·Título: Ana Verónica [Original: Ann Veronica]
·Autor: H.G.Wells
·Traducción: Dionisio Manfredi Cano, Jaime Elías, Nellie Manso de Zúñiga
·Género: novela social
·Número de páginas: 477
·Año: 1965

Ahora es todo sombrero e ideas.

H. G. Wells es uno de esos autores que no necesitan presentación. Uno de los grandes padres de la ciencia ficción que nació un 21 de septiembre de 1866 en Bromley y murió en 1946 en Londres.

Su primera formación fue en Biología (hecho que aparece reflejado en esta novela), aunque después de licenciarse y debido a problemas de salud decidió dedicarse a la escritura a tiempo completo, obteniendo así una extensa obra con más de cien libros y multitud de relatos.

A pesar de su gran producción, sin duda Wells es conocido por La guerra de los mundos(1898) o La máquina del tiempo (1895), aunque también escribió diversas obras de corte social, como la que reseñamos hoy aquí.

¡Ser modernos! ¡Ella iba a ser tan primitiva como un pedernal!

Ana Verónica nos cuenta la historia de una jovencita que un día decide rebelarse contra el orden establecido. La menor de cinco hermanos, huérfana de madre desde temprana edad, fue educada por un padre que considera que las mujeres son un mero adorno (“¡Tener una hija es una desgracia en la vida de un hombre”) y una tía que acepta serlo. Pero Ana no es como las demás. Ana tiene inquietudes y logra convencer a su padre de que le deje seguir estudiando y lucha por sus sueños. Hasta que un día decide tomar una dura decisión: irse de casa.

Ann-Veronica-the-Original-Novel-SDL587585729-1-7da3b.jpg

Después de una disputa con su padre, Ana coge sus cosas y se marcha a Londres, donde descubrirá muchas cosas, entre ellas que la vida no es fácil para una mujer.

Aunque no es de mi incumbencia, creo que deberíamos enseñarlas más o restringirlas más.

Me topé con esta novela de Wells por casualidad. Estaba curioseando sobre su vida y buscando una inspiración que parecía no llegar cuando esta obra me llamó la atención. Como ya sabéis, no soy una gran aficionada a la ciencia ficción, por lo que aparte de La guerra de los mundos, no conocía mucho de Wells. Me sorprendió ver su faceta social y lo que leí sobre Ana Verónica me llamó la atención, por lo que decidí leerla. Creo que esta ha sido una de las lecturas impulsivas más acertadas de este año.

No puedo comparar el estilo de esta novela con las demás de Wells porque, como os digo, no he leído nada suyo, pero me parece un estilo fresco y ágil a pesar de que casi toda la novela se desarrolla a través de un monólogo interior de la protagonista. Es cierto que hay diálogos y pequeñas descripciones y que el narrador interviene de vez en cuando, pero lo más interesante es ver la opinión de la joven Ana, ver cómo va cambiando.

Todos estamos hechos de experiencias, de sucesos. Somos lo que nos ha pasado en la vida, y eso se ve perfectamente reflejado en Ana, quien tiene unas convicciones que nada tienen que ver con las de su padre o su tía, que difiere incluso de las que tienen sus hermanos. Y lucha por ellas.

Cuando se encuentra sola no se asusta y trata de buscarse la vida. Sabe que es mujer y que ese es su único problema, y también que es tan capaz como los demás de realizar su trabajo. A veces es difícil y duda, pero si no dudara no sería creíble. Todos, hasta las más firmes rocas, a veces se tambalean. Y ella no es menos. A veces recula. A veces admite que se ha equivocado, que no ha tomado el camino correcto, pero eso no hace que agache la cabeza y vuelva al redil, sino que continúa con la cabeza bien alta, buscando solucionarlo.

Según he leído, cuando se publicó esta novela no fue demasiado bien acogida… por los señores. Sin embargo, a las mujeres les fascinó, porque en ella Wells admite que las mujeres son exactamente iguales a los hombres y que no pueden vivir encerradas, que tienen que salir al mundo exterior, que tienen que batir sus alas y volar tan alto como puedan.

Cada uno de los personajes representa una actitud ante la vida y la sociedad. El padre y la tía de Ana representan, quizá, a esa familia tradicional a quien le importan más las apariencias que todo lo demás. Mr. Mannig representa al hombre que ve en las mujeres algo a lo que adorar, pero que hay que proteger al mismo tiempo; es un hombre que realmente nunca me llegó a caer simpático, que veía a Ana como un trofeo y que fingía entenderla, pero sin hacerlo. También está Mr. Ramage, quien le sigue la corriente a Ana y cree que puede aprovecharse de la situación. La familia Widgett, familia liberal y de artistas que no es aceptada en el barrio y un sinfín más de personajes.

9780860681373-uk.jpg

Como ya os he comentado en otras ocasiones, no suelo sentirme identificada con los personajes femeninos, ya que no suelo sentir que tenga nada en común con esas mujeres, pero Ana Verónica ha sido distinta. Quizá porque tiene un gran mundo interior, quizá porque se atreve a vivir su vida como ella quiere o quizá porque la pluma de Wells no puede ser mejor, esta novela y esta protagonista me parecen un verdadero acierto.

Quizá solo hay una cosa que hace que no le dé a Ana Verónica una valoración de imprescindible, y es que el final sí que me ha chirriado un poco con el tono del resto de la obra, pero sin duda alguna, creo que es una novela que aguanta perfectamente el paso del tiempo, porque aunque las mujeres ya podamos votar (la lucha por el voto femenino es uno de los temas principales de la novela), las palabras que dicen los personajes de la novela todavía son vigentes. Es cierto que han pasado unos cuantos años desde la publicación de la novela, y es cierto que el discurso podría haberse quedado atrasado, pero creo que en muchas ocasiones sigue siendo el discurso de las mujeres, sigue siendo su grito de guerra. Por eso, y sin ningún tipo de duda, no puedo dejar de insistir: leed esta novela.

Simplemente, me gustaría saber que soy dueña de mí misma.

Valoración: Excelente
Descarga GRATIS la versión digital de esta novela en Amazon.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s