·Título: ¿Hogar?
·Autora: Mª Concepción Regueiro Digón
·Género: novela intimista, romántica, toques de misterio, fantasmas
·Fecha: junio de 2018
·Editorial: Café con Leche
·Número de páginas: 240
·Ilustración de portada: Cecilia G. F.


Cojo de nuevo el trapo para agarrar el mango caliente del cazo y servir la leche y lo vuelvo a lanzar de cualquier manera sobre la mesa, y también de nuevo ella lo alisa y lo dobla en un perfecto rectángulo.

Es nuestro último desayuno en varios meses, quizás exigiría otro ceremonial, donde todos y cada uno de nuestros movimientos adquiriesen un más profundo significado, pero, como siempre, yo he hecho el café, calentando la leche y puesto el pan en el tostador.


De Conchi Regueiro ya hemos hablado en más de una ocasión por aquí. Y lo ha hecho David Pierre (¡qué haríamos sin él!) escribiendo sobre Los espíritus del humo (novelette  publicada con Cerbero), La moderna Atenea (novela  publicada con Triskel y finalista de los Premios Guillermo de Baskerville 2018 que organiza Libros Prohibidos) y en la Antología de relatos No son molinos (también de Cerbero).

Pero, para refrescaros la memoria, y porque es de rigor: esta autora nació en Lugo en 1968. Es diplomada en Trabajo Social y pedagoga. Usualmente, escribe ciencia ficción bilingüe (en castellano y en gallego), pero también experimenta con otros géneros narrativos. Entre sus obras destacan Tempos agradables (III Premio de Novela Mulleres Progresistas), La estirpe de TordónUn marciano neste mundo (finalista I Premio Meiga Moira de Literatura Infantil e Xuvenil de Baía Edicións), O tesouro das ánimasVistas al ríoLa moderna Atenea (finalista a mejor novela en lengua española en los Ignotus 2009)A herdanza do marquésReclutas de guerras invisiblesHistorias del Crazy Bar y otros relatos de lo imposible (escrito en colaboración con Lola Robles) y A cerna do segredo, así como un gran número de cuentos en varias publicaciones especializadas y antologías. Junto a Lola Robles, fue seleccionadora para el Visiones 2016.

Y no podemos olvidarnos de ¿Hogar?, obra publicada en 2018 por la editorial Café con Leche. Y que nos cuenta lo siguiente:


Fanny y Martina se aman con locura. Tienen planeado mudarse juntas a su nuevo hogar, un moderno piso que han comprado en Ciudad Nueva. Pero, para ello, tendrán que esperar al regreso de Martina, destinada temporalmente en una partida militar en Afganistán.

Cuando Fanny recibe una noticia inesperada, el feliz futuro que hasta entonces había atesorado amenaza con hacerse añicos.

Y con él, su cordura.

¿Hogar? es una historia de amor, nostalgia y fantasmas. Regueiro nos acerca al mundo de la intimidad de una pareja donde el misterio cobra cada vez más importancia, sin renunciar a un vivo retrato del romance, la pérdida y el duelo.


Aquí, justo después de la sinopsis, nos gusta contar si existe alguna anécdota por haber elegido esta lectura. Así que me vais a permitir hacer este parón íntimo aquí y ahora. ¿Hogar? fue la lectura elegida para el capítulo 2 de nuestro podcast #CaféLibrería (como ya sabéis, en compañía de Carla Plumed, de Café de Tinta, y David Pierre). Además, formó parte de largas conversaciones entre los tres que nos unió todavía más. Sí, leer esta novela de Conchi Regueiro fue bonito y especial.

Además, aunque conocía a la editorial Café con Leche, nunca había tenido ocasión de reseñar nada de su firma y, en A Librería, tan solo habíamos leído la novela corta El tren. Prometemos, desde aquí, darle el espacio que merecen. Así que seguiremos informando siempre desde nuestro afán de mostrar a más y más #MujeresEnLaLiteratura.


Sé que dos chicas besándose con ansia se transformarían en protagonistas indiscutibles de los sueños húmedos de sus compañeros machos, y puedo comprender, solo un poco, que ella quiera evitar esa posibilidad, aunque detesto esa cobardía suya cuando, por otro lado, ya somos pareja perfectamente reconocida ante la gente y ante esa ley antaño tan esquiva. 


¿Qué tipo de novela es ¿Hogar?? No podría calificarla de otra manera que no fuera un drama romántico con tintes paranormales. También puedo asegurar que se trata de una novela costumbrista y muy intimista. Además es actual, lo que llama la atención porque he sabido que Conchi la escribió allá por el año 2000 (cuando yo tenía unos diez añitos, ya veis). Es muy esclarecedor que dieciocho años después, una novela protagonizada por una pareja lésbica sea algo nuevo y necesario todavía. Pero en fin, pasito a pasito.

