• Título: Días de Reyes Magos
  • Autor: Emilio Pascual
  • Ilustrador: Javier Serrano
  • Género: ficción
  • Editorial: Anaya
  • Número de páginas: 212

La pasión por los libros es como el amor: no puede ocultarse.

Podría contaros la vida y obra de Emilio Pascual, pero probablemente esto os interese más bien poco, sin embargo, si hacemos caso a lo que dice la solapa de su libro sobre él, podemos decir que es un varón de cierta edad que a veces escribe y a veces no. Y que cuando no escribe ni lee el Quijote (y lo lee mucho, porque yo le he oído recitar fragmentos de memoria), monta en bicicleta.

La verdad es que Días de Reyes Magos fue su gran debut literario, ya que con esta obra, publicada en 1999, obtuvo diversos galardones. Pero todos son pocos para una novela como esta.

Pero a veces el lado bueno y el lado malo pertenecen a la misma pared, y no puedes separarlos sin derrumbarla.

Esta novela nos pone en la piel de Uli (“¿Tiene algún interés aclarar ahora si mi nombre es Ulises o simplemente Nadie?”), un joven que decide irse de casa, pero que al final accede a volver cada noche a dormir, mientras que por el día hace de Lázaro para un ciego que le enseña lo dura que puede ser la vida.

La verdad es que es una novela extremadamente compleja de resumir, ya que en apenas 212 páginas nos habla del amor –de todos los tipos de amor– de la vida y de la muerte, de la mentira. Al final nos encontramos con unas páginas en las que se trata de explicar la obra y la primera frase dice:

La novela Días de Reyes Magos es fundamentalmente una alegoría.

Y es totalmente cierto. No hay página en la que no encontremos una cita o una referencia literaria, tantas son las referencias (todas anotadas y/o explicadas) que también nos encontramos con nada menos que tres hojas de bibliografía.

81JQ4LOiGDL.jpg

Muchas veces se dice que no hay que juzgar un libro por su portada, pero en este caso es que hasta este detalle es sumamente importante, porque la portada nos avisa ya de que la vida es un teatro. Vemos un fondo azul y cantidad de personajes –todos ellos aparecerán en la novela (vemos al Principito o a Hemingway)– todos en primer plano, pero destacando sobre todo un ángel porque, y eso se me ha olvidado añadirlo en la sinopsis, la novela trata sobre ángeles, ángeles atípicos que no tienen alas. Si abrimos el libro, veremos un escenario vacío, solo una puerta que, al atravesarla, nos conducirá a un mundo que siendo real parece fantástico. Veremos una representación llena de emoción y de sentimientos, para que, al final, el telón caiga.

En cuanto a los personajes, estos son pocos, pero todos son de una gran importancia. El protagonista es Uli, un chico sin apenas ambiciones que se siente completamente incomprendido. Uli es quien nos narra su vida, todo ello con una gran maestría. Y esto lo digo de corazón. Por lo general las novelas escritas en primera persona no me gustan, las aborrezco porque no me permiten conocer bien a todos los personajes, pero en este caso la magia viene de aquí.

Por azares del destino, Uli acaba siendo el guía de un hombre ciego que va por las vías del metro cantando romances que él le lee cada día, además de otras grandes obras de la literatura.

El ciego… el ciego es un misterio que se resuelve pronto. Es un hombre culto, es un ángel, es un payaso y una estatua. Es muchas cosas y una sola.

También está Cali, Calipso, la amiga de Uli. Ella le vigila, le cuida y se preocupa por él.  Y no nos podemos olvidar de la madre de Uli, de su padre y de la profesora de literatura (¡benditas profesoras de literatura!).

Y no, no puedo decir nada más de los personajes, porque al decirlo os estaría privando del placer de que los conozcáis.

En cuanto al estilo, es delicado y complejo, fruto de años de lecturas de grandes obras. Toda la novela está escrita con un mimo increíble, pero mi parte favorita es la parte que creo que os puede servir para entender esto que estoy diciendo. El fragmento que reproduzco a continuación corresponde a la descripción que Uli nos hace de Cali:

Era un color que sabía a pan caliente, que olía a rastrojo y a tierra mojada, que sonaba a violonchelo apenas acariciado por el arco. No ha habido ni puede haber otra piel como la suya. Ella añadió un color al arco iris: el cali.

Soy muy fan de las descripciones, ya lo sabéis, y leer esto es como un orgasmo lector. En serio. Y toda la novela es así. Por lo general tengo las novelas subrayadas y llenas de postits de colores, pero en este caso es totalmente imposible, porque debería tener marcada toda la obra, el simple hecho de elegir las citas que aparecerían aquí se me ha tornado una tortura, porque hay tantas y tan geniales que no sé cuáles son las que más me gustan.

La verdad es que cuando hablo de esta novela la objetividad brilla por su ausencia, lo sé. La Mey crítica debe dejar a un lado a la Mey lectora y debería centrarme en los aspectos que hacen de esta novela algo brillante, pero me resulta muy difícil desligar los sentimientos en este caso.

Días de Reyes Magos fue una lectura obligatoria del colegio, allá hace casi diez años creo recordar y nunca la he olvidado. Es uno de los libros de mi vida. Por lo general, cuando me preguntan por mi libro favorito suelo responder que el Hobbit, pero creo que esta otra novela está a la par, pero me parece una novela mucho más íntima, más personal. Quizá me da miedo que la gente no sea capaz de ver su brillantez, que tanta referencia le abrume, que no la entiendan, y por eso no la suelo recomendar. Es más, escribir esta reseña me ha costado muchísimo, no sabía cómo hacerlo, pero espero haberos transmitido parte de lo que se siente al leer esta obra y que os animéis a haceros con ella, ya que creo que puede atrapar a todo el mundo, que es una novela que te puede acompañar en todos los momentos de tu vida y hacerte un poquito más feliz.

Dicen que el cielo está arriba, tal vez porque Jesús de Nazaret ascendió desde un monte…

Valoración: Imprescindible

Adquiere Día de Reyes Magos aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s