·Título: Cuéntame un cuento japonés mientras el mundo se acaba
·Autora: Maria Antònia Martí Escayol
·Género: ciencia ficción
·Fecha: febrero de 2019
·Editorial: Cerbero
·Páginas: 243
·Ilustración: Calavera Diablo
·Valoración: Excelente

DxyijCHXcAEvUDw (1)


Maria Antònia Martí Escayol (Terrasa, 1972) es doctora en Historia ambiental y docente titular en la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB). Allí imparte, entre otras materias, Historia premoderna de Asia Oriental. Ha publicado varios libros y artículos en revistas académicas y ha sido invitada como investigadora en la Sophia University de Tokio, Japón. También trabajó como profesora invitada en la Truman State University de Missouri, EEUU. Ha traducido a Margaret Cavendish (una de las precursoras de la ciencia ficción y autora de El Mundo Resplandeciente), Anibale Fantoli o Thomas Bisson y fue finalista del Premio Minotauro de literatura de ciencia ficción y fantasía en 2014. Ha publicado ficción breve en las revistas Paper de Vidre Supersonic y en las antologías Alucinadas II (2016), Alucinadas III (2016) y Visiones (2017), entre muchas otras. Es coeditora de la revista MaMuT, que trata, sobre todo, la genealogía de la fantasía y la ciencia ficción en el arte.


El mundo se acaba entre relatos de belleza… y horror

Tras presentar a una autora como MA Martí Escayol solo podemos aplaudir. Todo lo que ha llegado a hacer por la literatura de género en los últimos años es, simplemente, abrumador. Por ello es fácil llegar a cierta conclusión: la experiencia, los lugares en los que ha vivido, las autoras que ha leído y traducido y, por supuesto, los idiomas que domina, la convierten en una figura literaria única.


¿Quién mueve a quién?
¿A mí también me mueve alguien como yo muevo a mi sombra?


Hoy reseñamos en exclusiva Cuéntame un cuento japonés mientras el mundo se acaba, una novela a la que podemos etiquetar como de ciencia ficción, pero que bien podría enmarcarse dentro del género de fantasía onírica, terror o, cambiando ya de formato, poesía o relato. La novela será oficialmente presentada el 22 de febrero en la librería Gigamesh de Barcelona (este es también el día de su lanzamiento oficial porque a la editorial no le da la vida) y, un día más tarde, será presentada de nuevo en la tienda japonesa Eikyô, también en la Ciudad Condal.

Cuéntame un cuento narra la historia de  Jinen, un japonés recluido en su hogar –que es su santuario– al más puro estilo del fenómeno hikikomori. La autora nos explicó en una entrevista para el podcast Café Librería (que tendréis disponible en unos días) que se empapó de la cultura japonesa cuando vivió una temporada allí y, de esas vivencias, nació este libro.


Entiende que esa persona vive una vida trazada con pocas pinceladas. Y, por ello, vive una vida suprema. Y entiende que lo oriental, tal y como se percibe en Europa, no es más que un supermercado espiritual, una banalización frívola de una sensibilidad que, por ser mínima, lo abarcaba todo.


Por ello podríamos considerar que Topaz, la extraña, la visitante que acompaña a Jinen en su periplo, es la propia autora que, a través de los ojos de una extranjera (los extranjeros también somos la mayoría de lectores), nos revela los misterios de un Japón que contempla como el mundo se acaba.

Cuéntame un cuento es un libro muy especial. Una maravilla inclasificable o total, según queráis considerar, en la que su autora nos lleva de la mano hacia un viaje surrealista en el que todo vale: la ciencia ficción de una Tierra devastada por la actividad humana, el terror de un mañana que pronto no existirá, la fantasía difuminada entre la realidad y los sueños, las poesías que sirven de interludio y los breves cuentos japoneses que nos cuenta Jinen, como si así su realidad fuese capaz de volverse lúcida de una vez por todas.

Y el final, ese final…

Maria Antònia ya me fascinó con Margaret, su relato publicado en la antología Alucinadas III. En él hace eco de la sutileza para encandilar al lector, que deberá leer entre líneas e interpretar la historia a su manera. En Cuéntame un cuento sucede algo similar: hay tantas líneas de lectura, tantos detalles fantásticos mezclados con lo cotidiano –la obra es en realidad un retrato de la sociedad nipona y, al mismo tiempo, una contradicción– que merece la pena volver a repasar algunos de sus pasajes.


—También nosotros somos efímeros. Somos esa flor, esa luz o ese color desapareciendo. Y eso nos sobrecoge. Sabemos que nada ha existido en vano, que nosotros no existimos en vano. Todo ha existido para que alguien lo mire, aunque solo sea por un breve y efímero instante.


Pero la belleza de esta creación no se queda solo en la temática y en los géneros por los que se atreve a moverse. El estilo de Martí Escayol es impecable y ha logrado que me enganchara a la lectura de un modo que en muy pocas ocasiones tengo el placer de disfrutar. Repeticiones bellísimas (¡qué maravilloso recurso cuando se emplea con maestría!), metáforas u otras figuras retóricas que te devuelven a un pasaje anterior son solo ejemplos de los matices que tiene esta novela.

Sin más, os invito a todas a la presentación del viernes en Gigamesh y a la del sábado en Eikyô. Si no os he convencido para leer a MA, dejad que ella misma lo haga.

También diré que hay algo sobre este libro que todavía no puedo revelar, pero que os fascinará, aunque no tanto como su historia.

5 comentarios sobre “[Exclusiva] Cuéntame un cuento japonés mientras el mundo se acaba, de MA Martí Escayol

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s