Si bien nuestra intención inicial se encontraba algo difusa y pretendimos equilibrar las críticas dedicadas a obras clásicas y actuales con las centradas en literatura independiente y autopublicada, no tardamos en darnos cuenta de que las creaciones más actuales (y pertenecientes al mundo de la autopublicación y la literatura indie) necesitaban más voz que las obras más comerciales. No tardamos, por lo tanto, en aumentar el volumen de nuestras reseñas dedicadas a obras de autor y gracias a ello conseguimos crecer considerablemente y, a la vez, descubrimos auténticas joyas. Gracias a este pensamiento, en A Librería hemos colaborado con múltiples blogs, revistas literarias, editoriales y autoras y autores, entre otros.