El tipo de análisis formal que puedo hacer de esta narrativa de Conchi es bastante sencilla. La protagonista, Fanny, será la voz protagonista en primera persona (no podía haber elegido una focalización mejor para este tipo de historia, además me encantan las lecturas en primera persona). No tardaremos en darnos cuenta que la personalidad de esta muchacha es especial, explosiva, inconformista y valiente al mismo tiempo. Y a pesar de ello, durante la mayor parte de la lectura la encontraremos sumida en un estado de tristeza absoluta, de perdición y de derrota.


—Ay, señora Fanny, no lo creo —se sincera la mucama—. Este perrito sabe lo que hay allí.

—¿Lo que hay allí? —salto, más alterada de lo que la situación recomienda—. ¿A qué se refiere?


Pero no se centrará la autora en rememorar los tiempos pasados mejores de manera recurrente para atiborrar las páginas de la novela. Solo recurrirá a los flash-back en contadas ocasiones necesarias, en pinceladas pequeñas, casi poéticas. La novela avanza hacia adelante, a buen ritmo, sin parones, sin pausas, sin regodearse en lo que está contando. En contenido dramático es poderosa de por sí. De hecho, no paraba de desear que Fanny se despertara y que todo aquello hubiera sido, tan solo, una terrible pesadilla.

Nos encontraremos con grandes incógnitas. El fallecimiento de Martina (sí, la sinopsis deja adivinar el peor desenlace) está envuelto en una bruma de incomprensión en la que Fanny tampoco puede refugiarse. Tiene que mudarse al nuevo ¿hogar? (sí, con interrogaciones) que habían comprado antes de su muerte. Pero esa casa ya no es su casa, es un lugar raro, frío, lleno de vacíos y de anhelos inconformistas. Sin Martina, todas esas cosas ya no tienen sentido.


Ahí está, un buen recuerdo, de cosas sencillas. Ahora también estoy rodeada de cosas sencillas, pero falta lo fundamental, es demasiado evidente una y otra vez, y esa evidencia hace que de nuevo vuelvan a caerme las lágrimas, en esta ocasión inmediatamente disueltas en agua jabonosa con que estoy fregando el escaso menaje empleado.


En un barrio nuevo, fruto obvio de la explosión inmobiliaria del momento, Fanny tendrá que lidiar con un entorno irreal, en un edificio en el que ocurren cosas extrañas y con una Comunidad de Vecinos irascible. Su trabajo en una asesoría será la calma y la rutina a la que se somete para mantenerse viva, pero las cosas son complejas igualmente. Durante algunos capítulos, nos sobreviene la propia negrura que siente Fanny, intentando cerrar los ojos a la realidad de ahí afuera.

Pero, ¿qué hay ahí fuera? Ahí fuera están los familiares de los otros compañeros fallecidos buscando respuestas, buscando que la viuda de Martina se una a ellos. Pero Fanny no sabe si quiere obtener respuestas, Fanny está demasiado perdida.

Hogar_trimmed.jpg

El elenco de personajes que rodeará a la protagonista será femenino es su mayor parte. Martina, su mujer militar, aunque desde la ausencia tendrá un papel muy importante. También el grupo de familiares y amigos del BMR que aparecerá en escena para abrir heridas no cerradas. Y, sobre todo, Débora, que aparece en la vida de Fanny para hacerle unas encuestas y tendrá un rol relevante en esta historia.

El estilo en sí, a caballo entre las largas narraciones y los diálogos, es muy diferente al que intuí en Conchi Regueiro cuando leí Los espíritus del humo las Navidades pasadas. Me sorprendió esta versatilidad al escribir una novela más realista y más cercana a mi mundo conocido. También me fascinó en cierto modo. Me deleité con su narración de amor, del dolor, de la esperanza y la desesperanza (qué unidas están ambas palabras). Y, en definitiva, me sobrecogió la forma escogida por esa autora gallega para hablarme de algo tan íntimo, tan duro, tan tristemente probable. 


—Mi mujer iba en ese BRM […]. Por eso rompí como rompí.


En conclusión, ¿Hogar? es una novela que tengo que recomendar para todos los públicos sin excepción. Por la envergadura de su trama (y la originalidad de la misma), por el estilo cuidado y limpio de Conchi Regueiro y por el aprendizaje que se esconde tras su lectura. En fin, una vez más, gracias por estas mujeres.

Por cierto, si os habéis quedado con ganas de más, hace unas semanas dedicamos nuestro #Podcast #CaféLibrería a esta novela.

Valoración: Sí, recomendable

Adquiere ¿Hogar? aquí.


Fotografía de portada: Hanna Postova

Un comentario sobre “#LeoAutorasOct|¿Hogar?, de Conchi Regueiro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s