·Título: Azul Estocolmo
·Autora: Carmen Sereno
·Género: romántico, chic
·Fecha: febrero de 2019
·Editorial: Principal de los Libros
·Páginas: 392 páginas
·Valoración: Sí, recomendable
·Enlace a la compra

41yJL89qZLL.jpg


—¿Sabes lo que me pasa contigo, Eric? […] Que tengo el síndrome de Estocolmo.


Un viaje, un análisis social y un motivo: Azul Estocolmo

Con motivo de la reciente convocatoria romántica llevada a cabo por David Pierre y una servidora para la editorial Pluma de Cristal (que finalizó hace muy poco) le estoy cogiendo el gusto a esto de volver a leer y escribir género romántico. Y si es de tan buena calidad, con una narrativa tan preciosa y ese afán por reinventarse que ha traído Carmen Sereno, mejor que mejor.

Sí, con Carmen ya hablamos en A Librería con el motivo de su Premio Chic, de Principal de los Libros con su opera prima Maldito síndrome de Estocolmo. Ahora ya, unos meses después, podemos disfrutar del último tomo de esta bilogía. El esperado desenlace de la historia de Ana Luna y Eric Grau. Atentas a la sinopsis:

Él y yo volveríamos a encontrarnos en cualquier otra vida.
Ana Luna ya no trabaja en Laboratorios Grau. Es hora de buscar un nuevo empleo y sacarse a Eric de la cabeza. Y del corazón. Pero, ¿cómo se puede olvidar a alguien que se ha metido en lo más profundo de tu ser? Cuando por fin empieza a ver la luz al final del túnel y a recuperar el control de su vida, la repentina aparición de Eric y su inesperada propuesta pondrán a prueba su voluntad.  
¿Aceptará Ana que su síndrome de Estocolmo nunca se irá?


La anterior parte terminaba con un final abrupto y cruel en el que Carmen Sereno dejaba la miel en los labios a una secuela que, por fortuna no se hizo esperar. Mientras tanto, esta periodista nacida en Barcelona en 1982 no ha hecho más que cosechar buenas opiniones y encabezar los ránkings de ventas. Fenómenos como el de esta saga de dos novelas no se ven todos los días, así que desde A Librería solo podemos darle nuestra más sincera enhorabuena.

Azul Estocolmo comienza con una Ana Luna devastada. Ha perdido su empleo en Laboratorios Grau y ha roto cualquier relación con Eric Grau, su antiguo jefe y su ferviente amante/íntimo enemigo. La premisa inicial de esta novela nos muestra un mercado laboral salvaje, imposible y crudo. La realidad de la millennial protagonista no es, precisamente, un cuento de hadas. Pero el alquiler no se paga solo, así que finalmente comienza a trabajar para una consultora por mucho menos dinero y en peores condiciones.


Luego, al quedarme sola, oigo un crac. Conozco bien ese sonido. Es el que hace el corazón cuando se rompe y se derrama por los ojos. Entonces siento que toda esta luz es una gran mentira; su casa es el lugar más oscuro que he visto en mi vida.


Sí, es una novela chic, pero el drama social es un componente muy importante. Mucho más, si cabe, que en su predecesora. Y me atrevo a decir ya, desde aquí, que me he encontrado mucho más cómoda y satisfecha con el segundo tomo que con el primero. Noto un estilo narrativo más asentado, también más firme, más seguro. A pasos agigantados, Carmen Sereno se impone con su estilo sarcástico y ácido, a caballo entre la delicadeza y el romanticismo más urbano.

Por supuesto, tendremos noticias de Eric Grau. Y cabe decir que tendrá un papel mucho más importante en Azul Estocolmo. Lo conoceremos mejor. De hecho, he llegado a empatizar mucho más con la figura del joven empresario millonario que con la de Ana Luna, a pesar de que nuestra posición social es mucho más similar. Algunas pistas: familia disfuncional, presión social, problemas de autoestima y una tremebunda ansiedad. Sí, al parecer Iceman es mucho más de lo que parecía.


—Ya lo sé, älskling —susurra y me dedica una mirada admirativa—. Pero no puedo evitar que me duela.

—No vuelvas a llamarme así si luego vas a desaparecer —le reprocho.


La evolución por separado se traducirá en un mejor funcionamiento de las escenas en conjunto. Sin poder desvelar mucho de la trama, os diré que Carmen Sereno consigue mejorar los diálogos entre ambos, los acercamientos. Las riñas pasan a un plano más superfluo para dar lugar al dolor y a la intimidad. La honestidad parece querer instaurarse, las ganas de encontrarse, las ansiedad por vencer todos los obstáculos. Este es el camino que sigue, sin descanso, la trama de este desenlace.


erasmus-stockholm-estocolmo-stockholm-f5a2a9f0e9a384c4136c6b1951b9804e.jpg


Y Estocolmo y su cultura, parte que echábamos más en falta en la anterior entrega, renace en su peno esplendor, empapando con verdadera hermosura diferentes capítulos de este libro que se convierte, sin lugar a dudas, en uno muy especial.

Con este segundo título, más adictivo incluso que el anterior y con un estilo de escritura poderoso y personal, creo que Carmen Sereno ya se instaura en un lugar importante dentro de la literatura actual. Que puede hacer lo que se proponga. Que no tiene miedo. Y que, sobre todo, tiene una facilidad especial para enamorarnos.


Nuestra piel empieza a quemar la una sobre la otra y nuestras manos, que buscan con ansia rincones húmedos, consiguen que aumente más el calor. Su saliva se mezcla con la mía; el sudor se condensa. Nuestros labios, que ya solo se separan el tiempo estrictamente necesario entre beso y beso, se atreven a pronunciar palabras que ofendería al pudor fuera de estas sábanas en llamas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s