·Título: Pippi Calzaslargas
·Autora: Astrid Lindgren
·Traducción: Blanca Ríos y Eulalia Boada
·Género: cuentos juveniles
·Fecha de publicación: mayo 2018
·Editorial: Blackie Books
·Número de páginas: 288

 

¡Pippi al poder!

Todas la conocemos. Probablemente hayamos visto la conocidísima serie de televisión o su adaptación al cine. Alguna, incluso, habremos heredado la muñeca Pippi con la que nuestra madre hacía ver a los demás que ella también era la niña más fuerte del mundo y que no le temía a nada. Ahora, gracias a Blackie Books, podremos disfrutar de todas las historias de Pippi Calzaslargas en su edición original (y en una maravilla de libro con cantos morados). Y es que con motivo del 70º aniversario del personaje de Astrid Lindgren, Blackie Boosk ha reeditado todas sus historias, incluyendo: Pippi Calzaslargas, Pippi se embarca y Pippi en los mares del sur.

En los confines de una pequeña ciudad sueca había un viejo jardín abandonado. En el jardín había una vieja casa, y allí vivía Pippi Calzaslargas. Tenía nueve años y vivía completamente sola. No tenía padre ni madre, lo cual era una ventaja, pues así nadie la mandaba a la cama precisamente cuando más estaba divirtiéndose, ni la obligaba a tomar aceite de hígado de bacalao cuando le apetecían caramelos de menta.

Da igual que haga mucho tiempo desde la última vez que te topaste con Pippi, volverás a disfrutar de su inteligencia e imaginación más aún. A la lectura de una historia le seguirá la siguiente y pronto su universo será también el tuyo y el de tu infancia, con Tommy y Annika como compañeros de juegos. Al fin y al cabo, no hace falta ser una niña para querer ser como Pippi, para tomar su fortaleza y capacidad de liderazgo como modelo.

Pippi-Calzaslargas_3D_alta-1.png

Desde Villamangaporhombro, Pippi otea el horizonte acompañada de su caballo y su mono, el Señor Nelson. La pelirroja de largas trenzas puntiagudas y zapatos grandes cuida de sí misma mucho mejor de lo que algunos conseguimos en la vida adulta y jamás se deja llevar por la tristeza o la rabia. Todos sus mundos comienzan en su cabeza y sus divertidas hazañas nos dan la posibilidad de creer en dar un paso más allá: ser más libres, más imaginativos, más fuertes… Sin por ello tener que apartar el lado más tierno de nosotros mismos.

Siempre dormía con los pies sobre la almohada y la cabeza debajo de las sábanas.

—Así es como duermen en Guatemala —aseguró—. Es la mejor postura para dormir. Así puedo mover los dedos de los pies incluso cuando duermo.

Lo que comenzó para su autora, Astrid Lindgren, como una fórmula para entretener a su hija por la noche —le pidió a su madre que inventara un cuento que tuviera por protagonista a una niña de tan exótico nombre—, se ha convertido en el hogar atemporal de la imaginación por excelencia y en ese referente al que volver una y otra vez para que reafirmarse, que Pippi es todo lo que querríamos ser: lista, divertida, imaginativa, risueña, suspicaz, elocuente, líder… Sí, miente por mera diversión, pero se aleja sin precedentes de los roles de género establecidos, en contraposición a Tommy y Annika, los vecinos que representan los patrones tradicionales de niños y niñas.

La valentía de Lindgren, ferviente activista de la época, es la de su heroína, que regaló al mundo en un momento muy complejo (el primer libro con las historias de Pippi se publicó en 1945) la posibilidad de ser cualquier cosa y, en especial, empoderó a decenas de generaciones de niñas, que ven en Pippi más que un modelo a seguir. Quizás por consciente de su singularidad, Pippy se resiste a crecer, a convertirse en una más y dejar que su originalidad y personalidad se apaguen.

Os advierto que es muy malo estar callado mucho tiempo. La lengua se seca si no se usa. Una vez, en Calcuta, conocí a un alfarero que nunca decía nada […]. Sería terrible que os sucediera lo mismo a vosotros.

Pippi es tan real que, tras la lectura, una se resiste a mover el libro de la mesita de noche, que las cosas siempre irán mejor si una tiene a Pippi cerca. Esta edición es perfecta para disfrutar diariamente de un cuento o para hacer que revivamos con su conjunto el verano de los diez años, cuando jugábamos a ser Pippi. Y es que en la actualidad, Pippi es aún más poderosa porque todas las niñas del mundo lo son.

Valoración: Bien, bien
Enlace para la compra.

 

 

Un comentario sobre “Pippi Calzaslargas, de Astrid Lindgren

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s