¡Ey! Para amenizaros la semana, os anunciamos que tenemos un nuevo capítulo de nuestro podcast #CaféLibrería hablando de ¿Hogar? de Conchi Regueiro.

·Título: Cosas del destino (I): El diario de Clarie Lewis
·Autoras: Cris Ginsey y Anna Pólux
·Género: novela romántica
·Fecha: abril 2018
·Editorial: Les Editorial
·Número de páginas: 560

Cris Ginsey y Anna Pólux son los nombres firmantes de la novela que traemos hoy, superando ya la resaca de las vacaciones de agosto. Una obra de casi seiscientas páginas, que supone tan solo el primer tomo, y que ha sido escrita a cuatro manos. Desde luego, el desafío está servido.

De Ginsey sabemos que es una chica de Málaga, graduada en Psicología y que comenzó a publicar escritos eróticos en 2011. En el año 2015 creó el blog La bollería de Ginsey, donde empezó a publicar contenido de más profundidad. Dos años más tarde, en 2017, autopublicó su opera prima, La tentación vive al ladouna obra que tuvo una acogida muy importante. En cuanto a Pólux, nació en Logroño y es licenciada en Historia y en Psicología, dedicándose profesionalmente a esta última. En 2009 publicó su primera historia en diferentes plataformas online bajo el seudónimo de «Newage». Para ambas, Cosas del Destino (I) es su primer lanzamiento editorial.

Bien, ¿ya hay curiosidad? Pues vayamos con la sinopsis oficial:

Una extraña obsesión fruto del hallazgo fortuito de un diario en un campamento de verano a la edad de 15 años deja el nombre de su autora, Claire Lewis, irremediablemente grabado en la memoria de Ashley. Un primer flechazo adolescente que la volvió loca por una chica a la que solo conocía a través de sus palabras escritas. 

Han pasado doce años y ya poco queda de aquel amor de verano. Ashley no se puede quejar de cómo le van las cosas, tiene un buen trabajo y una novia perfecta. Pero su vida da un giro inesperado cuando, una tarde cualquiera, la chica a la que lleva viendo un par de semanas paseando por el parque con su perro se le presenta como «Claire Lewis».

Todos hemos oído hablar del «amor a primera vista», pero… ¿existe el «amor a primeras palabras»?

Nuevo título que reseñamos de Les Editorial, que ya se está convirtiendo en una de nuestras editoriales independientes favoritas. Me llevé una alegría cuando nos escribieron para informarnos de la publicación de esta bilogía gruesa y lésbica, y se me hizo la boca agua. Una semanita entera de agosto me pasé con la historia de Ashley y Claire, y no me lo pude haber pasado mejor. Así que, antes de nada, muchísimas gracias por el ejemplar, chicas.

—Tengo curiosidad por saber cómo será besar a una chica —admitió al fin.

—No puede ser muy distinto de besar a un chico —dijo Olivia.

—Dios, pues espero que sí lo sea —señaló, y la hizo reír.

—Olvidaba que besar chicos te da alergia.

Formalmente, nos encontramos con una novela estándar. Dobles narradoras en tercera persona, desde el punto de vista de Ashley y Claire de manera alterna en capítulos más o menos breves. De manera personal, tendía a leerme las partes de Ashley en una primera persona que surgía de mi subconsciente, y sigo pensando que tal vez este personaje (al tener, obviamente, más protagonismo y más peso en la trama) tuvo que haberse expresado de esa manera. Sea como fuere (y cuando la leáis os daréis cuenta, porque la leeréis), es una delicia.

La historia, como sabéis, comienza doce años antes de la trama principal. En el campamento de verano en el que Ashley se hace con el diario de una tal Claire Lewis que se convirtió en un flechazo casi enfermizo hacia una joven a la que nunca pudo ver ni conocer. Y con la pasión con la que se vive el primer amor, el nombre de esa chica misteriosa quedará grabado en su corazón para siempre.

