·Título: Ser leyenda
·Autor: Fernando Del Hambre
·Género: cómic
·Fecha: enero de 2019
·Editorial: Bandaàparte
·Páginas: 200
·Valoración: Imprescindible
·Enlace a la compra

51549817_2124433427599809_3044684762603061248_o.jpg


Ser leyenda, un cómic de Del Hambre en Bandaàparte

Con Ser leyenda entre las manos, una ya comienza a sentirse diferente. No sabe si es por ese rosa millenial, por personajes tan cautivadores como Rombo y Calamidad o simplemente por la idea tan loca que propone ya en su contraportada:

Imagina un planeta donde Chuck Berry pasea en un viejo Cadillac junto a Joe Strummer y David Bowie escuchando a todo volumen el Back to Black de Amy Winehouse. Un sitio donde la Santa Pizza es una religión, donde enormes gatos con rayos equis en los ojos o cartoons animados con cabeza de donut fuman picadura selecta. Imagina una ciudad extremadamente caliente gobernada por un helado de wasabi. Imagínalos bailando como egipcios en un lugar donde todos son adictos de la vieja escuela y se mueren por sacudir frenéticamente las caderas.


 Guau. Vaya carta de presentación. El paraíso más loco, suave y surrealista se abre ante nuestras manos pidiendo rock and roll. Sin saber cómo, tus pies comienzan a moverse, Rombo te conquista el corazón y te sientes amiga íntima (y cómplice) de Calamidad. Ese mundo mola mucho y no faltan los gatos, Los Hola o el Señor Glacé. Rápidamente te haces seguidor de la Iglesia de la Santa Pizza y fan sin condiciones de Rombito, aunque no sepa cantar. Este mundo te atrapa, es maravilloso. Su descubrimiento se alterna con las canciones del LP de Rombo al más estilo old school…

Y cuando ya no se puede estar más maravillado ante una obra gráficamente per-fec-ta (sí, sí, el libro más maravillosamente editado de Bandaàparte), te pegan un puñetazo en el estómago y de repente todo adquiere muchas más lecturas.  Hay una mordaz crítica a la industria musical (que probablemente beba de las incursiones del autor en la música) que termina por hacer que recomendemos Ser leyenda a todos nuestros amigos (y no sólo a los músicos, también a los poetas y demás artistas de la pista).

Sin hacer spoilers, confesaré que Ser leyenda te enfrenta contra tus propios deseos de eternidad como creador. Te pregunta qué quieres, qué vas a hacer. A estas alturas del viaje, Rombito ya es uno más, como tú, y Calamidad casi un agujero negro que te absorbe pero… ¿Qué elegirás? ¿Qué coste tiene ser una auténtica leyenda?

Y ante semejante fascinación no podíamos sino contactar con los editores, con Marga, Antonio y Pedro, de Bandaàparte, para que nos proporcionen las claves de aquello que subyace en el libro pero no se ve y nos pongan los dientes largos con sus próximas apuestas como editorial independiente que publica a músicos no escritores (o algo así).


¿Cómo surge la idea de poner en marcha una nueva línea (Bandaàparte Gráfica) con este libro?

Editorial Bandaàparte: Lo cierto es que Ser leyenda es nuestra cuarta publicación en la colección Gráfica, que se inició en 2014 con Suite Sinatra, un álbum que es un breve estudio sobre la arquitectura del Relax en la Costa del Sol de Joaquín Peña-Toro, artista plástico, y que parte de una serie de cuadros que el autor había realizado a partir de una anécdota que protagonizó Frank Sinatra en el Hotel Pez Espada de Torremolinos en el año 65. Después vino Historia de Iván, que es el primer cómic de Andrés G. Leiva y que recuperamos para las librerías en su 15 aniversario. En 2017 salió Leyendas desde el pantano, de Antonio J. Moreno «El Ciento», una obra gráfica que narra las aventuras de carretera de la banda de blues Guadalupe Plata. En este 2019 publicamos Ser leyenda, de Fernando del Hambre, al que le teníamos muchas ganas y que por las primeras impresiones que nos llegan está consiguiendo hacernos un hueco entre las editoriales de cómic nacionales.


¡Madre mía! ¡Cómo me he columpiado! Y eso que tengo en casa Leyendas desde el pantano, firmado por el autor, incluso. Bien, olvidemos este lapsus imperdonable. ¿Cómo supisteis de Del Hambre y su proyecto Ser leyenda? ¿Qué es lo que más os interesó de él?

