·Título: El abismo [Challenger Deep]
·Autor: Neal Shusterman
·Traductor: Adolfo Muñoz
·Género: aventuras
·Editorial: Anaya Infantil y Juvenil
·Fecha: 2015
·Pginas: 408
·Cómpralo aquí
[Valoración: Excelente]


Veo una página en blanco y no puedo dejarla como está.


Descubrí este libro por la promoción de Kindle Flash. No me sonaba ni la obra ni el autor superventas Neal Shusterman (Nueva York, 1962). El escritor ha recibido numerosos premios, entre ellos el Premio Nacional de Literatura Juvenil de Estados Unidos por la novela que ocupa esta crítica. Ha escrito una treintena de obras entre las que destacan dos trilogías: Everlost y Desconexión. También ha escrito juegos, trabajado para la televisión y está preparando la adaptación de esta novela a la pantalla grande.


el abismo


A pesar de que me costó entrar en la lectura, pues los capítulos son muy breves y están como deslavazados, me ha sorprendido gratamente este libro. Además de contar la historia de una enfermedad mental desde el punto de vista del paciente, la manera de narrar me ha resultado innovadora. Una vez que logras meterte en la historia no puedes dejarla, pero impone un ritmo lento que te lleva a pasear por sus páginas sin prisas.


Empiezo a dibujar lo que tengo en la cabeza, como si por dibujarlo, tal vez, fuera a exorcizar los superbichos de mi cerebro.


Caden Bosch es un chico de quince años con una vida normal. Vive con sus padres y su hermana pequeña, que va a un instituto y adora dibujar. Pero al mismo tiempo, Caden va en un viejo velero de madera y cubierto de pez negra que tiene como destino la zona de la fosa de las Marianas, el fondo del mundo. En realidad, tenemos narrado desde sus ojos un auténtico descenso a las profundidades de una mente enferma.

La realidad de Caden se superpone con esa alucinación, siendo más notable cuando es ingresado por sus desesperados padres en una institución psiquiátrica. Vemos cómo la realidad y la fantasía se entrecruzan sin que el chico sea capaz de distinguir lo real de las voces de su cabeza. Esto es importante por varias razones. La primera que la enfermedad, la psicosis, los delirios y demás sintomatología se reflejan de modo honesto y veraz. También, porque en la ficción siempre se pone el énfasis en la familia y amigos del paciente, casi nunca se reflexiona sobre quién padece este mal, o lo que siente o piensa. Tampoco se culpa a ningún trauma de la enfermedad de Caden. Simplemente la desarrolla como cualquier otro trastorno sin que haya un motivo claro. Caden es un chico muy normal y hasta lleva una vida feliz antes de enfermar. Es destacable también que el autor parece conocer muy bien estos episodios. Según explicó, uno de sus hijos sufre un trastorno psiquiátrico y esta novela fue escrita con su experiencia. También fue el autor de los dibujos que acompañan el libro.


Mis emociones hablan en lenguas desconocidas.


Se nos describe la vida de Caden, que pasa de ser un chico que trabaja con sus amigos en el desarrollo de un videojuego a ser un paciente en un psiquiátrico juvenil. Toda la novela está cargada de un gran simbolismo. Vemos la dureza de la situación para su familia, la relación con los trabajadores del centro y con otros internos… pero Caden no deja nunca de ser protagonista. Además de él y su familia, tienen importancia personajes pintorescos, mitad reales mitad imaginarios, como el capitán del barco, el loro, Carlyle (el grumete), el «oficial de derrota», Calíope (la figura de la proa del barco), etc. ¿Conseguirá Caden volver a la realidad tras su particular descenso a los abismos de la mente?


«Mirad a las profundidades del abismo y el abismo mirará en vuestras profundidades», dice el loro.


En resumen, tenemos una obra catalogada como literatura juvenil que yo considero más apta para adultos que para adolescentes, aunque tal vez los jóvenes que pasen por experiencias similares, tanto en propia carne como siendo familiares o amigos de pacientes, puedan verse muy reflejados. Considero este libro una obra imprescindible para toda persona interesada en aprender sobre la salud mental y la enfermedad. Y todos deberíamos interesarnos en temas como estos, pues se calcula que un cuarto de la población tiene alguno de estos trastornos. Es, además, un libro entretenido con aventuras en su argumento y, aunque no es sencillo de leer ni de digerir, su lectura resulta grata.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s