·Título: La Compañía Amable
·Autora: Rocío Vega
·Equipo de arte: Cecilia G. F., PREZ y Mariana Palova
·Género: fantasía oscura
·Editorial: Cerbero
·Fecha: julio de 2018
·Número de páginas: 544

DgxQRJmW0AAIR0v.jpg-large-732x1024

No son muchos los libros que consiguen marcarme. Leo mucho, y disfruto mucho leyendo. Las que seguís este blog lo sabéis. Pero, ¿qué pasa cuando un libro nos marca y decide pasar a formar parte de nuestra pequeña pila de imprescindibles? ¿Qué pasa si voy a echar de menos abrir el precioso tomo de La Compañía Amable para devorar sus páginas con ansia y sin darme cuenta de que he leído dos relatos de golpe? Que hay que gritarlo a los cuatro vientos. Y eso mismo voy a hacer con esta reseña.

Como no hemos hablado todavía de Rocío Vega en esta web, voy a dejaros aquí un pequeño resumen de su biografía (que subí a mi página hace unos días):

Rocío Vega es una escritora conocida sobre todo por la space opera por entregas Horizonte Rojo (Editorial Café con Leche), pero también ha publicado varios relatos en antologías tales como Cuando calienta el sol (diez historias eróticas para remojarse) y en Instinto Animal (quince historias de lobas y cambiaformas) Cuadernos de Medusa (Amor de Madre). En su Patreon, Rocío sube relatos de la Compañía Amable y de otros universos.

Si queréis saber más sobre Rocío Vega, podéis leer la entrevista que le hice y subí hace unos días en este enlace.

 

Por una amiga es distinto

La Compañía Amable es una recopilación de relatos que narran las aventuras de cinco compañeras: Trig, Nadeeha, Violante, Dalika y Ava. De cinco amigas que, si se me permite decirlo, son la hostia (cada una a su manera). El libro fue brevemente presentado en el Festival Celsius de este año junto al resto de libros que lanzó Cerbero al mercado (y junto a algunas de sus anteriores publicaciones). Por allí decían no sé qué de la Última Cena.

No hay nadie que no haya oído hablar de la Compañía Amable y sus hazañas, desde Salazim al reino de Aimar. De aventureras se convirtieron en leyendas, pero las canas no perdonan y el tiempo las ha separado. Y aunque los achaques y las viejas heridas aún duelan, aunque apenas se vean, aunque ni siquiera hayan sobrevivido todas, siempre serán un equipo. Por eso se lanzan al ataque sin dudar un momento. Por eso acuden a la llamada sin importar el peligro. Porque son amigas. Y por una amiga es distinto.

La Compañía Amable nos transporta a distintas épocas intercaladas de las oscuras aventuras de cinco amigas que, con el tiempo, se convertirán en leyendas y serán conocidas desde Salazim al reino de Aimar. La ambientación de este universo está basada en la cultura de Ál-Andalus y fue apodada por Víctor Martín-Pozuelo  (Fantaciencia) como fantasía rolero-andalusí con mucho acierto. La idea de escribir historias sobre la Compañía nació a partir de la iniciativa La otra fantasía medieval, de Laura Morán Iglesias, una antología de relatos que surgió con el propósito de denunciar las constantes manifestaciones machistas en la fantasía medieval y que eran justificadas con la época de su ambientación. Como se suele decir: ¿y los dragones qué? Os invito a conocer esta antología, por cierto.

La necesaria expresión de la diversidad (también en la fantasía)

La obra está encarada desde un punto de vista necesario a día de hoy: destruye tópicos de brechas de género, de color de piel y de identidad sexual. Al hacerlo, además, critica este tipo de manifestaciones en la ficción, este tipo de manifestaciones que siempre denuncio junto a mis compañeras de A Librería: la falta de verosimilitud que suelen tener los personajes femeninos en casi cualquier obra de ficción clásica o comercial (poca verosimilitud o aparición testimonial, y no sé cuál de estas dos circunstancias es peor), la poca variedad racial (no me gusta decir racial, prefiero decir de procedencia, pero para que me entendáis) y, por supuesto, la poca variedad sexual. Otra crítica que hace Rocío, o más bien, otro golpe sobre la mesa que da afecta a una cuestión que todas soñamos con dejar atrás lo antes posible, pero que costará algo más que años y esfuerzo: demuestra, como muchas otras autoras, que las mujeres forman parte del canon general y escriben literatura de calidad dentro de los mismos géneros que los hombres. Que se las debe tener más en cuenta. Que sus textos son igual de oscuros, igual de sangrientos, e incluso escriben mejor que ellos en muchas ocasiones. Que no deberían lanzarse al mercado antologías con nueve autores y una autora. Esto es así y debe decirse. Y no pasa nada.

—Os preocupáis demasiado por todo. Disfrutad de la vida. Ya tendréis prisa cuando seáis viejas y os cuelgue la muerte del cuello.

Y Rocío expresa todo esto en La Compañía Amable y lo hace de manera magistral, normalizando las situaciones en las que se encuentran las cinco amigas, creando una sociedad perfecta para una obra de ficción actual en la que cualquier lectora se puede ver identificada. Esto es lo que hace de esta antología una obra, a mi parecer, imprescindible para las amantes de la literatura de género: La Compañía Amable es un ejercicio narrativo excelente, pero además traspasa fronteras impuestas contra las que luchamos en nuestro día a día. Es una obra fresca y capaz de abrir mentes. Una obra capaz de enseñarnos por lo que hay que luchar, pero que también se asegura de decirnos que cuidemos a nuestras amigas y que disfrutemos de la vida, que son dos días.

Pero no os confundáis, cuando digo perfección me refiero a la verosimilitud con la que debería llenarse cualquier obra de ficción El mundo de La Compañía Amable es muy oscuro. Hay demonios, aberraciones acechando en cada esquina, ladrones, asesinos, desigualdad y marginación. Hay magia, concedida por la diosa del amor, que cura a través del sacrificio. Hay brechas en el cielo, hay mucha muerte, mucha sangre y mucha injusticia.

En cuanto a las influencias de Rocío, ella misma afirma que los videojuegos y el rol son dos de sus grandes pilares, a parte de la literatura fantástica. En cuanto a los videojuegos, me ha parecido que la obra tiene ciertas influencias de Dragon Age, un juego que adoro.

Debéis leer La Compañía Amable, pues es un ejemplo de sororidad dentro de la literatura de género, que también hace falta. No he leído ninguna obra de fantasía oscura que respire tal aire a actualidad ni que sea capaz de crear un mundo con el que me sienta totalmente identificado, un mundo que no me haga suspirar de la indignación o del aburrimiento a las diez páginas de empezar. No tanto como lo logra La Compañía, al menos. Ya sabéis todas por qué. Además, esta fantástica edición trabajada por tres artistas como PREZ, Cecilia G. F. y Mariana Palova, llega con ocho ilustraciones interiores a todo color y con una baraja de naipes que podéis comprar a parte. Una maravilla, vamos.

Os gustará si os gustó Diez variaciones sobre el amor, de Teresa P. Mira de Echeverría. Aunque son obras muy distintas, los hechos que las elevan a obras imprescindibles son parecidos. Os molará también si os gusta el rol, o si os gusta el grimdark, o los RPGs, o si os gusta la saga de Geralt de Rivia pero aborrecéis el papel que tienen las mujeres en esta franquicia.

Valoración: Imprescindible
Adquiere La Compañía Amable aquí (si no la encuentras agotada).

2 comentarios sobre “La Compañía Amable, de Rocío Vega

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s