·Título: Les sangs [Las sangres]
·Autora: Audrée Wilhelmy
·Traductora: Luisa Lucuix
·Género: bizarro
·Fecha: septiembre 2018 (original 2013)
·Editorial: Hoja de Lata
·Páginas: 192
·Valoración: Aceptable
·Enlace de compra

Portada_Sangres_web.jpg


No sé por qué me decido a escribirte hoy. Ayer me hiciste una visita y, por lo general, siempre que te vas suelo venirme abajo y dejarme invadir de nuevo por la desesperación. Pero esta vez no. Esta vez escribo. Esta mañana le he gritado a una de tus pollitas que me buscara lápiz y papel.


Curiosa manera de reimaginar un cuento. ¿Bizarro?

Audrée Wilhelmy (Cap-Rouge, Québec, 1985) es una joven pero destacada escritora francocanadiense. Doctora en Estudios y prácticas de las Artes (2015), vive consagrada a la escritura.

Publicó su primera novela en 2011, Oss, que resultó finalista en el prestigioso Premio del Gobernador General por la crítica canadiense. Recientemente ha publicado su última novela Le corps des bêtes (2017).

La obra que ocupa esta crítica sería su segunda publicación, editada originalmente en 2013 en Francia, adaptada dos veces al teatro y altamente galardonada: Premio Sade 2015, finalista del Premio de los Libreros de Quebec, del Premio France-Québec y nominada al Premio Marie-Claire y al Premio de los lectores de la revista suiza L’Hebdo.


Féléor Barthélémy Rü es joven, atractivo y rico. Vive en un gran castillo en la Cité, una villa misteriosa, y siente un placer desmedido por la carne cruda y por la brutalidad en todas sus formas. Fascinadas por sus aristocráticos modales y por los escabrosos rumores que envuelven al joven seductor, siete mujeres no dudarán en casarse con él, dispuestas a dejarse llevar por las más oscuras fantasías amorosas.


He tenido que informarme un poco de los orígenes de esta historia porque lo cierto es que al leerla me sentí muy desconcertada. Es verdad que, como no esperaba menos, la narrativa es poética, preciosa, metafórica y cuidada. Pero la trama no la llegaba a encajar, como tampoco encajaba el rol de unas mujeres (siete en total) que habían llegado a estas páginas para dejarse matar por su marido.

Al parecer, Las Sangres es una reinterpretación del cuento clásico del ogro Barba Azul de Perrault. Un hombre rico, rechazado por su barba azul, parece azotado por la desgracia: se ha casado varias veces, pero todas sus esposas han desaparecido. Finalmente, una vecina accede a contraer matrimonio con él (tentada por su riqueza y sus lujos). En uno de los viajes de su marido, la nueva esposa encuentra en una habitación prohibida los cadáveres de las anteriores mujeres. Y mucha sangre.


Féléor me ha hecho caso, todavía me escucha. Mientras hagamos el amor y lo tenga satisfecho, seguirá apegado a mí. Por eso es, precisamente, por lo que cada noche, a pesar de mi debilidad, retomamos nuestros asaltos.


Wilhelmy pretende hacer un ejercicio de memoria a estas esposas, dotándolas de circunstancias, personalidad y voz. Mercredi, Constance, Abigaëlle, Frida, Phélie, Lottä y Marie. Ellas escribirán siete breves diarios en los que relatarán su vida junto a un personaje tan excéntrico como Féléor. Así, la obra que llega a nuestras manos es una elaboración del propio (siete veces) viudo que decide reunir sus historias a modo póstumo.

Me ha resultado una historia extraña con la que he conectado desde muy lejos. Tal vez porque la temática me resultaba compleja y un tanto hiriente: mujeres sumisas al yugo de un hombre que adquiere y domina, abusando de un poder autoasignado. Aunque según he entendido, la autora plantea aquí un juego pretencioso y erótico. Porque según los testimonios, podemos intuir que algunas de las víctimas de Féléor están felices por el destino que les espera.


Nadie me ha enseñado nunca a pensar así, a explicar. Incluso a través de las palabras, lo único que consigo es mostrar las cosas. Eso me enfurece.


La estructura, dividida en los siete diarios y las posteriores aclaraciones del marido, tampoco ayuda a que como lectora hubiera conseguido más química con estos personajes y con la ambientación en sí. Digamos que lo que más he disfrutado ha sido la inteligencia narrativa, el dominio del lenguaje y el sarcasmo hermoso latente. Sí, existen destellos de brillantez, pero yo me pregunto dónde está la razón de ser de esta compilación tan extraña. 

Aquí, en A Librería, mis compañeras han reseñado en más de alguna ocasión el género llamado bizarro. Yo me voy a atrever a etiquetar este conjunto de historias como una antología bizarra, grotesca y un tanto arriesgada. Me cuesta definirla y comprenderla, tal vez no estoy en disposición para ello. No puedo decir que no me haya gustado, pero sí que pasará de manera fugaz en mis recuerdos lectores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s