Ayer mismo dábamos en este espacio la bienvenida a 2019 y presentábamos varias novedades. Bien, pues hoy vais a poder contemplar dos de ellas de una sola vez. En la presente entrada hablaremos con Desiree Álvarez de La fiera y el infausto, su primera incursión en la fantasía. Y no solo eso, sino que además reseñaremos —de un modo algo distinto a lo habitual— la misma novela. No contentos con eso, descubriremos el color que compartirán las portadas de fantasía de ahora en adelante. ¿Listas? ¡Vamos a ello!


·Título: La fiera y el infausto
·Autora: 
Desiree Álvarez
·Género: fantasía
·Fecha: noviembre de 2018
·Novela autopublicada
·Número de páginas: 233
·Valoración: Sí, recomendable
·Enlace de compra

la_fiera_y_el_infausto_10167_onqbehmz


La piel de los humanos parece decir a gritos: <<¡Mirad, aquí hay sangre! ¡¡Haced que brote!!>>.


La fiera y el infausto es una novela de fantasía oscura que nos transporta a una caverna ésril conocida como Zendalure. Los ésril son elfos oscuros que conviven bajo la superficie y su pueblo, Zendalure, está gobernado por una poderosa maga que rinde culto a la tiránica diosa Latro, pues tal es la naturaleza de los ésril. Belhaldy Vrammoryn, primogénita de la poderosa maga, intentará ayudarla en la peor crisis que ha sufrido la caverna; el oxígeno y el agua escasean. Pero, al mismo tiempo, llegará a su vida un nuevo esclavo que pondrá en duda sus principios.

Antes de dejaros con su autora, quería mencionar las claras influencias del universo de Warcraft que se entreven en sus líneas. Se mencionan objetos, como la faltriquera, que son muy típicos de este universo, así como las monturas voladoras, por ejemplo. La corrupción es también una constante del universo más exitoso de Blizzard y la conocemos muy de cerca en La fiera y el infausto. Además quería mencionar el poderoso papel de la mujer dentro de la raza ésril, pero también la sociedad humana que convive en la superficie:


 Recordó con cariño que, mientras su hermano y él aprendían a manejar la espada guiados por su madre, su padre les había cuidado sin descanso.


Este cambio de papeles me fascina. Creo que la literatura ha llegado a un punto en el que ha aceptado que debe ser tolerante. Su siguiente objetivo es el de mostrar esa tolerancia, compartirla con el mundo, girar los papeles e historias tipo para crear verosimilitud. La fiera y el infausto es un buen ejemplo de ello, y no solo eso: está muy bien escrita. Me da la sensación de que ha pasado un pelín desapercibida y os lo aseguro: no lo merece.

Otro punto a destacar en la novela es la tensión sexual que acontece entre la protagonista y su esclavo. En un juego de dominación (que uno de los dos lados percibe más bien como una tortura), se dibuja un retrato del sexo en la sociedad, de los tabús, de las prácticas de las que mucha gente huye… mientras las desea en secreto.

Por último y como curiosidad, diré que hace justo un año leí otra historia de elfos oscuros que se escondían bajo tierra. Se trata de Sub-suelo, de Alister Mairon. Esta historia me ha recordado un poco a la novela breve de la autora catalana.


Desiree Álvarez: doblaje y literatura

Poco he podido encontrar sobre Desiree Álvarez. Ella misma afirma que no se sabe vender. En su página de Twitter podéis encontrar vídeos e información relacionada con su profesión, el doblaje, que compagina con la literatura. Pero mejor os dejo con ella de una vez.

14567734


¡Hola, Desiree! ¡Bienvenida a A Librería! En La fiera y el infausto nos transportas a un contexto oscuro y poco esperanzador. ¿A qué tipo de público enfocas esta novela?

