·Título: La inequívoca fragilidad de los mosquitos
·Autora: Sonia Fides
·Género: novela intimista
·Fecha: agosto de 2018
·Editorial: Libros.com (campaña de crowdfunding)
·Número de páginas: 206


Las vidas ocultas, las vidas inventadas, las vidas deseadas. Imposible que cinco metros cuadrados soporten tanto abigarramiento vital, por eso mi objetivo será el de quedarme el máximo tiempo callada.

d952d362863fb537fbb21da80fab040c86f608db.jpg

Sonia Fides (Madrid, 1969) comenzó a escribir de casualidad en verano de 2005 y no hubo que esperar demasiado para que esa tardía pasión diera sus frutos, ya que al año siguiente obtendría el X Premio Nacional de Poesía Nicolás del Hierro por su primer poemario Mirar y ser mirada, quedando finalista también en otros premios. Su segundo poemario, Electra se quita el luto (2007), fue finalista en el Premio Internacional ciudad de Melilla y publicado por Ediciones Vitruvio (2008).

Continúa su ya imparable carrera literaria con Avispas en la boca (2009) y con la escritura de su primer libro de relatos Mollejas de pato y otros cuentos imperfectos. En 2011 colabora en dos antologías de relatos: Viscerales (Ediciones del viento) y Narrando a contracorriente (Ediciones escalera). Dos años más tarde publica el que sería su cuatro poemario, Mi vida sin Julio Verne (Ediciones con carrito, 2013).

En 2018 logra publicar, gracias a una campaña de crowdfunding en Libros.com, la que es su estreno en el género de novela con la historia que ocupa esta crítica. Cabe mencionar que entre sus numerosos mecenas, se encuentra nuestra admirada Pilar Bellver, razón principal que me llevó a querer leer esta obra.


Para verificar su pasado, Olivia y cuatro amigas emprenden un viaje a Lyon desde una ciudad que ya no las reconoce, en busca de su verdadero lugar en el mundo. La inequívoca fragilidad de los mosquitos es una incisión en el tuétano emocional de una generación que trata de tomar las riendas de su vida.


Hay algo en esta novela que me cuesta definir y me cuesta comprender. Lo que me doy cuenta es de que el estilo poético prima más que el narrativo, y que tiene más valor en la forma que en el contenido en sí. Porque la historia es una metáfora compleja, musical, dolorosa, que nos enseña que a veces la vida no tiene ningún sentido. Si queréis encontrar una referencia, diré que me ha recordado a Nubosidad variablede Carmen Martín Gaite.

En La inequívoca fragilidad de los mosquitos (menudo título, ¿eh?) nos encontramos una historia de mujeres, de amistad y de enemistad. Una historia intimista y una historia de mentiras y otras verdades en una compleja batalla de moral. En ese viaje del que se nos habla en la sinopsis, Olivia tiene secretos que compartir. Secretos relacionados con sus compañeras y sus antiguas amigas, sobre todo con una de ellas.


Pides un milagro y ¿qué te mandan? Gente.


A modo de road trip, y con una narrativa colmada de reflexiones interiores y pinceladas poéticas por doquier, Sonia Fides avanza la trama desmembrando el tiempo a su antojo y la psicología de sus personajes como ella convenga. Eso no importa, nada importa, pero todo es importante. Cuando cinco viejas amigas se reencuentran, todos los fantasmas pueden nublar la razón.

la-infalible-fragilidad-de-los-mosquitos.jpg

—No, ahora ya no tiene sentido… —La mancha informe y amarillenta que deja el cuerpo de un mosquito al ser devorado por la dureza del parabrisas interrumpe la confesión de Victoria—. Tratar de deshacer tu fragilidad enfrentándola a la inequívoca fragilidad de los mosquitos.


El título es un feroz resumen de lo que nos vamos a encontrar. Nos recuerda, todo el tiempo, la insignificancia de nuestras minúsculas vidas. En un segundo ya no están o, mejor dicho, ya no nos pertenecen. Sonia Fides habla del ser y no ser, habla de la responsabilidad, habla del egoísmo, de la maldad. Pero también del amor, de la amistad, de la honestidad hiriente. Es un poco frívola (Olivia es una modelo de éxito), es un poco fría. Es tremendamente emocional. Todas estas mujeres parecen estar heridas.

Creo que la voz de esta autora tardía tiene una importancia absoluta. Que aunque lo que se nos cuenta no caiga en una originalidad peculiar, sí lo hace el paseo que nos da alrededor, su manera de introducirnos en su laberinto emocional y personal. También, cómo es capaz de atravesar el alma sin desvelar nada, cómo ahonda en la cotidianidad de lo extraordinario, cómo eleva lo común. Hace magia con algo que nada tiene de mágico. Y eso es tan grandioso.


¿Quieres ser mi nueva memoria? Perdona que te acose con tantas preguntas cuando es todavía la oscuridad quien cuida de nosotras.

Te quiero.


Por eso la valoración no es un imprescindible. Pero, aún así os digo, no os la perdáis. Su mensaje es nuevo, pero la forma de escribir ese mensaje en insólita. Tan insólita como esos mosquitos tan frágiles en el parabrisas de un coche que conduce hacia ninguna parte.

Valoración: Sí, recomendable
Adquiere La inequívoca fragilidad de los mosquitos aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s