·Título: Cábala: Amor
·Autora: Elena Flores
·Género: poesía
·Fecha: diciembre de 2016
·Editorial: La Calle
·Número de páginas: 48
·Prólogo: Álvaró López

y, ¿me convierto?

MI fe se entrega a tu excelsa gloria.

Y aunque vinieran tres ángeles a por mí

me encadenaría a tu pasión rebelde

sometiéndome

al castigo que mi negación imponga.

Elena Flores nació en Madrid en 1991. En la biografía de la web de la Editorial La Calle (tenemos que reseñar más libros de este sello, lo sé) se indica que esta joven poetisa siempre ha mostrado intereses peculiares a la hora de relacionarse con al literatura. Después de leer este poemario, ese es sin duda un hecho que nos queda claro.

Como suele ocurrir, la autora comenzó a devorar libros y a escribir poesía desde muy pequeña. Consiguió ganar certámenes juveniles de poesía. Se graduó en Filología Hispánica, especializándose en investigación lingüística. Como nota importante, realizó también un doctorado basado en los tabúes en torno a la mujer y al mundo LGTB. Actualmente vive en Granada, donde está comenzando estudios de Filología Árabe.


Es un poemario en el que los diferentes personajes de la mitología judeo-cristiana se transforman en máscaras poligenéticas que dan voz a aquellos valientes que han estado reprimidos durante siglos. El homoerotismo es la clave en este poemario en el que la crítica a las etiquetas de generalización se hace eco a través de un ascenso a ese monte Sacrolujurio, en el que Lilith —como figura principal de reivindicación— da la bienvenida. Tras ella, toda una serie de nombres archiconocidos se contonean entre el ritmo y la melodía del verso propio de la autora, configurando así una pasarela en la que caben todos los amores y todos los sexos.


Vale, ¿qué hago yo reseñando poesía? No lo sé. Supongo que el correo electrónico de Elena Flores me gustó, me gustó cómo definió su poemario y me gustó su estilo. Algo sencillo, pero con contundencia. ¿El tema principal? La religión. Y sabéis que eso me toca muy de cerca.

El prólogo de Álvaro López es una auténtica gozada y una muy digna introducción a lo que nos encontraremos. Una preciosidad narrativa cargada de verdad y de contenido que nos deja fragmentos tan hermosos como estos:

He ahí el juego tan fácil como terapéutico en estos tiempos de (re)celo ante las referencias religiosas al que nos aboca Cábala: Amor. La autora se apropia de los mitos fundacionales de la tradición hebraica y los proyecta en una clave irónica e intimista. 


Otras veces, de cerca, entre las letras: ¿quién reformula en un poema (de parlante encabezamiento, Lo Pasado) el Sermón Pascual de la liturgia y en otro rememora las andanzas entre pinares de Gil de Biedma?


cabala.jpg

Según el Diccionario de la Real Academia Española, cábala significa:

4. f. En la tradición judía, sistema de interpretación mística y alegórica del Antiguo Testamento.

5. f. Conjunto de doctrinas teosóficas basadas en la Biblia, que, a través de un método esotérico de interpretación y transmitidas por vía de iniciación, pretende revelar a los iniciados doctrinas ocultas acerca de Dios y del mundo.


Así, a lo largo de diferentes poemas breves y libres, Elena Flores analiza la cultura bíblica ahondando en una interpretación propia. Las referencias a los mitos judeo-cristianos son evidentes y, si conocemos algo de dicha cultura, nos serán sencillas de reconocer. Pero también encontraremos matices reivindicativos y nuevos, que asombran en una primera lectura y nos enseñarán mucho en una segunda, tercera o incluso cuarta hojeada al libro. Con cercanía y verso libre, desde los hermanos Caín y Abel, hasta Lilith y Goliat, e incluso Eva, aparecerán entre estas páginas pero desechando la normalidad impuesta y abriendo conceptos tan alejados de la religión como la homosexualidad, pero alejada de cualquier etiqueta.


Llevo cuarenta minutos aquí,

caminando,

y ya mi cabeza

comienza

a tras-

tornar-

se ya.


Es importante la belleza con la que Flores realiza esta profunda crítica social liberadora (relacionada, claro está, con un tema que conoce muy bien) en contra de la homofobia adquirida y arraigada en nuestra sociedad y pensamiento colectivo. También es un grito profundo en defensa de la mujer y su maltratado rol a través de los siglos. El aprendizaje complejo que plantea esta poetisa nos llega con sencillez y como una caricia. Con habilidad y saber hacer. Y, sobre todo, con un cariño que es extraño y cálido al mismo tiempo.


Valoración: Bien, bien
Adquiere Cábala: Amor aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s