EB: Acabábamos de empezar con la editorial (2012) y Del Hambre fue el primer ilustrador que se puso en contacto con nosotros vía mail para ofrecernos su colaboración. Ya le habíamos echado el ojo a sus dibujos un tiempo antes, así que realmente nos emocionó que nos escribiera. Desde entonces le seguimos la pista, hasta que un día nos encontramos físicamente en el Hostia un Libro de 2014, nos reconocimos a la primera y quedamos en vernos otro día para un café y una charla más pausada. De aquello resultaron un montón de cervezas y una noche de rock and roll en el Templo del Gato. Era evidente que algo nos unía. Así que le propusimos que hiciera su primera historieta larga, algo a lo que él ya le tenía ganas. Desde entonces hemos compartido ratos de amistad y bares. En enero de 2019 sale, por fin, Ser leyenda. De Del Hambre siempre nos interesó su propuesta gráfica, su sello personal y todo el universo que giraba a su alrededor, además de que es un gran tipo. Ambos hemos ido creciendo a lo largo de estos años, así que nos alegramos de que, aunque haya pasado un largo tiempo, Ser leyenda se publique justo ahora, que todos nos encontramos en mejor posición para respaldar una obra absolutamente genial como esta.


Dadnos una pista de más libros de este tipo  que vayamos a encontrar en Bandaàparte.

EB: Este año los dos primeros títulos se incluyen en esta colección gráfica. Ser leyenda ya está en librerías y en estos días nos lanzamos al vacío, una vez más, con una apuesta fuerte que esperamos que guste mucho.

De momento no podemos darte más pistas sobre la colección a largo plazo, lo que sí es seguro que esta es una apuesta por historias underground, autores con carácter e imaginario propio.


¿Tenéis en mente iniciar alguna otra línea?

EB: Nuestro propósito a corto plazo es seguir haciendo crecer las líneas que ya están abiertas, con especial atención a Uno de los nuestros, que creemos es un formato 100% Bandaàparte y que ya cuenta con las obras de Niño de Elche, Kike Maíllo y Enric Montefusco.


Para vosotros, música y libros es el binomio perfecto. ¿Hay alguna fórmula mágica para que Bandaàparte continúe adelante como editorial independiente, con lo difícil que es eso en el contexto actual? ¿Creéis que contáis con las claves para ser  leyenda?

EB: La música, la literatura, el cine y la parte de exploración personal que vincula a la naturaleza y la aventura con estas artes han formado siempre parte de nuestras vidas y de nuestra forma de entender el mundo, eso es lo que hemos transmitido a la editorial y de ahí surge nuestro catálogo. En cuanto a la fórmula mágica diríamos que es… poco mágica, la única forma de sobrevivir es que se vendan libros. Y precisamente ahí reside la dificultad para las editoriales realmente independientes, ser fiel a tus ideas en el contexto actual no casa con el mainstream. Hay casos muy concretos que lo han conseguido, uno del que nos alegramos mucho es del de Vetusta Morla. Las claves, sin duda, están en el trabajo duro y ni eso nos asegura “ser leyenda”.


Por cierto, una editorial tan especial como vosotros, ¿trabaja con encargos o a través de la selección de aquellos proyectos que caen en su radar?

EB: Bandaàparte nace de la idea de ir a buscar a los autores, precisamente de buscar autores en otras disciplinas artísticas y de los que creemos que tienen talento para la literatura. Siempre hemos tirado de lo que nos gusta y de gente que tiene una trayectoria, pero sobre todo una historia detrás. En la mayoría de los casos, a esos autores a los que hemos ido a buscar ya le había asaltado la inquietud por la escritura, así que tenían material para comenzar: ahí están Raúl Bernal y Santi Campos, nuestro punto de partida. En otros casos ha sido pura provocación, como con Niño de Elche o Enric Montefusco. Creo, además, que esta es una de las labores de la editorial que no se conoce mucho. Después, en cada cruce de caminos hemos ido dando con otros autores que se han acercado a nosotros y de los que nos sentimos realmente afortunados, como Alfredo González o Ricky Lavado, a los que igualmente habríamos acabado llamando a su puerta. Alicia Sornosa, nuestra motera preferida, que llegó por una buena amiga (Clara Peñalver), o Santiago Aguilar que es uno de los más prolíficos en la editorial y que vino de mano de Edu Galán de Mongolia. También ha habido obras por encargo que se han convertido en obras propias como en el caso de Marta Jiménez y Yo, Bill MurrayBenja Villegas, por ejemplo, ha conseguido sacar adelante un proyecto multimedia absolutamente genial (Elpaso. A punk story) por la libertad que tiene con nosotros, a las locuras sensatas siempre decimos sí. Seguiría hablando de cada uno de ellos pero… lo dejo aquí para pasar a la siguiente pregunta. De lo que queda constancia es de que todos debimos vender parte de nuestra alma en cada cruce porque ahora somos una gran familia.


Echamos en falta la obra de más músicas en vuestro catálogo… ¿Tenéis a la vista algún proyecto con alguna autora? ¿Cuáles son las músicas que deberían formar parte del catálogo de Bandaàparte?

EB: ¡En Bandaàparte también las echamos en falta! Ha habido numerosas propuestas por nuestra parte a las chicas de la música, pero hasta el momento no hemos conseguido un sí por su parte. Seguimos trabajando en ello y seguro que podremos traeros grandes obras.

51140350_2124433407599811_834629161996779520_o.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s