·Título: Voces remotas en Albión
·Autor: Víctor Conde
·Editorial: Cerbero
·Género: ciencia ficción
·Fecha: marzo de 2018
·Número de páginas: 228

portada-01

A muchas os sonará Víctor Conde (Santa Cruz de Tenerife, 1973), pues es un autor consagrado que ha publicado más de treinta novelas. Entre los géneros que ha cultivado se encuentran la ciencia ficción, el terror o la novela negra. Conde también es conocido por haber ganado los premios Ignotus y Minotauro y por haber distribuido su obra por China, Suiza, Austria o Alemania.


Voces remotas en Albión (colección Wyser, nº 18) es un bolsilibro de ciencia ficción que fue publicado anteriormente en la revista SuperSonic por entregas. Su trama plantea un futuro cercano plagado de dudas en el que la población está asombrada, alerta y aterrorizada porque el 9 de abril de 2021, todo el mundo sintió un poderoso haz de pulsos elecromagnéticos que fue bautizado como la Señal. La Señal duró 29,148 segundos, medio minuto en el que toda la población de la Tierra estuvo conectada a través de un sufrimiento agónico que entremezcló dolor y un ruido espantoso. Tras tantos años de creencias y de esperar el contacto con una raza alienígena, parece que ha llegado el momento.

Por ello, un año después del suceso, se forma un equipo de brillantes investigadores (formado por Castillo, Delagua, Zamaro y Chantal) que intentarán descifrar la Señal. Este mismo equipo descubrirá que la Señal lleva un mensaje implícito que es prácticamente indescifrable, pero que parece simular una cuenta atrás.

—Hemos descubierto que existe una cuenta atrás.

¿Dioses o alienígenas?

Esa es la principal pregunta que te harás como lector. O al menos la que yo me hice durante toda la lectura. Incluso la propia población del relato crea religiones en torno a la Señal. Este punto me parece muy destacable: se dibuja una fina línea entre los conceptos divino y alienígena, como dejando entrever que todo lo que proviene de fuera puede superarnos, dominarnos y ser alabado (esto sería algo exagerado, pero lo menciono para que os hagáis una idea).

Es ese mismo misterio el que le da vida al relato. El que hace al lector pensar, releer algunos párrafos e interpretar todos los detalles que Conde va soltando en y entre líneas. Así el autor juega, con un ritmo variado, con el lector y con sus suposiciones. Y al mismo tiempo juega con los propios personajes de la obra, que por sus personalidades variopintas suponen una combinación perfecta (aunque, en mi opinión, la doctora Castillo se merece más protagonismo). Cuatro científicos brillantes que dejan todo de lado y se dedican a investigar la Señal día y noche. Es en esa constancia (que roza la obsesión) donde se encuentra parte de su brillantez, eso sin duda.

Fue más o menos entonces cuando la bomba estalló dentro de su cabeza.

Un detalle que también me ha parecido destacable ha sido la sensación de prisa que llena el relato y que ya he mencionado más arriba. Hay una cuenta atrás en el mensaje dejado por la Señal. Ahora toca descifrarlo del todo y apenas queda tiempo. Esto encaja perfectamente con el formato de novela breve/bolsilibro.

Si queréis descubrir que es el Albión, deberéis sumergiros en las páginas de este librito que, de verdad, merece la pena para descubrir a su autor (yo soy un novato, puede que vosotras ya hayáis leído a Víctor Conde). Si tuviera que decir algo en su contra (o más bien en la mía como lector) es que hay términos científicos que en inicio me parecieron de difícil comprensión, pero que poniendo especial atención a la situación en la que aparecen, son fácilmente deducibles.

La diferencia entre el
hombre y  la liebre
solo resulta evidente
si eres un hombre.

Este bolsilibro, junto con sus dos compañeros de triada, One Love, de María Angulo y Gamusinos, de Raquel Froilán, conforman una unidad en la que se trata el tema de la telepatía de distintas formas (individual, en sociedad y en el universo, respectivamente). Me encanta que la editorial vaya más allá de colecciones y etiquetas y haga, de algún modo, una unidad con cada tres bolsilibros que saca al mercado.

Este bolsilibro te gustará si te gustó el relato «Luminarias» (No son molinos), de Layla Martínez. El misterio que acompaña a las entidades que provienen del exterior nos hace sentir fascinación y miedo a partes iguales y estos dos relatos expresan esto a la perfección.

Valoración: Sí, recomendable
Adquiere Voces remotas en Albión aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s