·Título: Las fuentes perdidas
·Autor: José Antonio Cotrina
·Género: fantasía oscura
·Editorial: Alianza Editorial
·Número de páginas: 537

Mundos que se ocultan en mundos que se ocultan en mundos que…

En mi última reseña de la obra La canción secreta del mundo, ya hablé de José Antonio Cotrina y comenté la pequeña obsesión que se puede decir que tengo por este autor. Por eso creo que no os sorprenderá que en esta reseña se siga viendo la admiración que siento hacia él y hacia sus obras.

En esta ocasión os traigo la reseña de Las fuentes perdidas (2003), cuya sinopsis anticipa lo siguiente:

Un mundo secreto se oculta entre las líneas del nuestro. Un mundo donde el horror y la maravilla se mezclan y confunden. Délano Gris, aventurero a sueldo y conocido canalla, se ve envuelto en una expedición en busca de las fuentes perdidas, un lugar legendario donde, según se cuenta, se cumplen todos los deseos. Acompañado por un grupo insólito de personajes, Délano se abrirá camino por las entrañas del mundo oculto. Lo que ignora es que ese viaje delirante lo conducirá de regreso a lo más sombrío de su pasado, a la pesadilla que gobierna su vida y marca su destino.

Además, a esta novela le complementa un relato llamado «Entre líneas», que tiene como protagonista a uno de los personajes que aparece en la novela y que nos ayuda a comprender algunos hechos no solo de Las fuentes perdidas, sino también de La canción secreta del mundo.

Sabía de la existencia de esta novela desde hace bastante tiempo. Bueno, supongo que desde el momento en el que decidí que Cotrina era mi autor español favorito (sí, hay gente que descubre a sus autores predilectos, yo lo decido), pero no le había prestado mucha atención, porque La canción y El ciclo de la luna roja acaparaban toda mi atención. Pero entonces, un día, de casualidad, tuve la suerte de conocer a José Antonio y pude charlar con él y decirle que uno de los personajes más secundarios de La canción secreta del mundo  era uno de mis favoritos. Entonces él se rió y me dijo que tenía que leer Las fuentes perdidas, ya que en esa novela se daban algunos detalles sobre ese personaje. En ese momento pensé en ir corriendo a por el libro, pero decidí esperar, porque hay libros para los que hay que buscar un momento concreto. Un momento adecuado para ser entendidos y disfrutados, y el momento para Las fuentes perdidas no lo había encontrado hasta ahora.

71cXzo+xa6L.jpg

La prosa de José Antonio Cotrina siempre está marcada por la presencia de la oscuridad. Tan dura como las demás, nos encontramos con una extraña delicadeza: la de lo macabro, a veces tan gráfica que no podemos evitar que un escalofrío recorra nuestra espina dorsal.

El horror –que no terror– se cruza con lo fantástico en una vorágine de locura y caos, en una explosión delirante que te arrastra hasta el mundo que hay entre líneas, un mundo que solo unos pocos privilegiados pueden conocer.

Buscamos lo inverosímil dentro de un mundo ya de por sí inverosímil.

Délano Gris es un matón a sueldo, se dedica a viajar por el mundo oculto y a cometer atrocidades a cambio de un sueldo. Un mercenario con un destino cruel y un futuro aberrante que solo conoce el amor que le profesan su hermana y su sobrina se ve arrastrado a una cruzada profana sin casi opción a negarse. Una extraña hermandad lo contrata para que les guíe hacia las Fuentes Perdidas, un misterio dentro del mundo de lo imposible. Se dice que quien beba de estas fuentes obtendrá aquello que más desea: la fama, la gloria, la vida eterna o la muerte verdadera. Lo que sea. Pero para poder llegar a este Misterio Furtivo, tendrá que seguir un peligroso camino.

Pero Délano no irá solo. Lo acompañarán Rigaud, el jefe de esta expedición; Heredia, un matón que parece no conocer el dolor ni el miedo, un hombre que representa la propia tortura; Charlotte, un genio que les indica las probabilidades de éxito de la misión; Gema Árida, quien es capaz de comunicarse con los espíritus (y personaje al que odio con todas mis fuerzas); Alexandre, un joven lector consumido por la pena y el dolor que lleva un extraño oso de peluche al que torturar y Adriano Sforza, que representa uno de los peores terrores de Délano.

Todos estos personajes son oscuros. De algunos llegamos a conocer sus secretos, otros son meros accesorios que cumplen una función dentro de la novela, pero no por ello pasan a ser planos o poco dibujados, sino que hasta el más accesorio de ellos tiene su profundidad. Esto es lo que más me gusta de la creación de este autor, que todos los personajes tienen personalidad y son coherentes y tangibles.

Era sueño, realidad y mentira.

Sinceramente, esta novela me ha parecido otra maravilla de Cotrina. Me ha costado leerla, no os voy a engañar, pero no porque sea pesada o densa, sino porque no quería acabarla. Ha sido una de esas lecturas que empiezas con ansia pero que según va llegando el final vas frenando porque no quieres que acabe.

Si no habéis leído a este autor y queréis empezar a hacerlo, quizá os diría que leyerais antes esta novela y que luego siguierais por La canción secreta del mundo, ya que así la sorpresa será mayor. Y porque para mí no hay novela mejor que la ya mencionada Canción.

Lo único que quería era que alguien apagara el mundo, que borrara aquella realidad sucia repleta de dolor y muerte. Pero alguien gritaba. Y se escuchaba el canto de un pájaro muerto.

Valoración: Excelente
Adquiere Las fuentes perdidas aquí.

3 comentarios sobre “Las fuentes perdidas, de José Antonio Cotrina

  1. Cotrina es el mejor. La pena es que al no ser un autor tan reconocido y bien pagado no nos deleita con más novelas del universo entre líneas y fantasía oscura y se marcha por otros derroteros y aventuras quizá más aceptadas y con mayor reconocimiento. Una pena, repito.
    Ánimo, Cotrina!!!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s