantano (1984-1987). El escritor se declara abiertamente anarquista, ideología que se plasma en sus obras, también en este cómic, siendo una de sus ideas principales. Ha escrito también un poemario sobre la homosexualidad, llamado El espejo del amor (1988) y una autobiografía, Alan Moore: Portrait of an Extraordinary Gentleman (2003), cuyas ganancias dedicó a organizaciones benéficas.

David Lloyd (1950) es un dibujante inglés, conocido sobre todo por V for Vendetta y  Night Raven (1979). Ha trabajado para diversas revistas y recibido el Premio Haxtur a la Mejor Portada por Alien: Galería de espejos, en el Salón Internacional del Cómic del Principado de Asturias Gijón en 1999.

Steve Whitaker (1955 – 2008) fue un artista británico, autor de The Encyclopedia of Cartooning Techniques: A Unique A-Z Directory of Cartoon Techniques (1994). También colaboró en el manga de Street Figther II en 1995.

En cuanto a Siobhan Dodds, apenas he encontrado información. La artista ha participado en diversos cómics y libros, sobre todo infantiles, siendo la obra que nos ocupa su trabajo más conocido.

descarga (2)

Esta obra primero fue publicada por entregas en blanco y negro en la revista Warrior, medio que fue cancelado en 1985 antes de terminar de publicar los tebeos. Posteriormente, en 1988 se coloreó y se publicó como novela gráfica en diez volúmenes por DC Comics. La versión que yo leí incluye toda la serie, dos prólogos de Alan Moore, un artículo sobre sus orígenes (“Tras la sonrisa pintada”) y otro material promocional creado por David Lloyd. Como curiosidad, el volumen que leí muestra un interludio consistente en la letra y la melodía de una canción con escenas que muestran el pensamiento de V sobre la sociedad en la que vive. Este inciso en la historia está al inicio del libro 2, titulado “EL cabaret del vicio”.  El volumen está dividido en diez libros y estos a su vez en capítulos, lo que facilita la lectura.

La historia tuvo varias adaptaciones, entre ellas una obra teatral. En 2006 se adaptó al cine con título homónimo y  protagonizada por Hugo Weaving como V y Natalie Portman como Evey Hammond. En mi opinión, la película es una muy buena adaptación que respeta en gran medida el espíritu de la obra original. Sin embargo, en el guión de las hermanas Wachowski no se hace referencia al anarquismo, lo que molestó a Moore hasta el punto de pedir que sacasen su nombre de los créditos.

V de Vendetta es una distopía en la que el fascismo triunfa en Gran Bretaña tras una guerra nuclear. África y el resto de Europa han dejado de existir. El gobierno es totalitario y está dirigido por un misterioso líder. Hay campos de concentración dónde envían a los delincuentes, enfermos mentales, homosexuales y otras personas que creen problemáticas.  La acción transcurre casi en su totalidad en Londres durante los años 90.

Al principio se nos muestran escenas con “la voz del Destino” de fondo. Esta voz es un locutor que habla en nombre de una supercomputadora llamada Destino. La acción comienza poco después con Evey, una chica joven que trabaja en una fábrica de armas y no le llega su sueldo. Entonces  decide prostituirse, pero se topa con la fuerza policial, los “dedos”. Van a matarla cuando aparece un hombre enmascarado que se hace llamar V y la rescata. La organización del gobierno hace referencia  al cuerpo humano, los dedos, la voz, la cabeza, etc. El jefe de gobierno es el ya citado líder, quien parece vivir recluido en un bunker junto a la supercomputadora.

Toda la obra tiene un gran simbolismo. Desde la máscara de Guy Fawkes con que se cubre V, las rosas que pone junto a sus víctimas, la fecha del cinco de noviembre, hasta la misma Londres con sus calles, edificios y monumentos emblemáticos pasando por los “dedos” y el resto del aparato de gobierno fascista.

En 1988 empezó la guerra y después ya no hubo más rosas para nadie.

V se enfrenta al fascismo y al mismo tiempo parece llevar a cabo una venganza personal. La misión de V va más allá del rencor, de querer hacer justicia. Pretende acabar con la ideología reinante e instaurar lo que él considera la libertad. El inspector de policía Edward Finch y su equipo son los encargados de cazarle.

Sin embargo, en este cómic no hay buenos ni malos. Ni el líder y su gobierno es tan malvado ni V tan loable. Ambos utilizan la violencia y ambos creen que hacen lo mejor. De hecho V se presenta ante Evey como un malhechor, como la oveja negra, y no parece considerarse a sí mismo un héroe en el sentido habitual del término.

¿Yo? Soy el rey del siglo XX. Soy el hombre del saco. El villano.

Me ha fascinado que cada personaje tenga su parte buena y su parte de maldad, esto les da una gran profundidad y realismo. La construcción de personajes me parece muy lograda, tanto V, protagonista indiscutible, como Evey, el líder o los policías.

La historia se narra con el ritmo trepidante del thriller, tiene bastante en común con la novela policíaca y mucha filosofía oculta entre sus viñetas. Nos muestra un futuro distópico, muy posible en ciertos aspectos. Se trata más de ciencia ficción social que convencional, pues no hay apenas adelantos tecnológicos ni conflictos con ellos, sino que son la sociología, la política y la moral lo más llamativo e interesante de esta novela gráfica.

 ¡Fue usted quién designó a esa gente! Fue usted quién les dio el poder de tomar decisiones por usted.

En cuanto al dibujo, el estilo de David Lloyd me parece diferente a todos los cómics que he leído, logrando una personalidad marcada en sus trazos. No entiendo gran cosa de dibujo e ilustración, pero las viñetas y la estética me han gustado  mucho y me parece que cuadran muy bien con la historia oscura que se relata. Muestra una aparente sencillez en gran parte de la obra, explayándose en detalles en ocasiones. Por ejemplo, la peluca que utiliza V o el rostro de Evey. Las expresiones faciales de los personajes suelen mostrarse con precisión, lo que ayuda a la comprensión de la trama. La luz, que escasea en muchas escenas y nos muestra una realidad un tanto tétrica, está bien conjugada y el ilustrador juega magistralmente con este recurso. En muchos casos se  nota que el cómic fue concedido para el blanco y negro, siendo el color algo secundario y que no acaba de cuajar en algunas escenas. Me hubiera gustado poder  ver el original en inglés y en blanco y negro para comparar.

descarga (1)

Por su naturaleza visual, la lectura de este tipo de obras suele resultarme fácil y rápida en un principio. Sin embargo, esta no es una lectura sencilla ni reposada. Devoré páginas a un ritmo trepidante deseando saber qué ocurre, deseando entender. Luego releí con calma fijándome más en las ilustraciones y comprendiendo detalles que en un principio no había captado. Fue en una tercera lectura dónde comencé a apreciar matices que hacen de este cómic una historia inolvidable.

Los temas que trata, el fascismo, la radicalización de las ideas, la violencia extrema llevada a cabo tanto  por gobiernos como por grupos, la degradación del medio ambiente e incluso el riesgo de una guerra nuclear, están hoy en día más de actualidad que nunca. De vez en cuando, es bueno leer obras coma esta y pararnos a pensar hacia dónde evolucionamos como sociedad y como especie. Y el papel que, como individuos, tenemos en todo ello.

Para terminar, decir que no os podéis perder esta obra. Y os recomiendo leerla más de una vez.

 Sí, aunque pase por oscuros valles de muerte, no temo ningún mal.

Valoración: Imprescindible

Podéis adquirir el cómic aquí.

2 comentarios sobre “V de Vendetta, de Alan Moore y David Lloyd

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s