• Título: El Ruiseñor (The Nightingale)
  • Autor: Kristin Hannah
  • Traductor: Laura Vidal
  • Género: ficción, drama
  • Editorial: DeBolsillo
  • Número de páginas: 585

Las heridas se cierran. El amor perdura.

Kristin Hannah (California, 1960), estudió leyes, pero en 1991 comenzó a dedicar todo su tiempo a la literatura, publicando una gran cantidad de novelas desde ese período, de las cuales a España apenas nos han llegado cuatro: El Ruiseñor, Volverás a Alaska, El baile de las luciérnagas y Jardín de invierno.

Yo conocí a Hannah a comienzos de este año, cuando leí Volverás a Alaska. Aunque su nombre me sonaba, ya que una amiga me recomendaba El Ruiseñor casi cada día. Y ahora, a mediados del año, por fin lo he leído.

Esta novela nos cuenta la historia de Vianne e Isabelle, dos hermanas con una dura vida a sus espaldas que, de pronto, se descubren solas en la Francia invadida por los nazis. El marido de Vianne, Antoine, debe partir, como tanto otros, a la guerra, dejando a su mujer y a su hija a merced del invasor, que no tendrá reparos en meterse en su casa. Mientras tanto, la joven e impulsiva Isabelle se dará cuenta de que no puede permanecer junto a su familia si realmente quiere hacer algo por su país. Y así, sin casi darse cuenta, las dos hermanas comenzarán su propia guerra interna, luchando contra sus peores enemigos: ellas mismas.

Isabelle dice que es mejor ser osada que sumisa. Que si vas a saltar de un acantilado, al menos volarás antes de caer.

La historia mezcla dos tiempos: el de 1995, en el que encontramos a una mujer enferma que narra los hechos que acontecen en su vida en primera persona; y lo sucedido durante la guerra, con un narrador omnisciente, que mezcla las historias de Vianne e Isabelle. Por lo general, este recurso no me gusta demasiado, ya que los cambios de narrador me suelen molestar, pero la presencia de la primera persona es tan escasa que, en este caso, a veces incluso se agradece, ya que sirve para relajar un poco la tensión de la otra parte.

9788483658284.jpg

En cuanto a la técnica narrativa de Hannah, la verdad, la he encontrado bastante simple. Las descripciones de El Ruiseñor me parecen bastante malas, sobre todo si la comparo con Volverás a Alaska, en donde realmente me sumergí en el paisaje. Es cierto que quizá la realidad que plasma en esta novela es muy dura y apenas hay espacio para la belleza, pero aun así, me ha faltado ver más esa dureza, me ha faltado sentir lo mismo que sentían Isabelle, Vianne, Sophie… Por otro lado, creo que se ha detenido en detalles muy banales mientras que otros hechos, mucho más importantes para la historia, apenas aparecen descritos o explicados, además de resultar bastante inverosímiles. Por poner solo un ejemplo, Isabelle debe cruzar los Pirineos junto con unos soldados. Pues bien, la primera vez, Isabelle está cansada y dolorida, sí, pero los soldados apenas pueden mantenerse en pie después del primer día. No es que Isabelle no sea una mujer fuerte, es extraordinaria, pero me parece poco creíble que una muchacha de 19 años que antes de la guerra tenía como máxima preocupación que sus vestidos lucieran bonitos tenga mucho más aguante que unos soldados expertos. Son detalles que hacen que la historia pierda fuelle.

Si bien argumentalmente veo algunos patinazos, una cosa que sí que me parece realmente destacable es la psicología de los personajes. Todos, del primero al último, están perfectamente diseñado, no son meros actores interpretando un papel; sus diálogos son coherentes y creíbles, sienten y padecen… Realmente tienen alma.

El primer personaje que aparece es Vianne Mauriac, una mujer joven, casada con Antoine, el cartero de Carriveau, el pueblo en el que viven, y su hija Sophie. Vianne vive ajena a su padre y a su hermana; el primero la abandonó tras la muerte de su madre y la segunda siempre fue un problema para ella. Ella es feliz con su vida, da clase en el colegio, cocina para su familia y disfruta de la vida. Pero entonces llega la guerra y todo cambia.

Es un personaje que tiene que tomar decisiones muy difíciles y a veces me ha costado entenderlo, pero si analizo todo lo que hace, al final sí que tiene lógica. Personalmente, creo que es un personaje cobarde, aunque poco a poco esa cobardía se va borrando. La verdad es que mientras es un personaje pasivo, la novela se me hizo muy pesada porque solo criticaba a Isabelle y tenía malas palabras para ella, tratándola con excesiva dureza en ocasiones y de manera injusta. No entiende que Isabelle lo único que quiere es que alguien la haga caso, que alguien la comprenda.

Isabelle, que apenas tenía tres años cuando su madre murió, ha sido criada en las escuelas de las que siempre se escapaba (es más, la primera vez que la vemos es huyendo de uno de esos internados que tanto odia), con un padre que la apartaba de su lado y una hermana que estaba demasiado ocupada como para encargarse de ella.

Es una chica guapa y se aprovecha de ello. Sobre todo cuando comienza la guerra y decide demostrar a todos que no es solo una cara bonita. La verdad es que un personaje con el que se puede empatizar, impulsivo la mayor parte de las veces, acaba demostrando su gran fuerza y su resistencia.

La verdad es que después de leer Volverás a AlaskaEl Ruiseñor, puedo decir que las dos novelas son muy parecidas: dos mujeres que deben sobrevivir en un clima hostil. Personalmente, me ha costado un poco meterme en la historia, la veía muy repetitiva y al no ser un género que lea con asiduidad se me hacía muy pesada en ocasiones, aunque no os voy a engañar, cuando Vianne parece despertar, en las 100 últimas páginas, no pude dejar de leer y bueno, no os voy a engañar, incluso se me escapó alguna lagrimita.

Si os gusta el drama, esta es vuestra novela. En serio, había momentos que me parecía que era drama por drama. Injustificado, innecesario… Yo soy amante del drama, soy una dramas de la vida, pero este libro me ha superado en algunos momentos. A pesar de todo, ha conseguido lo que pocos libros han hecho hasta ahora: que llore.

Un corazón roto duele tanto en la guerra como en la paz.

Valoración: Sí, recomendable

Adquiere El Ruiseñor aquí.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s