·Título: Olbido con B
·Autora: Laura Sala
·Género: novela de ciencia ficción / surrealista
·Fecha de publicación: mayo 2017
·Editorial: PezSapo / Amor de Madre Editoras
·Número de páginas: 188

Ella me dice que me levante, que el tren está a punto de llegar. ¿Llegar a dónde?, le pregunto. Me dice que a su destino, el del olvido. Me empiezan a tocar los cojones con esa chorrada del olvido. ¡Olvido soy yo!, le grito.

image

Laura Sala nació en Barcelona en 1976. La chispita que la empujó a empezar a escribir fue la imitación: quería escribir como lo hacía su hermana mayor en un diario.

Hasta la fecha ha escrito tres cuentos infantiles: La nena de la sabata vermella, El Capità Espàrrec y La Fava Muricana s’ha enamorat. Y, además, dos libros de microrrelatos: Microrrelatos para romper el hielo y De puntillas. En 2013 autopublicó su primera novela El principio de todo lo demás. Olbido con b es su segunda obra de narrativa, editada por PezSapo, recién bautizada como Amor de Madre Editoras. De momento poco podemos decir de este sello editorial, pero nos encanta su espíritu y esperamos poder reseñar muchas más obras suyas en esta casa.

Se quedó hasta que mi padre abrió la puerta de un porrazo y nos castigó a las dos. A mí, por no ser valiente y a ella, por encubrirme.

Hechas las presentaciones pertinentes, me toca escribir la sinopsis de esta novela, lo cual no es una tarea fácil. Pero intentaré hacerlo lo mejor posible. Ahí va: Olvido toma un tren a Barcelona. Y, a partir de entonces, comenzará un viaje por un universo onírico cargado de imágenes y de significado. Al parecer aquellas vías ferroviarias no la llevarán de vuelta a su destino, sino que se detendrá en un lugar donde roban los recuerdos. Allí se rodeará de personajes extraños y difusos que jugarán roles complicados de determinar. Pero, además, estará su novio. Su novio sin recuerdos y sin memoria.

Lo mío con Olbido con B fue un flechazo. Otro de los múltiples títulos que leo por placer y siento el impulso de hablaros de ellos aquí, en este pequeño rincón en el que tengo el lujo de dar visibilidad a algunas obras más minoritarias. No he podido evitar ver evidentes similitudes en la forma con la novela Trento, de Alas Ediciones, que salió muy bien parada de nuestras críticas. Os adelanto que esta opinión también será más que afable.

La definición de la historia, sin embargo, es complicada. La editorial la define como ciencia ficción surrealista. A mí me ha parecido un metafórico viaje al hondo de los sentimientos y las vivencias humanas. Llamadme intensa, ya sabéis que lo soy, pero he encontrado mucha verdad en toda esta fantasía, aparentemente sin sentido, que plasma aquí la pluma de Laura Sala. No divago más, ya lo sé. Seguimos.

Nunca sabes si lo que vives en un determinado momento va a convertirse en un recuerdo duradero o no. Tampoco sabes qué recuerdan las personas de ti.

La narración es una primera persona muy personal, valga la redundancia. Y es que Olvido es una chica con carácter, muy observadora y no se deja amedrantar ante lo extraño de su situación. Nos encontraremos con la ausencia total de fragmentos dialogados al uso, aunque estos sí existen, pero se difuminan en medio de la narración. Y son realmente importantes y esclarecedores para comprender poco a poco la realidad en la que Olvido se encuentra. Os dejo aquí una muestra de mis favoritas:

Uve se mira el antebrazo y me dice que ahora toca freír un recuerdo de mi novio. ¿Cómo? Grito. Sí, me dice, elige el que tú quieras y se lo daremos a los demás treneros para la proyección de esta noche […]. Mi cara de pánico habla por sí sola y ella me tranquiliza, no le harán daño, me dice. Pero si ya le habéis frito dos, que los he visto proyectados, grito. Me pregunta si podría ser uno sexual y la miro con ojos de plato y le digo que no, que esos ni tocarlos. Me dice que vale y grita no sexual. Desde el fondo de la sala oímos oído. Añado cocina y Uve grita no sexual cocina. No, le digo, bueno da igual, déjalo.

Por cierto, recuerda a Ensayo sobre la ceguera, ¿verdad?

Lo inmaterial y lo imposible también atrapan al tiempo. Las horas o los días pasan de forma extraña y Olvido pierde, en seguida, la noción del mismo. Sabemos que transcurre porque ella sienta la necesidad de comer a menudo y, además, de hacer pis (acción mencionada de manera habitual. Literatura natural 100%). Como lectora, diría que da la impresión de que este tiempo transcurre como en cualquier sueño: cinco minutos pueden parecer horas. Y una hora pueden parecer cinco años.

hRSqpbti_400x400
El nuevo sello editorial de literatura feminista independiente que nos encanta

El título es osado e impactante, llama la atención en seguida. A las pocas páginas, sabremos la función que desempeñará en la obra, aunque nos es complicado adivinarlo. Olvido pasará a ser Olbido con B, pero la Uve seguirá pululando por ahí. Lo sé, lo sé, los conceptos son complicados de masticar. Pero no quiero ahondar más en ellos porque es importante que los descubráis por vosotros mismos.

Me volví casi invisible en la ciudad. Hasta que me tocaste tú.

El viaje en tren empieza a ser un anticipo de los pasos que la trama irá dando conforme avanzan las páginas. Los vagones se convierten, cambian de color. Los viajeros interactúan con Olvido y, parecen no estar demasiado sorprendidos con todo lo que está aconteciendo. Su compañero de viaje, el chico con tacones, será el primer aliado que encontrará en esta aventura. Pero habrá más. Uve será, durante gran parte de la historia, una buena y loca amiga para Olvido. También estará Perro, el trenero veintitrés (este número es muy importante) y muchos otros treneros. Y por supuesto, . El novio de Olvido. Perdón, Olbido.

 

PORTADA-OLBIDO-CON-B.jpg

El estilo de Laura Sala me ha encantado. Me he pasado gran parte de la lectura subrayando frases poéticas, frases impactantes y frases ingeniosas. El juego con el lenguaje es lo más destacado de esta novela y, para una ávida lectora como yo, este tipo de páginas se disfrutan especialmente. El laberinto que aquí se plantea está lleno de belleza y de fealdad a partes iguales. También, en ese surrealismo atroz se encuentra la verdad de la ficción que se deja caer con pinceladas.

Yo lo único que quiero es inventarme un paisaje para mí, un sitio donde sentirme bien, algo a mi medida. Pues hazlo aquí, oigo la voz del chico de tacones.

Estas pinceladas serán recuerdos de Olbido de su vida anterior. Recuerdos algunos felices, otros más trágicos. Recuerdos que hablan de su propia trascendencia, de su crecimiento. De su madre y de su hermana. Y de su novio, de ese amor, de esa rutina. De un análisis ácido pero tierno de lo que es la vida urbana y la vida más espiritual. Son recuerdos que hablan de búsqueda y de encontrarse. Y, sobre todo, de perderse al encontrarse.

No sé si con esta crítica he aclarado los puntos fuertes de la novela y, de no ser así, pido disculpas de antemano por haber hecho mi propia interpretación de lo que aquí he leído. Así que en conclusión diré que en la contraportada de la novela se anuncia que con Olbido con B se anuncia la llegada de una voz nueva y fascinante. Y yo no podría estar más de acuerdo.

Valoración: Sí, recomendable

Adquiere Olbido con B aquí.


Fotografía de portada: Aron Van de Pol

4 comentarios sobre “Olbido con B, de Laura Sala

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s