• Título: El tiempo del guerrero
  • Autor: Ghesia Morett
  • Género: fantasía
  • Obra autopublicada
  • Fecha de su publicación: 2018
  • Número de páginas: 727

No es imprescindible saber el lugar, la hora o el día, pero sé que llegará.

Esta obra es la segunda parte de la trilogía de La perversión del cielo (2016), que a día de hoy está aún por concluir. Tras haber realizado una crítica de esta primera parte por petición de la autora, que podéis leer aquí; Manuela Reyes (cuyo pseudónimo es Ghesia Morett) volvió a contactar conmigo para que leyese su continuación. De hecho, fui una de las lectoras a las que ofreció leer su obra antes de publicarse para que le diese una opinión sincera. Quiero agradecer desde aquí a Manuela la confianza puesta en mí.

51jSxYa9CpL.jpg

Os advierto que esta reseña contiene spoilers de La perversión del cielo (2016). No creo conveniente leer las novelas por separado, pues no se puede seguir bien una sin la otra. Aunque al principio se nos introduce con un resumen a grandes rasgos de lo que ocurre en la anterior parte, se trata más bien de refrescarnos la memoria y es conveniente leer las novelas por orden.

Si bien no terminé de entender la primera parte de esta historia de ángeles y demonios y no me convenció, sí consiguió llamar mi atención el estilo de la escritora y su forma de contarnos las aventuras de Baronte, Adabel, Nami y todos los demás personajes. Sus andanzas y su lucha continúan en esta novela.

Fueron años felices, aunque al estar viviéndolos no nos diéramos cuenta.

En esta ocasión, son también los protagonistas quienes nos cuentan lo que va aconteciendo en primera persona y empleando un narrador coral o múltiple. Como en la anterior parte, tenemos la visión y el sentir de los personajes sin filtros y puede resultar un tanto abrumadora para el lector dada la intensidad de lo que se describe de modo tan directo. Tal vez no tendría mucho sentido modificar el narrador a estas alturas y veo que esta figura está mejor tratada y desarrollada en este caso. Aunque el narrador sigue siendo uno de los puntos flacos, reconozco que es complejo de manejar y en esta obra me ha resultado más sencillo seguir la historia, pues la voz de cada narrador protagonista está mejor definida.

Tras la caída de las Torres Gemelas y la muerte en ese atentado del demonio Baronte y su hijo Simón, Nami (esposa de Baronte y madre de sus dos hijos) y Daniel (el hijo mayor del matrimonio) tratan de seguir adelante con sus vidas mientras viajan por Estados Unidos. O eso parece, pues no consiguen olvidar. Nami sigue investigando por su cuenta lo sucedido a la vez que es incapaz de asimilarlo. Nos vemos de nuevo sumergidos en una trama de fantasía épica con ángeles y demonios influyendo en el destino de los humanos, sin saber quién es el bueno o el malo, pues esos límites se diluyen.

Contentarnos el uno al otro sin hacer muchas preguntas se ha convertido en una rutina que nos dispensamos en un mutuo acuerdo silencioso.

Además de estos personajes, vuelve a tener relevancia Adabel. Recordemos que este último es el ángel del que en la primera parte se enamoró Baronte y puso a prueba el amor del demonio, lo que desencadenó toda la historia. En esta ocasión, Baronte y Adabel pierden protagonismo dejando paso a Simón (que se convierte en un ángel guerrero llamado Simael) y a Daniel. Mi personaje favorito y con el que más empatía siento sigue siendo Nami.

Como en la primera parte, el componente romántico está muy presente en toda la novela. También se dan otros tipos de amor, como el fraternal, el amor de los padres por sus hijos, el cariño entre amigos y la pasión por el arte o el trabajo. Creo que ese sentimiento de amor va a ser una de las claves para entender esta trilogía una vez esté concluida. La trama tiene también mucha acción y bastante violencia en ocasiones. No es gratuita ni molesta, sin embargo, sino que nos mete de lleno en lo mejor y lo peor de la condición humana.

Que egoísta es el amor.

Asistimos al paso a la edad adulta de Daniel, que es un joven irresponsable al final de la primera parte. Se irá convirtiendo en un hombre que trata por todos los medios de proteger a su madre y está obsesionado con la venganza. La evolución de este personaje es muy interesante.

Simael no recuerda en principio nada de su vida humana y será instruido poco a poco por los demás ángeles. En su formación, le custodiará Adabel, vigilado de cerca por arcángeles como Rafael o el propio Gabriel. Simael y su hermano Daniel son las piezas clave de algo que se está gestando, una lucha que espero se desarrolle en la tercera parte aún no publicada. Pero esa batalla no va a ser la típica del bien contra el mal ni una más para ambos bandos.

Su alma necesita de compañía humana más de lo que piensa.

Me ha gustado especialmente la subtrama que se refiere a la vida de Dassiel. Este ángel guardián había perdido sus alas durante la primera parte, en los terribles atentados del 11S. Mientras vive como humano, desarrollará su talento para la música y se reencontrará con su amada Nami.

Nami se interesará por el arte, desarrollando su actividad profesional en una galería. Sigue siendo la mujer fuerte y sencilla de la primera parte, obsesionada con el bienestar de las personas a las que quiere y con sus recuerdos.

Creo que comienzo a percibir lo que la autora pretende expresar con estas páginas cargadas de sentimiento. Además, en cuanto a la calidad literaria del texto en sí, ha realizado un importante avance, en mi opinión, si bien conserva su estilo característico. Esta novela, además de tener en común los personajes y el tipo de narrador, mantiene la estructura en tres partes o fases y nos dice en cada capítulo qué personaje está narrando esa parte de la historia.

En conclusión, tenemos una novela que no puede desligarse de su primera parte ni de su futura continuación. La intensidad de lo narrado es si cabe mayor que en La perversión del cielo y el texto está mejor trabajado y pulido en muchos aspectos. Me ha resultado una lectura apasionante y veo una evolución muy positiva en la manera de desarrollar la historia y manejar el narrador de su autora. Estoy deseando leer el desenlace.

El tiempo no transcurre igual en el cielo que en la tierra.

Valoración: Bien, bien

Podéis adquirir esta novela aquí.

3 comentarios sobre “El tiempo del guerrero, de Ghesia Morett

  1. Me has vuelto a sorprender, últimamente no estoy mucho las redes por ciertos problemillas de cervicales, pero muchísimas gracias de nuevo por tu sincera opinión. Espero seguir mejorando y sorprender al lector, en eso soy bastante maniática. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Gracias a ti! Lo de sorprender al lector hoy en día no es fácil, pero tienes un estilo peculiar y muy diferente. Como señalé en la propia reseña, creo que esta novela está mejor que la anterior en muchos aspectos. Espero que pronto te encuentres bien. Gracias de nuevo. Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s