·Título: 涼宮ハルヒの憂鬱 – Suzumiya Haruhi no Yūutsu [La melancolía de Haruhi Suzumiya]
·Autor: Nagaru Tanigawa
·Traductor: Traducciones imposibles
·Género: manga juvenil
·Editorial: Ivrea
·Fecha de publicación: 2003 [2015 en España]
·Número de páginas: 296


Puede que no hayáis oído hablar de esta novela en particular, o de la saga de 10 novelas ligeras (la última, dividida en dos), pero su adaptación al anime fue un fenómeno difícil de igualar, y no solo en Japón, sino en todo el mundo (no hay más que ver la cantidad de vídeos de fans bailando el Hare hare yukai). También tuvo una adaptación al manga, pero hoy hablaré de la novela ligera. Aún así, debo señalar que mi primera aproximación a esta obra fue a través del anime, hace más de 10 años: una primera temporada en 2006 en la que se emitieron conscientemente los capítulos en un aparente desorden cronológico, y que adaptaba la primera novela y parte de la tercera, quinta y sexta; una segunda en 2009, en la que se reemitieron los 14 capítulos originales, esta vez en orden cronológico y además, intercalados, otros 14 nuevos que adaptaban la segunda y parte de la tercera y la quinta. Y finalmente, una película en 2010 que adaptaba la cuarta obra.

La novela está narrada por un estudiante de Bachillerato apodado Kyon recién llegado a un nuevo centro educativo (hay que señalar que, en Japón, los institutos únicamente imparten los tres cursos que dura el Bachillerato). Comienza la historia reflexionando sobre cómo la mente humana madura a medida que crece, y cómo dejamos de creer en Santa Claus, la magia o los fenómenos paranormales. Tras llegar a su clase, mientras cada uno hacía las típicas presentaciones delante de los compañeros, se levanta una chica detrás de él, y proclama lo siguiente:


La gente corriente no me interesa lo más mínimo. Si hay algún extraterrestre, viajero del tiempo, habitante de universos paralelos o persona con superpoderes que vengan conmigo. He dicho.


Era Haruhi Suzumiya, una chica con una energía arrolladora que capaz de conseguir todo lo que se proponga. Al final, lía a Kyon y a otros estudiantes para crear una especie de asociación llamada Brigada SOS, dedicada a buscar personas extraordinarias. Pero sin darse cuenta en ningún momento de que están más cerca de lo que ella cree.

Volver a leer esta obra tantos años después para su crítica, me produce sentimientos encontrados. Es amena e interesante, a priori parece muy buena para introducir a las nuevas generaciones en la lectura (hayan visto o no el anime); además, las referencias que manejan (como la mención al Principio Antrópico) tratan al lector como alguien medianamente formado (recordemos que los personajes son estudiantes de Bachillerato)… Pero hay algunos detalles que no puedo pasar por alto.

9788416512232.jpg

Para empezar, casi todo lo que tenga que ver con el personaje de Mikuru Asahina. Lo que le hace Haruhi solo puede ser calificado de bullying: obliga a su amiga a disfrazarse de forma provocativa, no para de darle órdenes e incluso amenaza a otros alumnos con acusarles de acoso sexual (y cosas peores) a Asahina. Huelga decir que esa pésima conducta en cualquier instituto sería merecedora de una sanción. Podemos pensar que la sociedad ha cambiado desde que el libro se escribió, allá por 2003… hasta que nos enteramos de que, los mismos responsables de la serie de anime, hicieron en 2015 un spin-off ambientado en un universo paralelo en el que Mikuru Asahina está todavía más sexualizada (quiero recordar que hablamos del mismo personaje ficticio con el que intentó casarse en 2008 un humano real). Aún así, lo relativo a su trabajo real, es bastante salvable.


—Son muy parecidos a mí. Jamás me habría imaginado que Suzumiya nos reuniría precisamente a los tres.
—¿Sabes qué son en realidad?
—Eso es información confidencial.
—¿Qué ocurriría si yo pasara de Haruhi?
—Es información confidencial.


La propia Haruhi, en la vida real, sería inaguantable. Una persona caprichosa y acostumbrada, no sólo a hacer lo que quiere, sino a obligar a los demás a hacer lo que ella quiere. Y a esto, hay que sumarle el mensaje implícito de la serie, el paulocoelhismo llevado al extremo: si deseas algo con todas tus fuerzas, el Universo conspirará para cumplirlo. Mensaje que ignora que existen humanos que pueden desear lo contrario (si no consigues tus deseos, ¿es que no lo deseaste con el suficiente ímpetu?).

Kyon e Itsuki Koizumi cumplen su papel, aunque este último, a excepción de su trabajo y de su papel para explicar la trama al lector, es bastante prescindible. El personaje que más me gusta es Yuki Nagato, cuya descripción y comportamiento (por no hablar de los dibujos del propio libro) recuerdan a Rei Ayanami de Neon Genesis Evangelion (no sé si calificar esto de homenaje o plagio descarado). Una chica callada, amante de los libros (única socia del Club de Literatura del instituto) que, al igual que Asahina y Koizumi, está cerca de Haruhi por obligación, y ayuda a Kyon en una escena difícil de describir sin desvelaros nada.


SELECT serial_code FROM database WHERE code=data ORDER BY combate_de_datos HAVING terminate_mode= ‘Personal name: Ryoko Asakura’; juzgada hostil. Anular conexión de elemento perturbador a forma de vida orgánica.


Por lo demás, al margen de su popularidad entre el mundo otaku, no estamos precisamente ante una obra maestra. Simplemente, se deja leer.

Valoración: Aceptable
Adquiere esta novela aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s