·Título: Los perros duros no bailan
·Autor: Arturo Pérez-Reverte
·Género: ficción
·Editorial: Alfaguara
·Número de páginas: 160


Cuando cachorro tuve uno de esos nombres tiernos y ridículos que se les ponen a los perrillos recién nacidos, pero desde aquello pasó demasiado tiempo.


Arturo Pérez-Reverte, reportero de guerra, articulista, escritor y miembro de la RAE desde 2003 es uno de los hombres más conocidos dentro del panorama literario-periodístico español. Controvertido por sus palabras, sus detractores parecen ser muchos más que sus defensores. Pero yo no estoy aquí para hablar de su persona, sino para hablar de su libro.

Fan de Reverte desde hace muchos años –las aventuras de Alatriste me acompañaron durante la infancia–, hacía mucho que no me veía dentro de una de sus aventuras, y la novela elegida fue Los perros duros no bailan. Criticada desde que salió, la curiosidad siempre estuvo ahí, hasta que por fin la he podido leer.

Para los que no sepáis de qué va la novela, aquí os dejo la sinopsis:


¡Hace días que en Abrevadero de Margot, donde se reúnen los chuchos del barrio, nada se sabe de Teo y de Boris el Guapo. Sus colegas presienten que detrás de su desaparición hay algo oscuro, siniestro, que los mantiene alerta. Lo ocurrido no puede ser nada bueno; lo sospechan todos y lo sabe su amigo el Negro, luchador retirado con cicatrices en el hocico y en la memoria. Para él es cuestión de instinto, de experiencia sobreviviendo en las situaciones más difíciles. Eso lo lleva a emprender un peligroso viaje al pasado, en busca de sus amigos.


La suerte sin cabeza sirve de poco.


Nos encontramos ante una novela que podríamos calificar de negra, aunque el protagonista, el Negro, es un perro que decide buscar, por su cuenta y riesgo, a sus dos amigos desaparecidos.

El estilo de Reverte es cuidado y trabajado, siempre duro y directo. Pero es capaz de atraparte de principio a fin (si te lo propones, en un par de ratos te lo puedes leer porque, realmente, es difícil parar) y haciendo que dentro de una se remuevan todas las entrañas. La historia realmente no es agradable: nos muestra una realidad perruna aborrecible, pero la lealtad de los canes y su lucha hasta el final por aquello que creen justo nos pueden hacer reflexionar.


91WUXw85anL.jpg


El protagonista es el Negro, un perro mestizo, mezcla de mastín español y fila brasileño. Durante mucho tiempo se dedicó a las peleas de perros, era un campeón nato, pero sabiendo que se hacía viejo, decidió abandonar la arena y dedicarse al cuidado del almacén de su amo, lo que no ha hecho que olvide todos los horrores que vivió.

Sin embargo, la lealtad la sigue manteniendo intacta y no duda en meterse en el mismo infierno para salvar a Teo, con el que hace meses que no habla, y a Boris el Guapo. Después de una breve investigación, descubre el lugar en el que los tienen y se deja capturar para poder rescatarlos. Cuando por fin encuentra a sus amigos ve que no son los mismos.

La crudeza de esta novela viene porque nos hace darnos cuenta de que los perros son seres nobles y leales y que cuando son crueles o agresivos lo hacen o bien para defenderse o bien porque los humanos les hemos hecho así. Creo que se refleja muy bien esa falta de humanidad que tenemos a veces, la crueldad del ser humano, haciendo que nos replanteemos ciertos comportamientos.


El hombre nos hizo asesinos, o casi. Y lo sabemos.


Me parece que esta novela cuenta con una genialidad y es que está contada en primera persona (o en primer perro) por Negro, dejándonos penetrar en su mente, en los recuerdos fragmentados de su pasado y en su confusa forma de pensar.

Creo que esta novela es un acierto dentro de la narrativa del autor y que habría que darle una oportunidad. Mucha gente, por el odio que le tiene a Reverte, no se adentra en su literatura, porque no sabe separar el personaje público del escritor, que aunque a veces se entremezclan, en mi opinión son dos cosas distintas.


Valoración: Sí, recomendable
Adquiere Los perros duros no bailan aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s