Desiree Álvarez: En primer lugar, creo que a aquellas personas que jamás le darían una oportunidad a una novela de fantasía a pesar de gustarles las ambientaciones fantásticas. Era mi caso, por eso me propuse prescindir de todos los elementos que hacían que no lograse conectar con este género a modo de experimento. ¡Reconozco que estoy muy contenta con el resultado!
En segundo lugar, se la recomendaría a aquellos fans de los juegos de rol de fantasía (D&D, Warhammer) porque se trata de un pequeño homenaje a estos mundos que a tanto nos han hecho soñar.


Cuéntanos cómo estás viviendo la experiencia de autopublicar.

DÁ: Me está resultando difícil. No se me da bien publicitarme, soy muy torpe. Incluso me siento cansina y desagradable cuando insisto… Lo que sí puedo decir es que estoy bastante satisfecha con la recepción, aunque haya sido muy reducida.


¿Qué influencias recoge La fiera y el infausto? ¿Novelas, juegos de rol…?

DÁ: Anne Rice, Bukowski y las novelas adultas de Roald Dahl son mis influencias principales, así que inevitablemente se ven plasmados en casi todo lo que hago (aunque, por supuesto, no son los únicos; cuanto más leo, más autores increíbles descubro). En esta novela en particular creo que puedo destacar la influencia de D&D, Warhammer (juegos de rol) y World of Warcraft (videojuego). Hay pequeños homenajes a todas estas cosas, es algo que me chifla.


Háblanos de la raza ésril.

DÁ: A menudo en la fantasía vemos razas bellas y dignas de admiración o razas toscas llenas de fuerza y honor… o maldad. Me gustaba la idea de mezclar contrastes: belleza y una baja estatura (odio que se desasocien esos conceptos, por eso los ésril son arrebatadores y miden alrededor de un metro cuarenta siendo las hembras ligeramente más altas y corpulentas), poder y matriarcado, religión y caos… piel negra y pelo blanco.
La raza ésril vive en una sociedad matriarcal bajo tierra gobernada por una diosa que fue desterrada allí y transformada en araña como castigo por su ambición. Esta diosa, Latro, es caprichosa y considera que cualquier cosa que se haga para honrarla es completamente legítima, de forma que matar herejes, traicionar y realizar crímenes en general está perfectamente justificado si es en su nombre. Además, cuanto más se parezca alguien a Latro, mejor considerado está: la mujer vale más, el clero vale más, la raza ésril vale más… Lógicamente, existe una parte de la población (la más desfavorecida) a la que está forma de vida, esta pesadilla, se le hace muy cuesta arriba.


¿Deberían preocuparse las lectoras y lectores que se sintieran identificadas con Belhaldy Vrammoryn, la protagonista de tu novela? Háblanos un poco de ella.

DÁ: No creo que sea preocupante. En esencia, Belhaldy no es más que la típica persona que se ha adaptado a los medios que la rodean para sobrevivir: a su alrededor hay maldad, así que ella es mala. Es como quien se cría con una ideología política determinada o una religión concreta porque es lo que aprende mientras crece. Digamos que Belhaldy está en ese punto previo a comenzar a estudiar su opinión real respecto a lo aprendido (que no digo que nos engañen de niños, sino que todos deberíamos poder argumentar por qué pensamos como pensamos y no de otra forma). Desafortunadamente, mucha gente no pasa por esa pequeña crisis y no se cuestiona quién es ni por qué es como es.


Háblanos de la caverna Zendalure, de su sociedad y de sus costumbres políticas y religiosas. ¿Qué papel tienen las mujeres/elfas oscuras? ¿Y los hombres/elfos oscuros?

