·Título: Vida secreta del ornitorrinco
·Autora: Esther Zorrozua
·Género: ficción
·Editorial: Baile del sol
·Número de páginas: 190


Pero la sensación que yo percibía era la del funeral de mi virilidad.


Esther Zorrozua nació en Bilbao y estudió Filología Románica. Ha publicado diversas obras narrativas y ha participado en diversas colecciones de relatos.

Vida secreta del ornitorrinco nos cuenta la historia de don Elías, un bibliotecario con unas extravagantes ideas relativas a lo que  la gente puede leer o no. Hasta el momento nunca se había encontrado con nadie que se atreviera a discutir su criterio – salvo quizá Nemo, que no sabe muy bien qué pasa– hasta que se encuentra con Olaia, una joven que exige que se le entregue el libro que quiere leer: Lolita, de Nabokov. Esta joven, con la que se cruza en varias ocasiones, será la otra protagonista de la novela.


A veces la frontera de la vida y la muerte no es más que un instante de decisión: avanzar o retroceder.


Realmente no sé muy bien cómo hablaros de esta novela, ya que no ha dejado huella en mí ni para bien, ni para mal. El argumento es bastante llamativo: un hombre que en pleno siglo XXI sigue creyendo que la censura literaria es necesaria y que como bibliotecario puede eliminar de las estanterías los volúmenes que considera atentados contra la moral, pero esta sucesión de hechos no pasa de ser meramente anecdótica.

Nos encontramos con una novela en la que hay tres narradores, cada capítulo (que se abre sin ninguna marca para indicar quién habla, cosa que es desconcertante en ocasiones, sobre todo al principio) está narrado en primera persona por uno de los tres protagonistas: don Elías, el bibliotecario; Olaia, la joven que va en busca de un volumen perverso y Alfredo, taxista y tío de Olaia.

Don Elías es un hombre huraño, atípico, que no lee periódicos, que no mira la tele y que no sabe que existe Internet. Cree que él tiene la verdad absoluta y que los demás están equivocados. No entiende al ser humano, es más, cree que no debería compartir su espacio con otros seres humanos porque no concibe que sean de la misma especie, aunque tiene sus vicios secretos (como observar a Olaia). Cuando habla, sus capítulos resultan pedantes y exasperantes a partes iguales.

vida-secreta-del-ornitorrinco.jpg

Solo tiene un amigo, Nemo, al que conoce de toda la vida. Aunque decir que son amigos es mucho decir. Nemo es enterrador (o maquillador de cadáveres, depende de a quién preguntes) y es aficionado a la literatura, por lo que frecuenta la biblioteca. Trata de hacer entrar en razón a don Elías y ciertamente llega a parecer preocupado por él cuando enferma. A pesar de sus pintas, no parece un mal tío y quizá es el personaje más real.

Olaia es una joven que acude a Bilbao desde el pueblo para estudiar Filología. Huye de una casa en la que tiene cuatro hermanos que han crecido con total libertad y de un padre autoritario para encontrarse con sus tíos, Alfredo y Clara, que la acogen como la hija que nunca tuvieron.

En la universidad parece que empieza a abrir su mente en un despliegue de pedantería con la que se suele describir a los filólogos en la literatura (y que me parece que no es lícita). No puedo decir que Olaia me guste, ni que me parezca interesante, realmente creo que es una niña subida de tono y que se va dando aires de grandeza. Se cree que por haberse mudado a la ciudad el mundo se va a parar por ella, y no es así.

Por último tenemos a Alfredo, el taxista, un hombre callado y reservado, un buen tío, como se diría en la calle. Él escucha y no discute. Hace lo que se supone que un buen samaritano tiene que hacer, y ya.

Como veis, no son muchos los personajes y tampoco se puede profundizar demasiado en ellos. En cuanto al lenguaje, varía dependiendo de los personajes (aunque reconozco que en Olaia no veo el vocabulario ni la forma de expresarse de una joven filóloga de 18 años, la verdad), pero creo que a veces se pierde en divagaciones y explicaciones que son un poco tediosas. De haber sido una novela de mayor extensión esto probablemente hubiese sido un fallo enorme, pero en esta ocasión solo hace que se ralentice el ritmo de lectura que, por otro lado, no es demasiado rápido, a pesar de que tiene un comienzo que puede atrapar.

Esta novela ha pasado por mis manos sin pena ni gloria, no hay nada que sea digno de los más altos elogios, aunque tampoco creo que sea para echarla a la basura.


Valoración: Aprobado
Adquiere Vida secreta del ornitorrinco aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s