·Título: Atrasis vol. 2: Cuentos de nueva fantasía
·Autoras: VVAA
·Género: fantasía
·Editorial: Triskel Ediciones
·Páginas: 133
·Valoración: Regular
·Enlace para la compra

atrasis-2.jpg


El alivio era agua fría sobre piel quemada.


Hoy os hablo del segundo volumen de Atrasis, ya que el año pasado tuve la suerte de poder reseñar la primera parte y me apetecía leer la segunda para descubrir nuevos talentos de la literatura fantástica.

Para los que no lo sepáis, Atrasis: Cuentos de nueva fantasía surge de los cursos de Teo Palacios, Casa Tomada, Portal del Escritor y Triskel Ediciones. Todos los relatos que encontramos en la colección (nueve en total) han sido escritos por los alumnos de estos talleres y, además, algo que mantienen al igual que en la anterior edición es que parte de los beneficios del libro irán destinados a la Federación Española de Enfermedades Raras, labor que me parece loable y que no puedo dejar de señalar.

En esta ocasión la reseña no va a ser demasiado positiva porque la mitad de los relatos no me han impresionado y, los que lo han hecho, ha sido porque la comparación con los anteriores les hacía sobresalir.

Os iré hablando de los relatos de manera individual y contándoos lo que me ha llamado la atención o lo que no me ha gustado.

El primer relato, Más allá de las montañas, de Mónica García Llamazares, es uno de los que más me ha decepcionado en perspectiva. Es una historia con mucho potencial, bastante original en su planteamiento y argumento que, sin embargo, no termina de transmitir nada al lector.

Bolardo, de Tomás del Rey, es uno de los que menos me ha gustado. Tengo que reconocer que me ha parecido una historia absurda desde el principio, pues esperaba que en algún momento hubiese un giro, algo de acción, un clic que hiciera que la historia se volviera interesante. Pero no lo hubo y al acabarlo me quedé igual de desconcertada que al principio.

La migración de los diplodocus, de Francisco Beltrán, me ha parecido el gran acierto de esta antología. La verdad es que este relato me parece original y bastante atractivo. Tiene un comienzo muy potente, pero esta fuerza no se va diluyendo con el paso de las páginas, sino todo lo contrario. Me parece una historia muy bella e interesante.

Tres vidas por un alma, de Marina Tena Tena, es el otro de los relatos que más me ha gustado. Creo que el planteamiento de la historia no es de lo más originales; me parece una historia un poco predecible, pero la autora lo ha sabido llevar muy bien y su prosa es la que más me ha gustado.

Lo que cree, de María Beltrán Catalán es uno de los relatos que más pesados se me han hecho. La historia me parece muy interesante y creo que tiene un argumento bastante original, pero su desarrollo me ha parecido lento y tedioso, confuso… Es como que le falta algo para brillar como debería.

Luces, sombras y recuerdos, de Rober Rodríguez: Qué decir de este relato… Me parece el más largo y tedioso de todos. Cuando leo este formato, me gusta sumergirme intensamente en una historia durante un breve período de tiempo para poder desconectar durante un rato de la realidad y esta historia solo hacía que quisiera dejarla. Si el libro lo hubiera comprado yo, probablemente lo hubiese saltado y ya está, pero como la editorial ha sido tan amable de enviarlo, no me parecía justo dejarlo a medias. No puedo decir nada positivo de este relato, pero tampoco sé qué habría hecho de él un relato atractivo… Por lo que creo que lo mejor es no decir nada más y que, si lo leéis, me deis vuestra propia opinión…

Hipervínculos, de Marina G. Quintana, es una historia de esas que te ponen los pelos de punta. Creo que es una historia con toques muy originales, aunque también es verdad que me parece que se queda un poco corta y que podrían haberse explicado más cosas. Pero, a pesar de todo, la idea me parece muy correcta y entretenida.

Esos ojos, de Pablo Casanueva: este relato me produce sentimientos encontrados, ya que me parece un relato estremecedor y bastante duro, un relato de esos que te llegan bien dentro y que te dejan esa extraña sensación de que te falta algo cuando los terminas pero, a la vez, tiene algunos toques mucho más rudos o incluso humorísticos (y un poco oscuros) que realmente no me gustaron. Me costó bastante entrar en la historia, es más, al principio tuve la sensación de que iba a ser otro de los relatos que se iban a llevar una mala crítica, pero hacia el final fue mejorando considerablemente hasta convertirse en uno de mis favoritos de la antología.

Y ya llegamos al último relato, Encuentros, de Elena Tejedor. De nuevo, nos encontramos con una historia típica: el muerto que vuelve en busca de venganza, pero muy bien llevada y con ciertos toques bastante interesantes que hacen que al final, a pesar de los malos relatos con los que me he encontrado, cierre la antología con buen sabor de boca.

No sé si en esta ocasión puedo recomendar la antología porque los relatos que me han gustado ha sido porque, en comparación con los que no, me transmitían mucho más o, a mi criterio, estaban mejor escritos, desarrollados, pensados.

Creo que, en general, hay planteamientos muy originales pero muy mal llevados al papel, lo que me disgusta porque es un caso claro en el que una buena idea puede ser tediosa si no se desarrolla bien, mientras que un argumento típico (como puede ser el de Encuentros) o una historia típica puede convertirse en algo que enganche al lector.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s