DÁ: La política es simple: gobierna quien tiene más poder y sobrevive para ejercerlo. Y ¿dónde está el poder? En la religión y en la magia. El poder físico queda en un tercer plano con forma de milicia. Otro punto a favor de quien quiera gobernar es disponer de atractivo y carisma.
La religión obliga a las mujeres (ocasionalmente a los varones) a rendir un culto constante a Latro y a realizar sacrificios en su nombre. Muchas ceremonias, una gran entrega, rezos y cánticos, magia… Para quienes tienen otro tipo de intereses (digamos intelectuales) puede ser una gran pérdida de tiempo, ya que si no cumplen sus deberes religiosos, posiblemente sean asesinados por herejía.
El papel de la mujer es el de dominar mediante el poder divino. Aunque también pueden ser magas o guerreras. Ellas son las estrellas de este mundo, ellas deben estar contentas, atendidas y satisfechas. Ellas mueven los hilos. Ellos… bueno, son meros caprichos. Está bien que se diviertan con la magia o con la milicia, pero si adquieren demasiado poder o protestan, lo suyo es matarlos para que no molesten.
Quizá lo único positivo que podemos decir de esta sociedad es que es completamente bisexual (la bisexualidad es un tema recurrente en todo lo que escribo). En la sociedad ésril los sexos están tan segregados que tanto los hombres como las mujeres solo encuentran igualdad de condiciones cuando se relacionan con su propio género, así que a nadie le extraña o escandaliza que estén con unos o con otros (algo bueno tenían que tener, no iba a ser todo muerte y destrucción).


Háblanos un poco de Memoria portátil.

DÁ: Memoria portátil es una historia que escribí en el año 2012 preguntándome qué podía llegar a saber de nosotros la gente en base a lo que escribimos (aunque no he llegado a plantearme publicarla hasta este 2018, que la he autopublicado). El protagonista, Jaime, encuentra un disco duro que contiene un montón de historias que le hacen reír, reflexionar y le hacen sentir que ha estado incluso hablando con alguien. Leyendo, Jaime pierde sus prejuicios contra la comunidad LGTB y se plantea si realmente sabe escuchar a su familia y amigos. Inevitablemente, al final se pregunta de quién son las historias y trata de localizar al autor/a… sobre todo porque al poner en orden temporal las historias detecta un cambio que le asusta muchísimo. La historia es realista, muy breve, tiene lugar en Madrid y toca, entre otros temas, el suicidio, la depresión, la soledad y la LGTBfobia que se muestra de forma involuntaria cuando uno cree ser tolerante.


¿Qué libro o autor/a te ha marcado más a lo largo de tu vida?

DÁ: Creo que ese es Bukowski. Siempre me ha impresionado su sinceridad y lo directo que es. Pero sobre todo el hecho de que nunca haya intentado darle lecciones morales a nadie, que coja la realidad, la describa y diga: «es lo que hay, y no voy a luchar por cambiarlo».


¿Qué estás leyendo? ¿Cuál es tu género favorito?

DÁ: Llevo todas las vacaciones leyendo relatos variados de amigos y conocidos, sobre todo de gente de Wattpad que me ha pedido mi opinión. Me temo que tengo una bonita lista de lecturas de Lektu que he ido posponiendo, y luego quiero seguir leyendo a Jane Yolen. La fantasía me fue indiferente hasta que llegué a ella el verano pasado. Mi género favorito es el realismo (soy algo aburrida), y después supongo que van los vampiros. Crecí con El pequeño vampiro, de Angela Sommer-Bondeburg.


¿En qué estás trabajando actualmente?

DÁ: Tengo varios proyectos a la vez. Quiero hacer una segunda parte de La fiera y el infausto, pero aunque llevo un año intentándolo y sé exactamente qué quiero contar, no logro arrancar. Hay cerca de diez borradores archivados. Tengo a medias un relato muy corto romántico (LGTB, ya he dicho que procuro darle bi-sibilidad a los míos… matadme, mis chistes son todos así) y un reto personal de microrrelatos para el mes de enero.


¡Muchas gracias por dedicarnos un ratito de tu tiempo, Desiree! Esperamos seguir leyendo tus sangrientas historias de mundos bajo tierra.

DÁ: ¡Gracias a vosotros por vuestro tiempo y paciencia! Espero no haber sido demasiado cansina. ¡Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s