·Título: El aviso de los cuervos
·Autora: Raquel Villaamil
·Género: fantasía romántica
·Editorial: Roca Editorial
·Fecha: 2017
·Número de páginas: 288

91a6n+wPaWL.jpg


Raquel Villaamil, nacida en Madrid y con ascendencia estadounidense y asturiana, estudió arquitectura y se dedica al sector de los videojuegos como guionista. Publicó Manhattan Beach (2015) y su segunda parte, El año perfecto (2016). Estas obras forman parte de una trilogía aún no concluida. El aviso de los cuervos (2017) es su tercera obra publicada.

Descubrí este libro por una promoción de Kindle Flash este verano. En esos momentos estaba leyendo género de terror, tanto obras literarias como no ficción, porque es un género que me era bastante desconocido y quería adentrarme en él. El libro llamó mi atención a pesar de que se describía como una obra de romance paranormal porque parecía contener elementos de terror psicológico. En su comienzo hay una cita del famoso cuento El cuervo (1845), de Edgar Alan Poe. Una vez leída la muestra gratuita, decidí comprarlo porque tenía un estilo fresco pero cuidado y hermoso en su prosa. Me gustó sobre todo el modo de describir los lugares y los sentimientos de la protagonista.


Me agarré a la reja que bordea el lago de Central Park con fuerza, con la vista rozando la superficie del agua, con los oídos saturados de ruidos y el corazón roto por el dolor.


He leído novelas de fantasía romántica con anterioridad y suelo encontrarme con historias ligeras y entretenidas que son fácilmente olvidables. Suelen contar también con una dosis considerable de erotismo y violencia. Vienen a mi mente volúmenes de series tan conocidas como Anita Blake, de Laurell K. Hamilton, la saga de novelas de Rachel Morgan de la autora Kim Harrison o la famosa Saga de Vampiros Sureños de Charlaine Harris, en que se basa la serie True Blood. Como veis, he leído varios libros de este estilo y hay alguna semejanza con la obra que nos ocupa, como la ambientación en Norteamérica, el tono ligero, los líos amorosos, etc. Sin embargo, en este caso mi intuición no me engañó, esta obra no es tan comercial como las citadas ni es la típica comedia romántica con seres sobrenaturales y tiene un importante componente de terror, misterio y aventura, aunque el romanticismo está presente. Hay un clásico triángulo amoroso que se resuelve de forma inusual e inesperada. He de destacar el tono humorístico que se da sobre todo en los diálogos y que aporta mucha frescura y rebaja la tensión. Estos picos de situaciones escalofriantes frente a otras más bien cómicas son un punto importante a favor de esta novela.


—¡Qué de frases juntas!

—¿Lo ves? Si hasta soy simpático.


La historia se nos narra en primera persona por Brigit, una chica de veintiún años que acaba de perder a su madre y se siente sola en Nueva York. Recibe la llamada de una enfermera que le comunica que su abuela paterna ha visto la esquela y dice que quiere verla. Brigit no sabía siquiera que tenía una abuela, pues ha pasado su vida huyendo de su padre junto a su madre y ha vivido en diferentes lugares de Estados Unidos ignorando sus orígenes o sus lazos familiares.

Decide entonces que poco tiene que perder y emprende viaje hasta Ballymote, en Vermont, donde está el hospital en que se encuentra ingresada su abuela Michelle. Resulta ser un pueblo casi abandonado donde residen apenas cien personas con un solo motel en el que Brigit se hospeda un par de días. Entonces comienza a oír una voz en su cabeza y la envuelven los recuerdos. Recuerda que su madre y ella se quedaron una noche en ese mismo hotel de carretera. Fue el primer lugar al que huyeron, pero ¿por qué su madre escapaba de su padre? ¿Por qué le llamaba monstruo?

Sonya, una de las enfermeras de su abuela, le recomienda dejar el hotel y le pone en contacto con Mist, un hombre que aparenta unos treinta o cuarenta años y se caracteriza por ser misterioso, práctico y poco comunicativo. Mist es uno de los personajes que más humor aporta a la trama. Le ofrece la habitación que tiene sobre el garaje a cambio de que trabaje en su tienda, que es una especie de bazar o pequeño supermercado de pueblo donde vende casi de todo.

Brigit espera encontrar respuestas, pero solo va encontrando más misterios a medida que conoce Ballymote y a sus peculiares habitantes. En el pueblo hay una extraña enfermedad que es la culpable del reducido número de habitantes. Se encuentra con un apuesto joven llamado Ethan Bran en la habitación de su abuela. Al parecer, Michelle trabajaba de cocinera en casa del chico y Brigit creció entre los fogones. Ethan la invita a visitarles en la mansión diciendo que su padre se alegrará de verla.


Guardo en la memoria retazos absurdos sobre prados verdes, posibles unicornios, flores diminutas y arroyos cristalinos, así como un palacio de piedra, a la abuela delante del fuego y el olor del pan escabulléndose del horno.


El elemento sensorial es muy importante. Brigit es bastante sensible a este tipo de estímulos externos, a los olores, sonidos y sensaciones. También es terca, de carácter impetuoso y tiene una especial conexión con los animales. De hecho, había empezado a estudiar Veterinaria pero tuvo que dejar la universidad. Es frecuente que en ciertas ocasiones, como cuando está en el bosque cercano a la casa de Mist, se haga el silencio alrededor tras escuchar el graznido de un cuervo, de ahí el nombre de la novela. Las alusiones a estos sucesos extraños son constantes.

Hay más elementos paranormales que se nos van desvelando poco a poco, manteniendo el misterio. En esta obra encontramos seres sobrenaturales que a mí en particular me han recordado a varias leyendas de pueblos antiguos del norte, como los celtas o los vikingos. Parece basarse en el Libro de las Invasiones (igual que Gaedheal, la primera novela de Maite Mosconi), un escrito anónimo del siglo XII, que de hecho se cita varias veces en esta novela. Tenemos a los Fomoit (los monstruos), a los Tuath y a los Drew o druidas. También están los Vacíos, que son seres humanos comunes afectados por una extraña enfermedad que parece absorber su mente, de modo que son como autómatas.

Brigit deberá luchar por descubrir las respuestas, por dar luz a los misterios de su pasado y presente y encontrar su identidad. Los vecinos de Ballymote no se lo pondrán fácil. También deberá discernir quiénes pretenden ayudarla y quiénes son sus enemigos. Estamos ante una clásica lucha del bien contra el mal, pues las tres especies, que tienen territorios delimitados, estuvieron enfrentadas en el pasado y parece que se avecina otra guerra entre ellas. Pero ni los buenos son completamente buenos ni los malos parecen malvados a primera vista.


¿Tengo que cruzarme de brazos y esperar a que la verdad se revele por sí misma? ¡Me moriré de vieja o de aburrimiento!


Tenemos una obra bien hilada, con abundante misterio, un humor agradable, giros inesperados, acción y romance. Se trata de una lectura bastante ligera y digerible, de la que se devoran páginas sin sentir al mantenernos en tensión. Tiene, sin embargo, más miga de la que me esperaba. Además, es una obra corta que me duró apenas unas horas. El estilo narrativo es simple pero hermoso, para nada recargado. Es un buen libro para pasar un rato entretenido de lectura.

Valoración: Bien, bien
Enlace de compra

2 comentarios sobre “El aviso de los cuervos, de Raquel Villaamil

    1. Gracias a ti. En A Librería nos encanta descubrir obras de nuevas autoras y hablar de ellas. Que los escritores agradezcan nuestro esfuerzo nos da fuerzas​. Te deseo mucho éxito con tus libros y que te lean mucho.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s