La tal Claire Lewis se le había colado dentro pero bien, ella y su sonrisa, por Dios, qué facilidad para desmontarle la cordura.

Ya más crecidita, veterinaria en un zoo de profesión e independizada en una vivienda unifamiliar de una zona residencial, muy cerca de sus inesperables amigas Ronda y Olivia, Ashley sigue con su vida. Ha madurado (o eso quiere creer), pero el amor sigue siendo un huracán para ella. Conocerá a Tracy, la chica de la tienda de discos, con quien comenzará una romántica historia de amor.

Una buen día, paseando a su mejor amigo Darwin por el parque, se encontrará con una joven rubia (y bonita, porque es bonita y se dice) en compañía de su perro Cleo. Ambos canes se hacen inseparables. ¿Las dueñas? Bueno, digamos que la rubia de ojos azules se presenta con el nombre de Claire Lewis.

¿Confirmamos tsunami en la cabeza de Ashley? Confirmamos.

portada-CDD-I-WOO-ok.jpg

Así que por eso esta novela se titula como se titula. Porque el destino, tan caprichoso, tiene un papel fundamental del que se hablará recurrentemente. Destino que unirá a ambas jóvenes a escasas manzanas de distancia, pero separadas por un abismo: ambas tienen pareja y Claire Lewis, además, parece una fiel defensora de la heterosexualidad. Se ha mudado a la ciudad por su novio Nick, así que está completamente sola: no tiene trabajo ni amigos. Y a Ashley, por supuesto, no le importará ser un todo en uno para ella.

Se dio cuenta de que a lo mejor Claire no era ni una mejor amiga, ni una tía buena, porque, en su caso, esas categorías no eran exclusivas ni excluyentes. Quizás era una peligrosa mezcla de ambas, una segunda parte para aquel flechazo adolescente y la revolución de hormonas más descontrolada de la historia de las sublevaciones.

Tracy, como pareja de nuestra queridísima protagonista, jugará un papel fundamental. Pero las que realmente se llevan la palma son sus amigas Olivia y Ronda, que forman un tridente perfecto, ingenioso y tremendamente divertido. A su modo, serán un importante apoyo para ese dichoso destino y para la propia Ashley (e, incluso, Claire). Las conversaciones de WhatsApp, por cierto, no tienen ningún tipo de desperdicio.

Creaste el grupo «Claire Lewis, ¿bisexual o heterosexual flexible?»


«Ashley Darwin»

Última conexión 00:05

ASHLEY: Medianoche, ¿te has convertido en calabaza o has muerto antes de aburrimiento?


ASHLEY: Necesito hablar con vosotras cara a cara.

RONDA: (Selfie de su cara)

Diálogos cara a cara y online son los que también tendrán Ashley y Claire, pura poesía y pura ingeniería de las palabras por parte de las autoras, que harán que las lectoras disfrutemos tremebundamente de su ritmo, de su estilo y de su desarrollo. Más de una vez me han arrancado una sonrisa, tal vez una carcajada, y más de una lágrima que otra. Y esto, queridas mías, solo lo consigue la literatura de verdad.

Como nota personal, me gustaría decir que disfrutaría mucho más si esta novela hubiera utilizado como escenario Málaga o Logroño (o alguna de otras de nuestras fantásticas ciudades), en lugar de decidir saltar el otro charco. Me imagino que las autoras habrán tomado esta resolución con un fin más “comercial” tal vez, pero, chicas, animaos a ambientar alguna historia en algún rincón de nuestro país, que seguro sería muy bonito de leer, ¿eh?

Me gustaría contar muchas cosas más, porque tiene mucho que contar. Pero no quiero arruinaros la fiesta, y mucho menos fastidiaros el final. Sea como sea, es una de las novelas más especiales que he leído este año, la he disfrutado de lo lindo y estoy deseando que salga ya su secuela.

PD: ¡No leáis diarios ajenos! ¡Pueden enamorar!

«El karma es una puta.»

Valoración: Sí, recomendable
Adquiere Cosas del destino I aquí.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s